Crónica

DePedro

LAVA

11/10/2016

Por -

Jairo Zabala es uno de esos músicos de sobrada experiencia a la hora de incluir en sus trabajos influencias de lo más sorprendentes. Habitual en las giras de Calexico, su nuevo trabajo El Pasajero da buena muestra de cómo los sonidos transfronterizos de América Latina han calado más que nunca en él, sin cerrarse a otros recursos de lo más interesantes como ritmos africanos. Dentro de toda esta riqueza musical a la hora de conseguir canciones de lo más elaboradas, el músico iniciaba su gira con banda completa en el vallisoletano LAVA, notándose un calor constante del numeroso público allí presente. La sensación de observar a un músico muy conforme con sus nuevos temas, a la par de reflejar una gran capacidad de transmitir todas las historias encerradas en ellos, provocó que el recuerdo de su directo fuese de lo más permanente.

Sin embargo, no fue un tema de El Pasajero el que abrió el directo, sino un clásico como es ‘Como el Viento’, dejando buena constancia del gran repertorio que ha adquirido el músico a lo largo de estos años.  A través de un trabajo excelente de David Carrasco al saxo barítono, las tardes de verano apacible y el espíritu de escapatoria contagiaron a los presentes en la sala, no dudando en expresar rítmicamente lo que estaban viviendo. La primera inclusión a su más reciente trabajo llegó con ¿Hay algo ahí?’, uno de esos temas que reflejan muy bien el constante viaje realizado por Jairo en los últimos años. Arreglos muy medidos y cálidos a cargo de Enrique Fuertes, consiguiendo un ambiente muy propicio para la fusión de músicas latinoamericanas.

dsc02859

El arsenal de canciones emblemáticas no cesó a lo largo de toda la noche, encontrándonos con las celebradas ‘Hombre Bueno’, ‘Nubes de Papel’ o ‘Diciembre’ de una forma muy tempranera. Todas ellas fueron mostradas con un nuevo perfil, más redondeadas y con un carácter que huye de un sonido tan exuberante como en anteriores ocasiones, pero seguramente mucho más realista. A través de la excelente calidad de sonido mostrada a lo largo de la noche, pudimos apreciar a la perfección todos los detalles que contienen nuevos temas como ‘Déjalo Ir’ o ‘Antes de que Anochezca’, encontrando como las pedaleras de los músicos desempeñaron su perfecto papel modulatorio.

El tramo final del directo estuvo marcado por una intensidad creciente, donde el carácter emocional de temas como ‘Equivocado’ o ‘La Memoria’ hicieron el resto. Letras cargadas de penurias afrontadas con optimismo y el espíritu por intentar encontrar el lado bueno a las cosas, todo ello integrado bajo una serenidad envidiable. Alcanzando el momento álgido de la noche en ‘La Llorona’, Depedro dejó constancia de su gran versatilidad a la hora de cambiar entre ritmos propios de partes muy distantes del mundo, consiguiendo que esta tarea se muestre como algo totalmente natural. Tras más de dos horas de directo, llegaban los bises finales con un ‘Miguelito’ en acústico, un arrebatador y corajinoso ‘Ser Valiente’ para acabar en fiesta total con ‘Comanche’. Una velada que puso de manifiesto el talento innato de Jairo Zabala para absorber sonidos de cualquier punto del globo y canalizarlos a través de unas estrofas que siempre caminan rumbo a lo memorable.

dsc02858

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *