Crónica

Véral 2016

25/06/2016

Por -

Sobre la bocina. Así es como salvó el Colectivo Laika el Véral 2016, asegurándonos una nueva edición que cumplió las expectativas y que sirvió como perfecta entrada en el verano. Un formato reducido al igual que el año pasado, pero en el que las propuestas musicales estuvieron muy bien medidas, garantizando el festío en el momento preciso de la noche. En un entorno tan fascinante como es la Pérgola del Campo Grande, la fusión de público resultó de lo más curiosa, tanto por la jornada matinal como en la nocturna, dejando claro que el festival es más que necesario en esta ciudad sumida en la “cultura del riesgo cero”.

A mediodía, tuvo lugar una nueva edición de los conciertos a tu altura con la siempre risueña Lorena Álvarez. Haciendo gala al título de esta propuesta, Lorena ofreció un concierto con guitarra y bombo bajo la sombra de la terraza de la Pérgola, fomentando la participación de los más pequeños a través de diversos concursos. Con canciones como ‘Novios’, ‘Pequeño Saltamontes’  o  ‘Manolo’, mostró como su repertorio también puede encajar entre los más pequeños, eso sí, censurando algún tema como ella misma reconoció. El fin de fiesta llegó con un clásico en cualquier tipo de celebración infantil como es la piñata. El asunto estuvo más que difícil para los más pequeños, por lo que fue la propia artista la encargada de romper con un palo de una fregona el fortín azucarado, para cerrar a continuación con ‘Muchas Gracias’.

IMG_20160625_133816_13

Por la tarde diversos problemas organizativos nos impidieron llegar al concierto de Fellows, por lo que Juventud Juché fueron los primeros para nosotros. La banda con base en Madrid volvió a ofrecernos un directo férreo, con un sonido apabullante y la aceleración que pedía el cuerpo en esos momentos en los que va cayendo la noche. Presentando su reciente Movimientos, prácticamente concatenaron unas canciones con otras, para conseguir que el efecto rodillo de temas como ‘Todo el Rato’ se magnificase aún más. La sensación de ver como el grupo ha crecido tanto en el estudio como en el directo, fue algo compartido por gran parte del público, consiguiendo que el directo tuviese un gran impacto desde los primeros temas. Merece la pena destacar canciones como ‘Fuera’ y sobre todo ‘Niebla’, donde lo estruendoso se mezcló con lo aturdido para crear el perfecto efecto del trabajo. Cerraron con un combo infalible y conocido como es ‘John Wayne’ seguido de ‘Defensa’, sintiendo como los pogos eran más necesarios que nunca.

El momento perfecto de la noche estaba reservado a Triángulo de Amor Bizarro, llegando con su magnífico Salve Dicordia bajo el brazo como excusa perfecta. Lo que nos encontramos fue un directo perfectamente engrasado, con una banda muy metida en su papel de transmitir todo el misticismo de los temas en su versión de estudio. Arrancando con ‘Desmadre Estigio’, le dieron un buen repaso a su último trabajo, encontrando en ‘Baila Sumeria’, ‘Seguidores’ y por supuesto la celebradísima ‘Barca Quemada’ alguno de los momentos más álgidos del concierto. Una banda que ya no pone el piñón fijo en sus directos, sino que sabe moverse a la perfección por diferentes fases que van desde lo más comedido de ‘Un Rayo de Sol’ hasta la distorsión más feroz de ‘Delirio Místico’. Sus diversas caras más potenciadas que nunca en este nuevo disco, al que seguramente le acompaña el mejor directo, o al menos el más versátil, que vienen ofreciendo en estos últimos años. Y esto ya es mucho decir, ya que en anteriores ocasiones tampoco nos han defraudado nunca. El punto y final a un concierto donde los pogos fueron abundantes y las ganas de diversión desmesuradas, llegó con un clásico como es ‘De la monarquía a la criptocracia’, sintiendo que nunca nos cansaremos de disfrutar con los gallegos en directo.

IMG_20160625_221626

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *