Crónica

Vodafone Paredes de Coura 2015

Viernes

21/08/2015

Por -

El viernes en Paredes de Coura se presentaba plagado de buenos grupos y sobre todo grandes revelaciones, como nos mostraron Waxahatchee y Merchandise en sus respectivos conciertos. Waxahatchee repitió por partida doble en el festival, ya que a media tarde, tuvimos el placer de disfrutar de su acústico en una Vodafone Music Session que se celebró en el cerro de San Sebastián de Cristelo, a unos cuantos kilómetros del recinto del festival. La norteamericana defendió con su guitarra eléctrica un buen puñado de canciones de corte sentimental y amoroso, mostrándonos el lado más desnudo de su música. Bonitas interpretaciones de temas como ‘La Loose’ o ‘I Think I Love You’ bajo un sol espléndido. Como anécdota, destacar que las campanas de la iglesia dieron justo las cinco en el último tema de su set, obligando a que tuviese que repetirlo.

Ya por la tarde, nuestra ruta comenzó con los portugueses X-Wife liderados por João Vieira en el escenario Vodafone. Sabíamos que lo suyo se iba a mover por un synth pop de melodías pegadizas y así fue. Guitarras y sintetizadores se dieron la mano para animar las primeras horas de la tarde, mostrando luminosidad y energía en temas como ‘That’s Right’. Un horario nocturno hubiese sido el más apropiado para sus temas, sin embargo nos quedamos con la buena imagen de las primeras filas saltando a pleno sol.

Waxahatchee

A continuación no nos quisimos perder al único grupo español presente en el festival. Estamos hablando de Grupo de Expertos Solynieve en el palco Vodafone FM quienes seguramente congregaron el menor número de asistentes en una actuación del festival. Sin embargo esto no fue excusa para disfrutar de un directo marcado por el lado más ruidoso del grupo, dejando de cierto modo los fandangos de lado. Cayeron temas más recientes como ‘Colinas Bermejas’ o ‘Claro y Meridiano’, para rematar con la eufórica y divertida ‘La Reina de Inglaterra’.

Cambiando claramente de tercio, los californianos Allah-Las se marcaron un gran directo. La hora perfecta de la tarde para disfrutar de guitarras lánguidas y sonidos surf apagados, todo ello unido al inevitable influjo nostálgico de su música. Arrancando con ‘Busman’s Holiday’ dieron rienda suelta a una hora muy emocionante en el que cada miembro del grupo destacaba en lo suyo. Interpretaron bastantes temas de su último trabajo Worship the Sun, como fue el caso de ‘Follow You Down’ o ‘Artifact’ para que al final del concierto vocalista y batería se intercambiasen los papeles interpretando ‘Long Journey’.

X-Wife

Tras el buen sabor de boca que nos dejaron Allah-Las, llegó el turno de una de las grandes revelaciones de la noche. Waxahatchee se presentaba en esta ocasión con su banda, ocupando a lo largo todo el palco Vodafone FM. Un sonido perfecto y un gran descaro para mostrarnos un lado muy rockero, marcado por las canciones de su último trabajo Ivy Tripp. Katie Crutchfield nos mostró todas sus virtudes. Una voz dulce que es capaz de transformarse en algo áspero en cuestión de segundos y una contundencia envidiable. No faltaron canciones como ‘Under a Rock’ o ‘Bonfire’, tema en el que el grupo hizo gala de una enorme contención del sonido.

Continuando con las grandes sorpresas, Merchandise ofrecieron uno de esos directos que si te los pierdes te arrepientes enormemente. Esa extraña fusión que contiene la música de los Smiths con glam rock, resultó volverse muy explosiva en directo. Una banda entregada, comportándose como estrellas de rock y haciéndonos disfrutar mucho de todo lo espacial que contienen temas como ‘Enemy’ o ese punto de baile hipnótico de ‘Anxiety’s Door’. Todo un acierto contar con ellos en esta edición del festival.

Allah-Las

El panorama cambió completamente en cuanto afluencia y entrega del público con la llegada de Charles Bradley and his Extraordinaires. El concierto con mayor afluencia del día y que no decepcionó a nadie. Ver al norteamericano encima de un escenario es algo que roza el delirio. Su impresionante voz nos hizo saltar las lágrimas a la par que su encomiable entrega a unas canciones repletas de corazón como fueron el caso de ‘How Long’ o ‘Lovin’ You, Baby’. Un músico totalmente emocionado, con grandes discursos sobre la tolerancia que desataron aún más el fervor entre el público. Terminó abrazado a las primeras filas y dejándonos la sensación de que hemos visto al más grande del soul que queda vivo.

Nuestra noche terminó con otros de los platos fuertes de la noche. The War on Drugs demostraron el motivo por el que habían sido colocados cabezas de cartel, haciendo crecer aún más sus canciones en directo. Lo de Adam Granduciel a la guitarra se convirtió en un auténtico escándalo, demostrando un gran virtuosismo. Recuperaron ‘Arms Like Boulders’ en la apertura de su concierto, aunque nos hicieron ver que poco queda de aquellos tiempos donde el órgano era uno de sus grandes aliados. Ahora todo es mucho más grandilocuente, más aún con canciones como ‘Eyes to the Wind’ que sonaron con esa calma característica pero espíritu revolucionario. Tampoco faltó una entregada ‘Burning’ que anticipaba un tramo final del concierto muy acelerado gracias a ‘Your Love is Calling My Name’. Impresionante el crecimiento del grupo, más aún encima del escenario.

Crónica: Jorge Rodríguez Pascual y Noé Rodríguez Rivas
Fotografías: Noé Rodríguez Rivas
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *