Crónica

Lurrazpiko Festa 2016

29/01/2016 - 30/01/2016

Por -

El Lurrazpiko Festa regresaba alcanzando su récord en cuanto número de artistas en su cartel, abriéndose al rap y consiguiendo la mayor afluencia de su historia, algo que sin lugar a dudas dará una importante inyección de moral a la buena gente de Ayo Silver! El evento que no vio ni un euro de dss2016, contó con un ambiente distendido, repleto de personalidades del mundo pop (local y foráneo) y sobre todo muchas ganas de disfrutar con cada una de las propuestas. Y es que lo grande que tiene el Lurrazpiko, es poder tanto corear las canciones de tus sábados de fiesta/domingos de resaca, como agitar fervientemente la cabeza a través de densas atmósferas. Un escaparate muy variado, en el que todos los elementos aportan en proporciones prácticamente idénticas al conjunto. Vayamos pues a repasar todo lo que nos han dado de sí estos dos días.

VIERNES

La primera jornada del festival de desarrolló en el Dabadaba, empezando en clave de pop con la actuación de los valencianos Star Trip, totalmente deudores de los sonidos glasgownianos de gente como Teenage Fanclub. Melodías con su cierto poso nostálgico que sirvieron para calentar a un público con muchas ganas de fiesta. Sierra supo aprovechar este hecho para marcarse un concierto lleno de empuje a base de canciones como ‘La Chica del Cohete’ o ‘Golpes’. No faltaron nuevas composiciones entre las que destacaron ‘Qué bien lo pasamos’, haciéndonos ver que Hugo Sierra tiene guardadas bajo la manga muchas canciones destinadas a alcanzar la felicidad.

IMG_20160129_224621_1

De una forma muy distinta, Pega Monstro también encandilaron las primeras filas. El dúo portugués hizo gala de aceleración e intensidad desbocada, consiguiendo que canciones como ‘Branca’ reluciesen a partir de su carácter desacompasado. Pasando de nuevo al terreno de las melodías coreables, Tigres Leones se marcaron el concierto de la noche, sin conceder apenas segundos de respiro entre cada tema. La Catastrofía en directo suena de una forma mucho más contundente, llevada hacia el lado más garagero del grupo pero conservando lo brillante de los paisajes semiapocalípticos descritos. Por su parte, El Coleta se llevó la mayor ovación de la noche, tirando de su pose canalla y haciendo que el público quisiese estar cada vez más y más cerca del escenario. El primer concierto propiamente de rap del festival, supuso la comunión total entre diferentes tipos de público, algo que ocurriría en la siguiente jornada con C Tangana.

IMG_20160130_140656

SÁBADO

El sábado comenzamos de nuevo en el Dabadaba con un animado Betacam solo encima del escenario frente a un público muy fiel. Javier Carrasco tiró de su arsenal de canciones tecno pop altamente emocionales, desde ‘Cuarto Milenio’ hasta ‘Delitos y Faldas’ pasando por nuevas composiciones que aún estar por grabar. El clímax del directo fue alcanzado con el ‘Viaje del Héroe’ y la invasión de escenario seguramente más temprana que podamos recordar en nuestras vidas. Después de tanto derroche de energía a esas horas de la tarde, la gente de Ayo Silver! nos brindó unos cuantos bocadillos a modo de “merendola” para prepararnos para la perfecta tormenta eléctrica de Heaters. Los norteamericanos tenían ganas de sonar muy fuerte, algo que sin lugar a dudas consiguieron, brindándonos un concierto férreo y de voces poco nítidas. Los solos de guitarra condensaron la admiración de buena parte del público y canciones como ‘Master Splinter’ o ‘Hawaiian Holiday’ mostraron la gran densidad de su psicodelia. De este modo, con los oídos bastante aturdidos, pusimos rumbo a todo lo que nos esperaba en el Gazteszena.

IMG_20160130_173717_5

La segunda ronda del día arrancó con un Diego García que por fin pudo actuar en Donostia tras su fallido concierto hace un par de edición en el Txiki Psych Fest. Electrónica analógica a través de su logrado aparataje que entraba muy bien a aquellas horas. Por su parte, Joseba Irazoki mostró la solidez de su banda, sonando como un cañón desde el principio del concierto y congregando a una buena masa de público. También mucho derroche mostraron los valencianos Betunizer presentando los temas de su último trabajo ‘Enciende Tu Lomo’. Crudeza máxima, una batería tocada con el máximo de rabia posible y voces en su último aliento. Así es como lograron que ese “Te lo he dicho, vas a sufrir” contenido en ‘Imagina que Matas a Jota’ se quedase en nuestra cabeza para lo que restaba de festival. Otros que se marcan también unas letras bien curiosas son Single, gozando del escenario grande para desarrollar su propuesta y versionar a las mismísimas Vainica Doble y Camilo Sesto. Su costumbrismo y extrañeza pop lograron conquistar a todos los allí presentes.

IMG_20160130_215634_3

Aumentando en intensidad, los franceses Les Grys-Grys demostraron como no tienen freno de mano. Fusión de rock primigenio, con algo de rockabilly para desatar los bailes al más puro estilo western entre el público y acrobacias incluidas. Mucho más recogida fue la propuesta de sus compatriotas Juniore, sin lugar a dudas una de las bandas revelación del festival. Si otros años tuvimos a The Limiñanas y Forever Pavot como descubrimientos franceses, en esta ocasión el grupo femenino fue el encargado de aportar las imágenes en blanco y negro en nuestra cabeza. Muy emocionadas por poder debutar en nuestro país, la perfecta combinación entre el hipnotismo de la guitarra y teclados yé-yé logró que viviésemos uno de los momentos de mayor concentración de la noche.

IMG_20160130_234027_2

Dando un giro radical, C Tangana hizo que la sala pequeña se abarrotase y el público levantase sus manos para enfatizar la buena retahíla de estrofas que ha ido acumulando. De nuevo, un público variopinto que sin lugar a dudas fue la gran imagen del festival. Apurando al máximo su actuación, nos dirigimos a ver a unos inspiradísimos Hidrogenesse, que supieron muy bien escoger su setlist, dejándonos temas tan buenos de su reciente Roma como son ‘Elizabeth Taylor’ o ‘Escolta la Tempesta’ para rematar por todo lo alto con la colaboración de Teresa e Ibon en ‘No hay nada más triste que lo tuyo’. Como cabía de esperar fue el concierto más divertido del festival. Justo después llegó el mejor concierto del festival para el que aquí escribe. Y es que valga la redundancia, Sauna Youth convirtieron la sala pequeña en una auténtica sauna. Desde su fulgurante arranque con temas tan apabullantes como ‘Monotony’ o ‘The Bridge’, el público enloqueció y empezaron los pogos. Guitarras directas, distorsionadas en su momento perfecto y acompañadas por la pose de Jen Calleja con el doble lazo del micro al cuello. Cada línea de bajo fue celebrada a muerte, mostrando otra cara más de todo lo que puede dar de sí el Lurrazpiko.

IMG_20160131_003547_5

Reservándoles el horario de teóricos cabezas de cartel, Night Beats llegaron con un reciente nuevo trabajo bajo el brazo como es Who Sold My Generation, ofreciéndonos una abundante presentación de sus temas como fue el caso de ‘No Cops’ o ‘Sunday Mourning’. Una actitud altiva y desafiante que se intuía entre la oscuridad y que varias personas comprobaron encima del escenario. Sus robustas guitarras aportaron las dosis de garage necesaria a esas horas de la noche. Aunque si se trata de animación, Siesta! sí que fueron responsables de fuertes palpitaciones. Un concierto donde el humo inundó la sala para que esa fusión entre electrónica y kraut tan propia que presentan, resultase más festiva que misteriosa, algo que en su versión de estudio parece invertirse. Sacando las fuerzas de flaqueza, llegaba seguramente el concierto más esperado de la noche con Kokoshca jugando prácticamente en casa. Había muchas ganas de tenerlos otra vez encima del escenario y eso se manifestó en cuanto sonaron temas como ‘Nena’ o ‘Directo a tu Corazón’. También cayeron nuevas canciones (de las que tendremos noticias en marzo) con Sebastián Salaberry como invitado al saxofón, para que la traca final llegase con una multitudinaria invasión de escenario en ‘La Fuerza’ y ‘No Volveré’. Sin lugar a dudas la estampa perfecta del festival, la explosión de felicidad por los dos días vividos y la sensación de estar ante algo irrepetible. Cerrando de forma definitiva la noche, Dj Food y El Coloso de Roda, se encargaron de hacer lo propio a los platos.

IMG_20160131_015539_2

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *