Crónica

Primavera Sound Touring Party 2013

Sábado

23/11/2013

Por -

El esperado Primavera Sound Touring Party por fin desembocó en Valladolid. Tras comprobar como habían ido las primeras paradas del tour gracias a los vídeos del reality, nos tocaba vivir en primera persona la experiencia. Y es que el público también es una parte muy importante de esta gira. En todo momento sentías la cercanía del evento compartiendo impresiones con los propios grupos, los encargados de merchandising o cualquier miembro del equipo del Primavera Sound que se preciase. De este modo, en boca de los propios artistas, pudimos comprobar en primera persona entresijos del directo que de ningún otro modo hubieses podido saber. Si a todo esto le añades directos de calidad, muy difíciles de ver por estas tierras, obtienes un evento que aporta al espectador una experiencia musical y extramusical muy relevante.

Centrándonos ahora ya en el más puro apartado musical, comenzamos la tarde del sábado con My Friendly Ghost. Vamos a reconocerlo, la baja de Furguson nos fastidió bastante ya que la propuesta de sus sustitutos vallisoletanos se presentaba como algo muy diferente. Sonidos un tanto folkies que pecaban de poca contundencia. Canciones con buenas intenciones pero que perdían el alma a medida que se desarrollaban. Tratando de emular los sonidos que tanto nos gustan de gente como Kurt Vile, My Friendly Ghost se sumieron en acordes menores y melodías lánguidas. La diferencia es que los matices nos sonaban todos igual y el carácter reposado de los temas no nos provocaba el dulce aturdimiento de la música del americano sino más bien sopor. A destacar el último tema en el que sonaron más contundentes captando nuestra atención un tanto dispersa.

1457655_10151700671131261_574731397_n

La cosa cambió radicalmente cuando L’Hereu Escampa subieron al escenario. Con tan solo una batería y una guitarra los jóvenes Carles y Guillem supieron llenar la sala de sonidos crudos. Los primeros minutos del concierto fueron una declaración de intenciones. Percusiones insistentes y mordaces donde observas como las astillas de las baquetas van saltando cada vez que golpean el instrumento. Una propuesta con un claro espíritu punk muy bien llevado hacia las capacidades que ofrecían los dos instrumentos del grupo. Con su camiseta de Loma Prieta, Guillem Colomer se dejaba llevar por la furia de temas tan grandes como ‘La Font’, donde se dejan la voz en cada estrofa. Mientras tanto, la otra mitad de L’Hereu Escampa, Carles Generó no dudaba en ningún momento en rasgar con mayor celeridad las cuerdas de su guitarra. Temas salvajes que no por ello dejan de lado la melodía. Cerraron con ‘La Feram’ dejándonos ganas de mucho más, de más astillas voladoras y más aullidos desgarradores.

1470149_10151700671196261_445567707_n

El siguiente grupo era el plato fuerte de la noche. Nuestros queridos Manel fueron los invitados al evento en Valladolid, participando únicamente en este punto de la gira. Los barceloneses, estuvieron igual que siempre inmensos, desgranándonos esas pequeñas historias que encierran sus temas a base de sus tres guitarras y batería. Abriendo con ‘Vés Bruixot’, intercalaron un buen número de temas de su último trabajo con los temas más clásicos como ‘Al Mar!’, ‘Ai, Dolors’ o ‘Benvolgut’. El resultado de todo esto fue un público entregado en las primeras filas que se esforzaba por corear cada una de las letras del grupo catalán. Apreciando como nunca la labor a la guitarra de Roger Padilla, comprobamos como cada uno de los temas de Manel tiene un motivo o una melodía para que recuerdes cada uno de ellos a la perfección. Este es el caso de la risa sarcástica de ‘A veure què em fem’ o los acordes solemnes de ‘Mort d’un heroi romántica’, uno de esos temas con los que se te eriza el vello cada vez que lo escuchas (y si es en directo ya ni te cuento). Adaptando su directo al tiempo disponible, se despidieron invitándonos a sacar los bailes más extraños de nuestro interior con ‘Teresa Rampell’. Toda una prueba para comprobar si realmente tenemos ese yo marchoso en nuestro interior.

1458448_10151700671886261_1945829237_n

Aún con los sentimientos a flor de piel por el concierto de los Manel, la noche giraba hacia terrenos descomedidos gracias a los Za! Su música y su directo no se pueden encontrar en ningún otro grupo. Anunciándonos el inicio de su espectáculo a pie del espectador con una trompeta y los ritmos inquietos de una baqueta, Papa duPau y Spazzfrica Ehd nos condujeron hacia un terreno de máxima libertad en su directo. Un caos de sonidos que aparentemente no encajan pero que al final te hacen descubrir elementos que se repiten y se pueden equiparar a una melodía. Percusiones tribales, cajas de ritmos, distorsiones de guitarras llevadas al límite…. Los directos de Za! Son eso y mucho más. La personalidad de los músicos también permanece muy presente gracias a las anécdotas e introducciones en cada tema que nos hacen apreciarlos de otra manera. Desde el tono jazz de ‘El Calentito’ hasta la voz en reverb de ‘Súbeme el Monitor’, sin dejar pasar la inclasificable ‘Gran Muralla China’. Hasta los acoplos que se producen a lo largo del directo pueden pasar como un elemento más del espectáculo. Un directo de los que tienes que ver y sentir al menos una vez en tu vida.

1472025_10151700672106261_1845589786_n
Fotografías a cargo de Andrea Lucas Lacal
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *