Crónica

The New Raemon

Teatro Cervantes

14/02/2013

Por -

Hace un par de discos que Ramón Rodríguez cambió de dirección en su carrera en solitario, desprendiéndose de su parte más sentimental para abordar sus canciones de una forma mucho más visceral. Con Maga como banda acompañante, The New Raemon demostró en el Teatro Cervantes de Valladolid todo el potencial y carisma que poseen sus canciones.

Desde los primeros acordes del tema inicial Te debo un baile, (original de Nueva Vulcano) intuimos que Miguel Rivera y los suyos aportarían un toque más eléctrico a las canciones del autor catalán. Y así fue. Composiciones como La ofensa, Galatea o El refugio de Superman sonaron mucho más contundentes que en la versión de estudio. Maga supieron modular perfectamente a lo largo del concierto toda esa rabia contenida en los dos últimos trabajos de The New Raemon.

La noche transcurrió con un Ramón muy inspirado. Se notaba que estaba cómodo y eso ayudó a introducirnos en sus canciones. Hubo tiempo para hablar de todo, desde cine y las producciones de Richard Donner, hasta su etapa de hombre “sensible” pasando por las comparaciones de su trabajo Libre Asociación con el Estatut. Eso sí, abordado siempre desde el tono cómico que caracteriza al autor.

Aunque Tinieblas, por fin sea su trabajo más reciente, The New Raemon también es conciente de que la gente siempre se muestra muy receptiva a sus canciones más antiguas. De este modo Saben aquel que diu, Fin del imperio o su célebre Yo Garfunkel fueron de las más coreadas de la noche.

La parte final del concierto llego de manera muy estruendosa con alguna de las canciones más duras y reflexivas de su repertorio como Consciente, Hiperconsciente,Kill Raemon o Soñar la muerte. Las distorsiones de guitarra tomaron el protagonismo y nos mostraron a una banda muy integrada con la música del catalán, tanto que parece que lleven tocando juntos toda la vida.

La traca final llego con la versión de Astrolabios tema original de Maga, aunque en esta ocasión la voz la ponía The New Raemon. Como buen caballero que es nuestro amigo, el concierto se cerró con Diecinueve, interpretado por el propio Miguel Rivera. Sin lugar a dudas, uno de los temas más bonitos de la banda sevillana.

El concierto del pasado día de San Valentín nos demostró que The New Raemon ha ido forjando un estilo muy personal a base de letras sinceras que encierran pequeños dramas personales. Aunque ahora nos parezca que Ramón compone canciones más crudas, las letras tragicómicas siempre han estado presentes en su música. Al alcance de muy pocos está esa capacidad de contarnos sucesos negativos sin dejar de lado la parte cómica del asunto, aquella que casi siempre nos provoca una sonrisa.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *