Crónica

Night + Day 2018

11/07/2018

Por -

The XX desembarcaron el Bilbao dispuestos a disfrutar al máximo posible de una semana en la ciudad, organizando eventos que fueron desde el cine hasta la radio para dejar su marca a través del festival Night + Day. Esta completa celebración ya había tenido lugar en otras ciudades en las que el trío había tenido la oportunidad de ofrecer sus directos en anteriores ocasiones, intentando integrar al máximo a artistas locales. En esta ocasión esta presencia de músicos de la ciudad de acogida quedó prácticamente limitada a la radio en streaming que ofrecieron durante los 6 días previos al Bilbao BBK Live ya que la jornada principal del evento que se desarrolló el miércoles, estuvo integrada por un medido conjunto de DJs internacionales donde tampoco podía faltar John Talabot. Cierto es que los británicos también contaron la presencia de Helena Goñi, Jaime Venet y Jaime Asua a la hora de documentar todo lo que ha tenido lugar en estos intensos días, un trabajo que merece ser totalmente revindicado.

El espacio escogido para albergar las celebraciones musicales centrales fue el exterior del Guggenheim, disponiendo de dos escenarios distribuidos prácticamente en forma de L, donde una vez que entraban los asistentes al evento ya no podían volver a salir si no querían perder su derecho de entrada. Con una selección de lo más cuidada dentro de la electrónica de club que nos podemos encontrar en la actualidad. La primera actuación que presenciamos fue la de las noruegas Smerz en formato live. Lo suyo estuvo marcado por ambientes de lo más cristalinos donde a golpe de ritmos R&B supieron presentar en condiciones su nuevo EP Have Fun. Seguramente los momentos más interesantes del directo llegaron precisamente cuando supieron sacar su lado más oscuro, ese que por momentos nos recuerda todo lo helador de los buenos tiempos de Ladytron.

Sin tiempo para el descanso llegó el turno de Honey Dijon en una sesión donde predominaron las tonalidades house más sinuosas, ofreciéndonos dosis muy bien medidas de intensidad. Si por algo destacó su sesión fue por su carácter nocturno, a pesar de que le tocó actuar a plena luz del día. Sin embargo esto no fue un gran impedimento para que sus beats se moviesen constantemente de lo agresivo a lo sensual, dejando en algún momento algún que otro espacio para lo reposado del chill out muy bien teñido con un carácter soul. Mucho más diferente fue lo que nos ofreció John Talabot en una de esas sesiones que se hubiese agradecido mucho más a altas horas de la mañana. Sin embargo el evento finalizaba a las once de la noche, por lo que incluso actuando el último no hubiese sido esto posible. El artista catalán apostó desde el primer momento por un formato de ritmo marcado, dejando en todo momento la puerta abierta a que los graves retumbasen con una gran sonoridad.

La siguiente parada de la tarde corrió a cargo del espectacular set que nos ofreció Peggy Gou. La artista de origen coreano no escatimó en ningún momento en vitalidad y entusiasmo, evidenciando como por fin sus primeros años más cercanos a ambientes más underground han quedado completamente atrás.  A lo largo de su sesión supo combinar a la perfección canciones de corazón pop ejecutadas desde una perspectiva prácticamente techno con la que logró encandilar y levantar los brazos a todos los presentes, consiguiendo que se resistieran a acudir al set de Jamie XX que se solapaba en su tramo inicial. En pleno epicentro de la fiesta tampoco falto Honey Dijon haciendo acto de presencia en el escenario con algún que otro brebaje, e incluso una Florence Welch entre bambalinas dándolo todo.

El cierre de la noche corrió lógicamente a cargo de Jamie XX, quién ofreció un set de lo más versátil. Empezando con las revoluciones muy altas para poco a poco ir sumergiéndonos en ambientes más disco, el británico mostró un gran dominio de los tiempos, logrando sacar por momentos un lado ibicenco que encajaba a la perfección con la escenografía del lugar. A lo largo de prácticamente una hora y media tuvo tiempo para sacar a relucir el glamour del sonido más italiano, desatar coros africanos y por supuesto dejarnos con esas espectaculares bases que dominan el último trabajo de The XX. Una fiesta de lo más completa con la que poner punto y final al Night + Day de mayor duración que han conseguido desplegar hasta el momento. Un formato de festival ingenioso, donde se han sabido rodear de grandes amigos para demostrar todo lo que hay más allá de sus propias composiciones.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *