Crónica

Primavera Sound Touring Party 2013

Domingo

24/11/2013

Por -

La jornada del domingo se presentaba de nuevo llena de sonidos diversos, con grupos ya bastante consolidados como Extraperlo o Svper y grandes revelaciones como Paus y The Free Fall Band, en sus respectivos géneros. El hecho de ser domingo contribuyó a que la asistencia de público descendiese enormemente respecto al sábado, presentando la sala en ocasiones un mayor número de músicos y equipo técnico que público asistente. Sin embargo eso no fue excusa para que los pocos que estábamos allí presentes gozásemos de directos de una calidad muy elevada.

Los chicos de The Free Fall Band abrieron la tarde confirmando que su propuesta es segura y sus sonidos muy logrados. Ataviados para la ocasión, nos desgranaron las buenas melodías que contiene su LP debut Elephants Never Forget. Con la clase de una banda de garito ochentero, la nostalgia de los atardeceres mediterráneos y el encanto de los teclados de los mejores Belle & Sebastian, The Free Fall Band nos ganaron al primer tema. El perfecto inglés de Jan, su vocalista, nos hizo pensar por momentos que eran una de esas bandas escocesas de pop alegre. Y es que como bien se definen ellos mismos, son una banda de pop sin más. Temas como ‘Getting Old’, combinan la perfecta armonía de los teclados y viento, con un toque jazzístico realmente adictivo. En otras ocasiones como en ‘When the Apple Tree’ nos encontramos melodías aún más ligeras que contienen una gran línea de bajo. Todo esto hace que los temas de The Free Fall Band sean muy completos en todos los sentidos. La juventud y las ganas de hacer cosas les delatan, así nos lo comentaron después del concierto. No esconden su admiración por grupos como The Wave Pictures y Belle & Sebastian a la par que confiesan que nunca se habrían imaginado salir de gira. Esperemos que sigan creciendo, nosotros no dudaremos en seguir sus pasos.

1393241_10151700672281261_824786782_n

Extraperlo fueron el segundo grupo de la noche. Borja Rosal y los suyos nos trajeron una parte de los sonidos tropicalistas que en ciertos momentos del verano hemos tenido en bucle. El breve tiempo del que gozaban para su actuación hizo que la propia Blanca Blasi nos dijese que se iban a centrar en los temazos puros y duros. Y así fue, rápidamente nos soltaron ‘Bañadores’, ‘Ardiente Figura’ o ‘Fina Vanidad’. Con un sonido mucho mejor que en anteriores ocasiones (entendíamos a la perfección la voz de Borja), Extraperlo nos ofrecieron lo que mejor saben hacer: ritmos galopantes unidos a la profundidad que aportan las guitarras a cada tema. Un concierto muy disfrutable en el que solo faltó un mayor colorido de luces para que la fiesta tropical fuese completa. Esperamos volver a repetir de nuevo con los barceloneses con unos cuantos grados más, aunque el disfrute siempre sea el mismo.

Del ambiente veraniego de Extraperlo pasamos a la brutalidad de las melodías de Paus. Para quien no los conozcáis, Paus son un cuarteto de Lisboa que recientemente ha fichado por El Segell y basan su directo en un poderoso juego de dos baterías. Teníamos mucha curiosidad por ver como era su directo y lo cierto es que podemos calificarlo de hipnótico. En vez de entregarnos a la causa y disfrutar de sus melodías tribales, nos quedamos embelesados con la propuesta, observando detenidamente la perfecta coordinación de sus dos baterías. Los toques electrónicos y experimentales también juegan gran baza en su directo, alcanzando momentos realmente épicos en temas como ‘Bandeira Branca’. Melodías claramente definidas por la percusión en las que las guitarras y teclados no hacían más que crear una atmósfera a medio camino entre lo misterioso y lo asfixiante. Propuesta original ejecutada con mucho dinamismo.

1459784_10151700672491261_504103382_n

Cerraban la noche Sergio y Luciana, los antiguos Pegasvs ahora reconvertidos en Svper. Su directo fue perfecto para las horas a las que nos encontrábamos. Sin armar jaleo, con una propuesta sobria, basada en la oscuridad y en los sonidos electrónicos y afilados, lograron introducirnos en la profundidad de la noche soltando bases pregrabadas, loops y cualquier otro sonido que pudiese salir de los teclados del dúo. En directo, temas como ‘La melodía del Afilador’ o ‘El final de la noche’ suenan mucho más oscuros y retumbantes que en su versión de estudio. Si con Paus nos quedamos hipnotizados con Svper entramos en un estado relajante en el que te dejas llevar por la música sin más. Tras pasar el mal trago en Zaragoza en el que no dispusieron de toda la penumbra necesaria, en Valladolid nos sumimos todos en las tinieblas celebrando su propuesta dual.

1001994_10151700672741261_827549447_n

   Fotografías a cargo de Andrea Lucas Lacal

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *