Crónica

Tulsa

Porta Caeli

06/05/2016

Por -

Hacía mucho tiempo que Miren Iza y su banda no se pasaban por la capital castellana, algo que no se tradujo en una mayor afluencia de espectadores de la que cabía esperar en el directo organizado por SON Estrella Galicia. Seguramente el hecho de la intempestiva noche que se presentaba fuera de las puertas de la sala Porta Caeli, tampoco ayudó a que los indecisos se acercaran a vivir en primera persona la presentación de sus nuevos trabajos. Y es que a la publicación el año pasado del notable La Calma Chicha, también tenemos que unirle la reciente BSO creada para la película Los Exiliados Románticos de Jonás Trueba. De esta segunda obra, cayó tan solo ‘Luxemburgo’, por lo que no podemos afirmar que centrase el repertorio de la noche pero sí que quizás ayudó a mediatizar algo el evento y arrastrar a algún curioso. Lo cierto, es que a lo largo de la hora de actuación que nos ofreció, supo combinar muy bien los temas de La Calma Chicha y Espera La Pálida, reflejando como el giro eléctrico mostrado en su regreso a la actividad compositiva el año pasado también tiene cabida en las composiciones de mayor edad.

Acompañada por Jaime Arteche (Joe La Reina) a los teclados y Álex Moreno (The Noises) a la batería, Miren comenzó el concierto sola con su guitarra acústica en el escenario interpretando ‘Barro’. Su característica voz, que puede resultar por momentos tan frágil como poderosa, inundó la sala enseguida para conseguir ese tono tan cercano y narrativo siempre tan cercano al desamor. Un inicio del directo que todos sabíamos que no iba a ser nada representativo de lo que estaba por llegar, ya que rápidamente pasamos a tonalidades de mayor oscuridad con ‘Bosque’, propiciadas por el uso de las programaciones. De este modo, apareció el componente inquietante tan presente en La Calma Chicha, capaz de generar sobresaltos bajo control y no restar protagonismo a los elementos clásicos de su música. Algo así es lo que también ocurrió en ‘En tu corazón sólo hay sitio en los suburbios’, provocando que el público entrase de lleno en el directo.

sub

Momentos de enorme concentración llegaron con ‘Bórrame del Mapa’, uno de esos temas que contiene todo lo que nos gusta de las composiciones de Tulsa. Una melodía ágil, con sus momentos de gran brillantez lírica (Yo también quiero vivir en la desmemoria/Y yo feliz, conseguir vivir al compás de la amnesia más masiva) y un sereno afligimiento que va más allá del realismo. Concatenando prácticamente este tema con ‘Verano Averno’, Miren y su banda mostraron lo bien que se les da esa faceta de mostrarse siempre comedidos, alcanzando solamente la intensidad en los momentos clave de los temas. Sin embargo, las pulsaciones bajarían al mínimo para brindarnos ‘Los Amantes del Puente’, presentándonos de nuevo un panorama donde el decaimiento resulta reconfortante, recorrido a la perfección por los teclados de Jaime.

De forma muy celebrada y adentrándose en un elegante juego de baile, ‘Gente Común’ se mostró muy aguerrida y contextualizada en nuestros días, algo que al público no se le pasó por alto. Generando prácticamente la misma ovación entre los asistentes, ‘Oda al Amor Efímero’ supuso el fin del concierto a falta de los bises, representando a la perfección todo lo que supone esta nueva etapa de Tulsa y lo bien que parece haber calado tanto entre sus antiguos seguidores como entre los nuevos. A pesar de ello, el remate final llegó con dos clásicos como son ‘Matxitxako’ y una interpretación de ‘Tus Flores’ pasional que parecía que iba a dar paso a algún tema más pero que a la postre resultó no ser así. Nos llevamos muy buenas impresiones, aunque nos quedó la sensación de que un par de temas más hubiesen logrado que el directo fuese prácticamente redondo.

sub3

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *