Crónica

Vodafone Paredes de Coura 2016

Vodafone Paredes de Coura

17/08/2016

Por -

La nueva edición del Vodafone Paredes de Coura se volvió a saldar con un éxito rotundo tanto en calidad de las propuestas musicales presentadas como en la comodidad ofrecida para los asistentes. Tras vivir el año pasado su edición más exitosa, con todos los abonos agotados, este año hemos comprobado como la afluencia de asistentes no ha resultado tan masiva, pudiendo disfrutar aún más cerca de alguno de los conciertos clave del festival. Además, a esto tenemos que unirle una considerable mejora de las infraestructuras en materia de aseos y duchas, encontrándonos con un panorama despejado de colas. Con unas señas de identidad más que consolidadas y con una ambición por lograr siempre carteles sorprendentes, el festival demostró como el hecho de no tirar de nombres masivos (a excepción de LCD Soundsystem) no restó ni un ápice de atractivo al cartel. Por todos estos motivos, Paredes de Coura volvió a ser nuestro paraíso en todos los sentidos, volviendo a vivir una semana de evasión musical perfecta. Una vez hecho el balance de esta nueva edición, comenzamos a hablaros del apartado puramente musical.

Los encargados de dar el pistoletazo de salida al festival fueron We Trust, acompañados de unos invitados muy especiales bautizados para la ocasión como Coura All Stars. Estos grandes protagonistas eran un montón de niños encargados de embellecer la propuesta de la banda portuguesa formando una gran orquesta a la que posteriormente se añadió un coro también de voces blancas. Un directo muy especial en el que André Tentuga, vocalista del grupo, nos informó de la disolución de la formación, ofreciendo el penúltimo concierto de su carrera. Por el camino hasta esta noticia nos dejaron con magníficas interpretaciones de temas como ‘Again’, despojando la canción de todo su aparataje electropop para ganar en épica. Tampoco podemos olvidarnos de ‘Once At A Time’, enfatizando toda la dulzura de su estribillo a través del efecto de las cuerdas, aunque el momento álgido del concierto llegó con la más que conocida ‘We are the Ones’ y sus juegos vocales coreados por el público hasta bien finalizado el directo.

aDSC02029

El siguiente grupo encargado de calentar la noche fueron Best Youth. La banda se mantuvo a lo largo de toda la noche en una tenue luz azul que aportó el toque perfecto para lograr la intimidad necesaria con la que desarrollar su música. Lo del grupo portugués se basó en la perfecta voz de Catarina, jugando entre lo frío y lo cálido, para que sus canciones dream pop huyesen en todo momento de lo perfectamente medido. Así lo demostraron con la inicial ‘Black Eyes’, adentrándose en el terreno donde los teclados de los primeros Beach House estaban más que presentes. Dando paso a momentos en los que la vertiente electrónica se sobrepuso a la pop, temas como ‘Mirrorball’ se camuflaron a la perfección con la ya nocturnidad que presentaba el recinto a esas horas. Cerraron con el ‘My moon my man’ de Feist, ejemplificando muy bien lo acertado de todas las caras que ofrecieron en Paredes.

La noche se iba caldeando poco a poco, algo perfecto para recibir a Minor Victories en su primera actuación en territorio portugués. Rachel Goswell regresaba exactamente un año después a Paredes de Coura, sin embargo en esta ocasión no estaba acompañada por su banda titular Slowdive. Su directo fue bien diferente a lo que nos mostró el año pasado, reuniendo en esta ocasión mucha más garra y capacidad de hacerlo saltar todo por los aires. Los miembros del conjunto británico parece que han recogido lo mejor de las formaciones a las que pertenecen, ofreciéndonos a partes iguales ruidismo, elegancia y capacidad para sorprender. Abrieron con ‘Give Up The Ghost’ enseñando rápidamente los dientes hacia la mitad del tema, momento en el que Stuart Braithwaite accionó uno de los pedales de su guitarra para comenzar con la tormenta eléctrica perfecta. Mención especial también merecieron temas como la endiablada ‘Cogs’ o una ‘Scattered Ashes (song for Richard)’ que brilló desde su inició hasta su fin. Cerraron el directo anunciando que iban a hacer verdadero ruido, algo que verificamos totalmente con una intempestiva ‘Out To Sea’.

aDSC02053

Llegaba el momento de los teóricos cabeza de cartel de la noche con Unknown Mortal Orchestra. El ascenso que los neozelandeses han vivido en este último par de años se plasmó con un directo que fue de menos a más, coincidiendo justo con los temas más celebrados de su último trabajo Multi-Love. Arrancando con un Ruban Nielson ejerciendo de virtuoso a su guitarra en ‘From the Sun’, poco a poco se fue entregando al público, incluso mezclándose con las primeras filas. Comprobando como temas clásicos de su discografía como ‘Swim and Sleep’ también tiene cabida en su repertorio, su lado más funky acabó enganchándonos de lleno, mostrándonos como aquella banda de sonidos puramente Lo-Fi queda ya muy atrás en el tiempo. Lo que nos encontramos ahora en sus directos es una gran celebración de melodías y ritmos que tienden hacia lo bailable, al mismo tiempo se pegan como el chicle en la cabeza. El más claro ejemplo, el apoteósico cierre con ‘Can’t Keep Checking My Phone’.

La noche llegaba a su fin y Orelha Negra consiguieron que nos llevásemos un muy buen recuerdo de su actuación, metiendo en la coctelera sonidos que fueron desde el hip-hop al soul, todo ello reforzado por una percusión de lo más potentes y un énfasis por que cada asistente se sintiese de lo más desinhibido. Sin lugar a dudas un cierre de los más acertado para uno de los grupos más interesantes que nos hemos encontrado en estos últimos años en nuestro país vecino.

aDSC02118

Crónica: Raúl Alonso Merino y Noé Rodríguez Rivas
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *