Crónica

Me and the Bees · Negro · Yumi Yumi Hip Hop

BeGood

07/04/2017

Por -

Curiosa velada la que se nos presentó el pasado viernes en la barcelonesa sala BeGood, encontrándonos con tres bandas muy diversas entre sí, pero abanderada cada una en lo suyo. Gracias a ellas pudimos disfrutar de tres ambientes muy diferentes, teniendo tiempo para dejarnos llevar por los momentos más reflexivos y lejanos del lugar en el que estábamos, hasta la euforia propia de una particular era pop. El motivo principal del evento sin lugar a dudas era la presentación de Menos Mal, el flamante nuevo trabajo de Me and the Bees, resultando la banda barcelonesa la gran triunfadora de la noche. A pesar de ello, también pudimos tener en cuenta algún que otro detalle también muy interesante.

La noche se abrió con Fernando Junquera Ruiz realizando todo tipo de experimentos con su guitarra, sacando todo el jugo posible a las canciones con las que da vida a Negro. Su actuación resultó una amalgama de sonidos que viajaban desde lo más árido de Arizona hasta el Golfo Pérsico, abriendo un amplio margen para tonalidades folk tortuosas y perfectamente ejecutadas. Los elementos repetitivos de su propuesta enfatizaron el carácter díscolo de la misma, controlando a la perfección en todo momento las dosis de ruido enmascarado entre punteo y punteo. Un ejercicio de virtuosismo y experimentación que puedo ser trasladado de buena manera a un escenario que ni de lejos era el más apropiado.

Radicalmente cambió la velada cuando las Yumi Yumi Hip Hop saltaron al escenario acompañadas por Blai de VLIVM a la batería. Su propuesta en directo en vez de dirigirse hacia la parte más power pop de Sleater-Kinney, tira más hacia los derroteros de vitalidad de las ya desaparecidas Vivian Girls. Al joven grupo todavía le faltan bastantes cosas encima del escenario, sin embargo lo compensan con un derroche melódico que entusiasma en todo el momento y logra que te metas de lleno en su directo. A pesar de los constantes problemas de afinación de sus guitarras, Eli y Lorena supieron sacar adelante el directo en el momento en el que fueron más a piñón fijo, entrando en su repertorio en inglés con canciones que giran hacia un sonido más nostálgico como fue el caso de ‘Flowers’. Mención especial merecen sus nuevos temas, interpretados al final del concierto, dejándonos con ganas más justo cuando estaban finalizando. Un directo que sirvió para buscar desde ya una nueva ocasión en la que comprobemos su reafirmación total.

El plato fuerte de la noche llegaba con unos sonrientes Me and the Bees, prometiéndonos un concierto repleto de muchas canciones, muchas más allá de la presentación de su nuevo trabajo. Guille Caballero fue el invitado de lujo a los teclados, aportando todos esos matices que hacen brillar aún más el resto de elementos pop que atesoran sus temas. La forma que tienen de defender sus temas en directo resulta más poderosa que la versión de estudio, aprovechando el más que correcto sonido de la sala para elevar cada estribillo al máximo como fue el caso de un ‘Now Alone Come On’ que supuso una de las joyas de la velada. Los años que acumulan a las espaldas el grupo se hicieron más que presentes a la hora de saber enfatizar cada rincón escondido de los temas bien sea en los coros o en esas melodías a forma de arreglos que acaban por moldear la mayoría de los temas. Por eso, el enorme arsenal de hits destinados para la felicidad de Menos Mal como es el caso de ‘21, 32, 45, 69’, ‘Spinnin’’, la dedicatoria in situ de ‘Los Junquera’ o los puños en alto en ‘If You’ que confirmaron que el público estaba disfrutando tanto del directo como la banda. Otros momentos dignos de quedarse en nuestra retinan llegaron con especial atención a su penúltimo trabajo Mundo Fatal y la interpretación de ‘Like We Were Young’, demostrando una vez más que la solidez de la trayectoria de la banda se ha forjado entorno a canciones que aspiran a los sentimientos más universales. Una velada que supuso un empujón de entusiasmo para celebrar todas esas cosas que nos hacen felices.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *