Crónica

Los Ganglios · Los Punsetes

Salamandra

08/04/2017

Por -

La pasada noche de sábado, nos sirvió para comprobar de primera mano cómo dos de los grupos más inclasificables del panorama nacional pueden llenar prácticamente una sala de envergadura mucho mayor a sus inicios. El combo presentado por Los Ganglios y Los Punsetes resultó infalible, presentando quizás un mayor número de seguidores los primeros, aunque sentimos muy de cerca que el personal de las primeras filas estuvo entregado sobremanera toda la noche.

Los Ganglios se presentaron en directo con Edu Pou, batería de Za!, consiguiendo de este modo una puesta en escena aún más profesional y orgánica. El hecho de contar con ritmos en vivo y en directo, posibilitó que el resto de la formación se sintiese más liberada, agudizando más que nunca su ingenio para conseguir a la postre una mayor agitación del público. Parece que las canciones de su nuevo trabajo, Segunda Escucha, ya están más que interiorizadas en sus seguidores, con mención especial de ‘S.A.N.Z.’ otra de esas piezas que pasa a convertirse en un icono de los conciertos del grupo. Con un proyector de transparencias que le dio mucho juego a Xoxé Tétano, vimos como el rango de efectos especiales introducido en directo se ha ampliado, por lo que Los Ganglios continúan incansables en perfeccionar su concepto de espectáculo total.

Los grandes protagonistas salieron al escenario después de que se levantase un telón muy a lo verbena de pueblo. La expectación por comprobar como sonarían los temas de su nuevo trabajo ¡Viva! era más que elevada, siendo conscientes que Los Punsetes no publican discos de forma muy asidua. En su versión en directo, el grupo sabe sacar lo mejor de sí de todas las estrofas revolucionarias que contienen los temas. Este fue el caso de la inicial  ‘Humanizando Los Polígonos’, donde la frase “Cuando todo el mundo me deba un favor, sembraremos el caos y la destrucción” se convirtió al instante en el primer motivo de ebullición del concierto. Esta es la tónica de los nuevos temas de Los Punsetes, aguardando de forma inteligente en la progresión de sus estrofas unidas al dramatismo, para llegado el momento perfecto explosionar con todo su contenido. No faltaron en el directo canciones nuevas como ‘Presagios de Partida’, sonando aún más agridulce en directo gracias a los contrastes entre su parte inicial y final, o un ‘Mabuse’ que adquirió el carácter de perfecta letanía a modo de testamento.

A lo largo de la noche tampoco se olvidaron de repasar la gran trayectoria que atesoran, consiguiendo en la mayoría de los casos una respuesta por parte del público mucho más jovial que con los nuevos temas. Este fue el caso de ‘Tráfico de Órganos de Iglesia’, ‘Tus Amigos’ o ‘Me Gusta que me Pegues’, serpenteando en todo momento en el lado más noise de la guitarra de Jorge. En un ambiente cargado de la euforia propia que provoca adoptar una posición de pasar de todo en la vida, llegó uno de los momentos de la noche con ‘Estrella Distante’, la que seguramente sea la canción más heladora de la discografía del grupo. Tono serio, concentración y asumir la realidad según se presenta para ofrecernos otra cara bien diferente del grupo. Sin embargo, todas las situaciones difíciles acaban por dispersarse, encontrándonos en el tramo final del concierto con ‘Dos Policias’ y un ‘¡Viva!’ que se destapó como un mensaje óptimo de actitud de vida. Un concierto con el que volvieron a demostrar su capacidad de ser uno de esos grupos universales con los que desmantelar todos los quebraderos de cabeza que te ofrece la vida.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *