Entrevistamos a

Airbag

"Tenemos muchos amigos en todos sitios y grupos de todos los estilos con los que nos relacionamos, pero siempre nos hemos sentido un poco fuera de todo. También un poco ignorados por ciertas escenas, festivales y medios. Antes nos jodía, pero ahora nos da igual."

Por -

Airbag cumplen más de 20 años de carrera permaneciendo fieles a sus ideales sonoros, aquellos que los han llevado a ser una de las bandas totalmente imperecederas del panorama nacional. Resulta de lo más curioso como el grupo nunca se ha aferrado a ninguna moda ni ha dado cabida a experimentaciones que los hayan desviado de su inconfundible carácter punk rock, pudiendo afirmar que su estado de inspiración entorno al núcleo melódico resulta de lo más permanente. A lo largo de este nuevo trabajo titulado Cementerio Indie, el primero que publican a través de Sonido Muchacho, dejan claras sus intenciones de sobrevivir a cualquier tipo de industria musical, incluyendo elementos recurrentes en su trayectoria como es el caso de la estética surfista o el componente generacional a estas alturas de lo más infalible. Sin embargo, también han sabido muy bien como contextualizar su eterno espíritu adolescente a los tiempos actuales, sin caer en ningún tipo de revival ridículo sino emplazándolo todo en el lugar preciso. Es por ello por lo que las canciones de Airbag siguen conservando arrancadas de lo más infalibles, adoptando una actitud siempre de lo más combativa y mordiente. Algo así como ser muy consciente del paso del tiempo y unirse a la causa en vez de quedarse a vivir eternamente en los recuerdos, algo que otras bandas de su generación han abrazado desde el primer momento. Aprovechando lo reciente de su nuevo lanzamiento, entrevistamos al grupo.

Los años pasan y vosotros os mantenéis muy fieles a un sonido muy identificativo sin mostrar al mismo tiempo ningún signo de agotamiento. ¿Sentís que tenéis una especie de compromiso con mantener una marca sonora muy identificativa?

Nosotros siempre pensamos que estamos haciendo algo un poco diferente al anterior disco, dentro de nuestra identidad, pero para mucha gente externa parece que siempre hacemos el mismo disco o el mismo sonido. Es algo curioso, los fans más acérrimos si se percatan de todos los cambios e incluso algunos dicen que hemos cambiado demasiado y que ya no es lo mismo, pero luego hay otro sector que nos sigue viendo algo inmovilistas.

Nosotros no tenemos ningún compromiso con mantener ninguna marca, somos un grupo que hacemos pop, surf, punk, powerpop, indierock según nos pide la canción, según nos apetece, lo que no hacemos es pretender ser lo que no somos intentando hacer algo que no sabemos hacer o que no nos gusta, normalmente nos gusta la música de guitarras y melodías, eso está claro, dentro de eso hay muchos matices.

 

Aunque hemos hablado de un núcleo sonoro que siempre se distingue muy bien, en este trabajo también hay interesantes novedades como los sintes que abren el disco o estructuras no tan directas como las de ‘Koi No Yokan’. ¿Creéis que en vuestra forma de trabajar las canciones ha habido bastantes cambios en este disco?

Como te decía antes, en todos los discos hay cambios, sutiles o menos sutiles, los sintes los hemos usado desde el tercer disco y este es el séptimo, no creo que sea nada nuevo, desde el tercero hay toques de grupos como los Rentals o Weezer, guiños a cosas de los 80´s. ‘Koi No Yokan’ tiene una estructura con mucho groove, eso sí es más nuevo porque nunca habíamos hecho una canción con una base así, incluso se podía haber producido más bailonga pero quedó así y nos gustó tal cual... Luego el estribillo es muy clásico nuestro.

Intentamos no repetirnos demasiado, el formato trío y el haber hecho más de 120 canciones te limita y te las tienes que ingeniar. En cada disco metemos algunos acordes que nunca hubiéramos usado antes, aunque sea en detalles hay cambios.

La forma de hacer las canciones es la misma, nosotros y una guitarra acústica, puede que un piano a veces y luego al local a darle vueltas, pero la inspiración para hacer las canciones nos puede llegar de donde menos te imaginas, de músicas muy diferentes que escuchamos, pero luego le metemos y siempre suena a Airbag.

En vuestro primer single ‘El Centro del Mundo’ habláis de esos terrenos bastantes pantanosos relacionados con expresar las opiniones personales y el sentirse ofendido. A la hora de escribir las letras de este tema, ¿tuvisteis que darles bastantes vueltas a la forma de plasmar el contenido que teníais en la cabeza?

Salió bastante fluida y del tirón, luego le dimos algunas vueltas hasta que nos dimos cuenta que le estábamos dando vueltas por lo mismo que dice la canción, por si alguno se ofendía o tal. En entonces dijimos que a la mierda, que la letra está bastante bien escrita y describe bien lo que queríamos decir, es transparente y directa. A quien no le mole está en su derecho de quejarse o hacer lo que le dé la gana. Le hemos dado muchas más vueltas a otras letras de este disco que a ésta.

"Nosotros siempre pensamos que estamos haciendo algo un poco diferente al anterior disco, dentro de nuestra identidad, pero para mucha gente externa parece que siempre hacemos el mismo disco o el mismo sonido. "

Vuestras canciones siempre han tenido un componente generacional bastante marcado que en esta ocasión aflora en temas como ‘Memoriax 500’, donde afirmáis aquello de “de todo eso si se pierde, lo voy a echar de menos para siempre”. ¿Creéis que el contenido generacional de vuestros temas ha ido cambiando enormemente en los últimos años?

Lo que nos pasa es que nuestros gustos son muy parecidos a los que teníamos hace 20 años. Las canciones nuestras hablan de amor/desamor, un tema que no es generacional, sino universal y atemporal. También hablan de cosas que pasan a nuestro alrededor, todo siempre va enmarcado o con un background que da pinceladas de nuestros gustos de antes y de ahora: cine, arte pop, libros, bares, lugares que frecuentamos…

No sé. Hay algunas canciones que inevitablemente suenan nostálgicas o generacionales porque hablan de un tiempo pasado, ubicado en un espacio tiempo concreto. Pero ‘La fuga de Logan’, ‘El centro del mundo’ o ‘El puente de los alemanes” son canciones muy actuales, letras muy cotidianas de este momento. Las generaciones de ahora se pueden sentir muy identificadas.

Al mismo tiempo me gusta mucho como a pesar de lograr temas como ‘Eleven y Mike’, que tienen una bonita mirada hacia el pasado, no acaban siendo invadidos completamente por la nostalgia. ¿Os preocupa que vuestras canciones acaben cayendo en un lado muy nostálgico?

Un poco sí, es fácil caer en la nostalgia llegando a cierta edad pero, si la canción sale de dentro y es sincera, creo que transmitirá algo guay. ‘Eleven y Mike’ tiene una letra que sí puede sonar a nostálgica superficialmente, pero en realidad, si la analizas un poco, el mensaje va más hablando de distintas elecciones de cada persona en la vida. “No fue bastante y te fuiste, conseguiste triunfar, no tienes tiempo ni de respirar, vas con gente importante pero yo sigo aquí, donde ellos veranean”, eso no es nostalgia, es una declaración de principios y un poco de rencor. Y luego está linkeada con el guiño-homenaje una serie tan actual como es Stranger Things.

Más detalles sobre estas nuevas canciones. Tampoco dais la espalda a vuestro lado más narrativo, aquel de contar historias en tercera persona como es el caso de ‘La Fuga de Logan’ pero añadiendo temas de actualidad como puede ser la precariedad laboral. ¿Creéis que las referencias políticas siempre se han tendido a pasar por alto en vuestros temas?

Sí, nosotros no hacemos política, lo que hacemos es narrar situaciones del día a día. Mucha gente de nuestro alrededor, amigos, amigas, familiares, hace mucho que están teniendo que tomar la decisión de irse de su ciudad y su entorno para buscarse un futuro. Hablar de ello no es dar un mitin político o pretender dar ninguna solución a esto, simplemente nos limitamos a hablar de lo que vemos todos los días.

Sí es verdad que en algunas canciones tenemos mensajes un poco subliminales o que pasan desapercibidos. A veces salen solos… como en la ‘La bomba de neutrones’, que menciona a Eva (que “trabaja de 8 a 10”), aquí implícitamente estamos diciendo lo que hay, pero sin dar el mitin, es muy sutil, pero estamos hablando de explotación con solo una frase. La gente estas cosas creo que las pasan por alto, o no, hay gente que lo pilla y te lo comenta, pero para otros seguimos siendo el grupo de canciones de playa.

Las referencias surfistas tampoco podían faltar en este disco como bien mostráis en ‘Cita en Honolulu’, siendo de los pocos grupos de por aquí que logran mantener estas referencias en sus canciones. ¿Creéis que hay elementos recurrentes en vuestros temas que nunca pueden faltar en un álbum de Airbag?

Sí. Ya es un clásico, la gente nos reconoce por ello, pero decimos la verdad. Vivimos en la playa, en Málaga y Estepona. Nos encanta, y el verano es la mejor época para nosotros desde pequeños hasta ahora, así que es una ubicación muy recurrente y real, es parte de nuestro entorno. Cita en Honolulú es una canción que habla de estar un poco perdido, y de encontrar tu lugar en el mundo. No habla de surf, como tampoco hablaba de surf ‘La Ola Perfecta’.

"Nuestros gustos son muy parecidos a los que teníamos hace 20 años. Las canciones nuestras hablan de amor/desamor, un tema que no es generacional, sino universal y atemporal. "

A lo largo de vuestra trayectoria habéis pasado por multitud de sellos, incluyendo una multinacional como es Sony. Sin embargo ahora volvéis a los orígenes apostando por un sello independiente con enorme alcance como es Sonido Muchacho. ¿Siempre os ha movido la necesidad de trabajar de formas muy diferentes todo lo que rodea a vuestros discos?

Siempre nos ha movido la necesidad de sentir que alguien se interesa por ti y quiere trabajar contigo, alguien que crea en lo que estás haciendo. Cuando vemos interés es cuando vemos que algo puede funcionar. Sonido Muchacho puso mucho interés en ficharnos y no podemos estar más contentos, para nosotros ahora mismo el mejor sello y creo que nos entendemos muy bien.

Resulta realmente admirable como a lo largo de vuestros 20 años de carrera habéis logrado sobreponeros a escenas y modas, yendo siempre muy a vuestra bola. ¿Os sentís o habéis sentido en algún momento parte de algún movimiento musical?

No nos sentimos de ninguna escena en concreto, nos llevamos muy bien con la escena punkrock, con la escena indie también. Tenemos muchos amigos en todos sitios y grupos de todos los estilos con los que nos relacionamos, pero siempre nos hemos sentido un poco fuera de todo. También un poco ignorados por ciertas escenas, festivales y medios. Antes nos jodía, pero ahora nos da igual.

Estamos cómodos en nuestra posición y, aunque quisiéramos, llevaríamos fatal lo de seguir alguna moda Me parece algo ridículo, lo veo normal con 18 o 20 años, todos lo hicimos un poco, pero ya. Eso no quiere decir que no estemos al tanto de las novedades y que nos gusten grupos de moda y músicas actuales. Hay mogollón de cosas interesantes ahora.

"Nosotros no hacemos política, lo que hacemos es narrar situaciones del día a día. Mucha gente de nuestro alrededor, amigos, amigas, familiares, hace mucho que están teniendo que tomar la decisión de irse de su ciudad y su entorno para buscarse un futuro. Hablar de ello no es dar un mitin político o pretender dar ninguna solución a esto, simplemente nos limitamos a hablar de lo que vemos todos los días. "

El otro día Joaquín Rodríguez de los Nikis decía de forma muy honesta en una entrevista que hacían sus discos para poder guardar una copia para sus nietos. Para vosotros ahora mismo, ¿cuáles son las principales motivaciones a la hora de seguir sacando discos?

Jajaja… lo leí, nosotros no somos tan pasotas como los Nikis. Nos motiva mucho el hacer canciones cada vez mejores, creo que en cada disco hay al menos alguna canción mejor que las del disco anterior, intentamos que el disco solo tenga buenas canciones y cero relleno. Hacer alguna cosa nueva que no hayamos hecho, grabar mejor, todo eso motiva... Y nuestra motivación principal es pasarlo bien tocando en directo, tocar hasta que podamos o dejemos de divertirnos, ya se sabe que esto tiene caducidad y tenemos que aprovechar el momento.

En todas nuestras entrevistas nos gusta que nos dejéis una pregunta para el siguiente grupo a entrevistar. ¿Cuál es la vuestra?

Pues no sé a quién le pregunto, pero… ¿Hay algún grupo o solista que os mole pero que os de vergüenza mencionarlo en entrevistas o así?

Del mismo modo tenemos una para vosotros a cargo de Jaakko Eino Kalevi, dice así: ¿Cuál crees que será la cosa que más hagas el resto de tu vida?

Espero que dormir, mi plan es hacerlo al menos 7 u 8 horas todos los días.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *