Crónica

Vida 2016

Vida Festival

01/07/2016 - 02/07/2016

Por -

Un año más nos dirigimos hacia Vilanova i La Geltrú para disfrutar de uno de los festivales más esperados del verano. El Vida Festival es uno de esos eventos marcados en el calendario casi de forma obligatoria, no sólo por su variedad y calidad musical, sino por su localización, su ambiente, su decoración y su oferta gastronómica. Colocado en medio del bosque de La Masia d’en Cabanyes, nos encontramos rodeados de naturaleza convirtiendo a este festival en un lugar único. Decorado a las mil maravillas con luces y escenarios tan maravillosos como El Vaixell hacen que ir de un sitio para otro sea algo agradable y no agobiante.

Este año el festival optó otra vez por un cartel variado y muy bien calculado, con Wilco y The Divine Comedy como grandes reclamos, aunque la letra más pequeña sonaba igual de apetecible que la mayúscula, Villagers, Unknown Mortal Orchestra, Nacho Umbert o Triángulo de Amor Bizarro eran algunos de los imprescindibles en nuestra lista.

Como no podía ser de otra manera, el Sol abrasador presagiaba dos días calurosos de los que disfrutaríamos de buena música de una manera organizada y calmada, porque este festival no va dirigido a grandes masas, sino a crear un ambiente ligero y agradable, e incluso familiar podría decirse. Cosas del trabajo que te impiden disfrutar como uno querría de todo, llegamos justos a última hora de la tarde para ver a los irlandeses Villagers.

villagers-2

Villagers

Llevábamos tiempo esperando que Villagers regresara a tierras catalanas. Desde su paso por el BAM en 2011 quedamos enamorados del folk y la voz de su líder Conor O’Brien. En esta ocasión venía para presentarnos su último trabajo Where Have You Been All My Life?, un recopilatorio de algunos de sus temas tocados en directo donde ha adaptado la mayoría de ellos convirtiéndolos en piezas totalmente distintas. Así comenzó con ‘Courage’, acompañado en esta ocasión por su banda y una arpa y contrabajo que ayudaron a conseguir mayor intensidad a todos los temas. Siguió con otras canciones de Darling Arithmetic ‘The Soul Serene’ y la suave y preciosa ‘Everything I am Is Yours’. Cambiando la guitarra por el teclado, O’Brien nos regaló una pieza de su álbum debut, ‘I Saw the Dead’, una magnífica canción que en directo crece y su oscuridad se hace latente. Poco a poco y a medida que e Sol desaparecía a nuestras espaldas, vimos como los irlandeses cada vez se veían más cómodos encima del escenario, incluso Conor se iba soltando  para sonreír y agradecer al público su atención. Los fans celebramos ‘The Pact – I’ll Be Your Fever’ y como no ‘Becoming a Jackal’ canción más conocida por los asistentes que no dudaron en aplaudir con ganas.

Cambiando un poco la melancolía de sus discos por la contundencia, ‘Little Biggott’  y ‘Memoir’ sonaron grandiosas en directo, mucho más enérgicas y épicas. Dejando {Awayland} en un segundo plano, de éste trabajo tan sólo escuchamos la preciosa ‘Nothing Arrived’ con arreglos musicales que de algún modo la hicieron mucho más cercana al jazz y ‘The Waves’, con la que inicialmente iban a despedirse. ‘The Waves’ sorprendió enormemente, casi irreconocible empezó mucho más calmada y menos electrónica para terminar siendo todo un espectáculo de fuerza en vivo. Pero aún no querían abandonarnos, y al final decidieron regalarnos ‘Occupy Your Mind’ con el cual cantamos y saltamos gritando “I just want to occupy your mind (Oh, it’s the funniest feeling)”. Deseo que pronto Villagers consigan estar donde se merecen, ocupando las primeras filas de los carteles de los festivales, porque disfrutar de su folk rock en directo es una de las mejores cosas que se pueden hacer. (Elisabeth)

manel

Manel

Tan solo un mes después de haber asistido a su actuación en el Primavera Sound, los catalanes Manel volvían al Vida para seguir presentando su último trabajo. Ya caída la noche, nos esperábamos un concierto bastante repleto de nuevo temas, y así fue. Empezando con ‘Les Cosines’Manel defendían una vez más ese giro arriesgado hacia un sonido más sintético y el abandono progresivo del ukelele. Con un público entregado y ya familiar con sus últimos temas, el concierto iba avanzando con ‘Jo Competeixo’, ‘La Serotonina’ y viejos hits como ‘Ai Dolors!’ o ‘Boomerang’. A diferencia del último concierto al que pudimos asistir, Manel pudieron mostrar un repertorio algo más completo y entregarse un poco más a su público, o así nos lo pareció. Demostró que siguen en muy buena forma y que no bajan la guardia bajo ningún concepto. Su estilo funciona a la perfección y así lo vimos en el Vida, con un concierto enérgico y animado que congregó a una gran multitud de fans. (Júlia)

 Uknown

Unknown Mortal Orchestra

Grata sorpresa la que nos llevamos con Unknown Mortal Orchestra. No habíamos tenido la ocasión de ver al grupo y la verdad es que nos dejó muy muy buen sabor de boca. Con su creador Ruban Nielson al frente de todo, el grupo no necesitaba nada más en escena que sus melodías pegadizas y ese deje funky de sus canciones para hacer vibrar a todo el público. El grupo optó por interpretar temas de su último trabajo Multi-Love (2015) mezclado con temas de su primer álbum. A cada canción Ruban conseguía que tuviéramos más ganas de escuchar la siguiente y de no parar de movernos. El concierto iba creciendo en intensidad y en maestría con los solos que se marcaron sus músicos, las notas más rockeras y las pinceladas soul fueron todo un acierto así como el baño de masas que se dio su líder al bajar a cantar entre nosotros. Unknown Mortal Orchestra removieron al público y nos cargaron de energía. (Júlia)

tab

Triángulo de Amor Bizarro

Los gallegos Triángulo de Amor Bizarro fueron el último concierto que veríamos el viernes, y es que llevábamos ya unos cuantos directos muy contundentes. Sin embargo, sea la hora que sea, TAB siempre apetecen, y más cuando estás tan cansado que ya todo te da igual y piensas, ya no tengo nada que perder. Centraron su setlist en su excelente último trabajo Salve Discordia del que sonaron temas como ‘Desmadre Estigio’, ‘Gallo Negro se Levanta’, ‘Luz de Alba’ o ‘Salve Eris’, así como la celebrada ‘Barca Quemada’ donde como siempre Isa se lució.

Sonaron oscuros y muy ruidosos, quizás demasiado. Los sonidos parecían poco definidos y costaba distinguir la voz de los instrumentos, aunque esto al público poco le importó ya que saltó, cantó y gritó aprovechando la energía transmitida desde el escenario, ese post-punk psicodélico que tanto nos ha enganchado.

Hubo momentos más calmados para reposar un poco la suela de los zapatos con ‘Un Rayo de Sol’ o ‘Seguidores’, aunque su versatilidad es tal que pueden ir de cero a cien en cuestión de segundos. Para terminar usaron ya todo un himno de Año Santo, ‘De la Monarquía a la Criptocracia’ donde ya no importaba si estábamos acudiendo al primer concierto de la noche o al último, como siempre diversión y desmadre asegurados.  (Elisabeth)

wilco

Wilco

Ya caída la noche nos apresurábamos para poder coger un buen sitio desde el que poder ver y escuchar a unos esperados Wilco. Nosotros tendríamos el placer de verlos por segunda vez, en esta ocasión en un escenario y en un entorno totalmente distintos. Los de Jeff Tweedy apostaron por empezar con algunos de los temas de su último trabajo Star Wars, temas como ‘More…’, ‘Random Name Generator’ o ‘Pickled Ginger’, que encantaron al público. La melodías más folk y los acordes rock se sucedían casi sin que nos diéramos cuenta. Wilco iba desarrollando sus temas de una forma que parecía más que sencilla, con melodías sin complejos que nos iban envolviendo cada vez más. El concierto empezó pronto a subir de intensidad cuando Tweedy sacó a relucir clásicos como ‘Hummingbird’, una apoteósica ‘Via Chicago’ y la también esperada ‘Jesus Etc.’. No fue ninguna sorpresa el setlist del concierto, nos esperábamos algo parecido pero no estábamos ahí para sorprendernos. Estábamos ahí delante para hipnotizarnos con la destreza de los músicos, con la facilidad con la que se desenvuelven temas como ‘Impossible Germany’ o ‘Spiders (Kidsmoke)’ y la capacidad de Wilco para hacernos levitar. (Júlia)

Balthazar

Balthazar

Esta joven banda llegada de Bélgica hizo gala de un indie pop tan elegante como impecable. Algunos pudimos disfrutar de su directo en 2013 cuando hicieron de teloneros de Editors en Razzmatazz, y la verdad es que entonces ya vimos que tenían mucho por ofrecer. Es una pena que a día de hoy no hayan obtenido el éxito que tienen en otros países europeos porque la verdad es que son fantásticos.

El escenario de La Masia se fue llenando poco a poco animados por los carismáticos miembros de la banda, donde curiosamente no hay ninguno que destaque por encima de los demás. Las canciones van cambiando de vocalista dejándonos disfrutar de distintas piezas donde ellos aparecen y desaparecen de escena dependiendo de las necesidades instrumentales de cada tema. Elegantes en su ejecución, y más con la ayuda del violín de Patricia Vanneste, nos regalaron canciones como ‘Bunker’, ‘The Oldest of Sisters’, ‘Last Call’, ‘NightClub’ y ‘Blood Like Wine’ donde nos invitaron a todos a levantar nuestras copas y brindar con ellos. (Elisabeth)


divine comedy2

The Divine Comedy

Cambio radical de registro el que nos esperaba con la banda liderada por Neil Hannon. Después del torbellino Balthazar nos esperaba algo totalmente distinto en el escenario Estrella Damm. Y es que, como pudimos comprobar, The Divine Comedy no son algo común. Neil entraba en escena algo tímido pero una sonrisilla pícara que aventuraba sus ganas de simpatizar con el público, algo que a nuestro parecer consiguió bastante rápido. El show se arrancaba con la clásica ‘National Express’ y Neil empezaba a pasearse por el escenario cual actor en un teatro. Los antiguos temas de los irlandeses se iban sucediendo como si de la narración de una obra se tratara; la disposición en forma de orquestra del grupo y la gestualidad del propio líder llevaban nuestra imaginación frente a un teatro. El show estuvo lleno de matices britpop mezclados con dejes de musical británico. The Divine Comedy consiguió que nos quedáramos embobados con sus canciones y puesta en escena, sencilla pero infalible y tragicómica a la vez. (Júlia)

nada surf 

Nada Surf

El escenario de La Masia se prepararía para dar paso a una de las bandas con más antigüedad y aplomo del festival, Nada Surf nos esperaban para romper la pista con sus ritmos más rockeros y vintage, como el mismo líder Matthew Caws sentenció nada más empezar. A pesar de aparecer en escena 3 de los 4 miembros de la banda, Nada Surf consiguió que el escenario se les quedara pequeño. Algunos de nosotros nos trasladaríamos a tiempos pasados recordando sus temas más antiguos como ‘Popular’ o ‘Always Love’. Los neoyorquinos sonaron de forma firme y contundente, con las notas bien mesuradas y sin excederse ni caer en un rock ruidoso. Demostraron que tras más de 20 años de trayectoria todavía hacen saltar al público y siguen manteniendo un espíritu jovenzuelo muy de los 90. (Júlia)

 Kula Shaker

Kula Shaker

Lo de Kula Shaker no fue ningún sorpresón; siguiendo la línea de Nada Surf asistiríamos al concierto de otro grupo ya más que consolidado y con formación en los 90. Los de Crispian Mills aparecerían en el escenario Estrella Damm para ofrecer lo que sería un repaso a todos sus temas más clásicos. El grupo no venía a sorprendernos sino más bien a satisfacer la sed de sus fans y poder escuchar temas como la versión infalible de ‘Hush’, ‘Tattva’ y ‘Govinda’, éstas últimas haciendo gala de las influencias indias en sus acordes. Kula Shaker diseñaron un concierto que fluyó a la perfección entre las melodías britpop más movidas y nos trasladaba de nuevo a aquellos ritmos noventeros, su energía no decayó en ningún momento y nos hicieron partícipes de su buen estado de salud musical.

vida 2

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *