Crónica

Próxims Barcelona 2013

19/07/2013

Por -

El Poble Espanyol fue el lugar escogido para celebrar la tercera edición del Festival Pròxims Barcelona. Sin lugar a dudas, la plaza de este simbólico sitio de la ciudad condal era la localización ideal para este festival que poco a poco y tímidamente se fue llenando hasta congregar a muchísimas personas deseosas de pasar una buena velada con lo mejor del panorama independiente catalán.

Abrían puertas a las 19:30h, sin embargo nosotros no pudimos llegar hasta las 20h pasadas, puesto que para los que trabajamos es algo difícil llegar puntual a los festivales celebrados entre semana. Así pues, una vez dentro del recinto pudimos ver el final del concierto de Bremen, un quinteto catalán que acaban de sacar su primer disco Les Cançons que Vindran. En directo hicieron gala de su mezcla de pop catalán con aquel estilo llamado Americana, con toques de folk y de rock. Nos supo mal no poder ver más, pero estaba claro que eran un buen entrante para la noche que se avecinaba.

bremen

A pesar de que no era demasiado tarde nosotros decidimos ir a cenar una vez Bremen habían terminado, por eso de evitar colas luego y demás, pero la verdad es que la gran variedad de bares y lo esparcida que estaba la gente, hacía que pudieras ir de un lado para otro sin ningún problema, y no tenías que preocuparte por hacer grandes colas.

MiNE! comenzaron y nosotros, bocadillo en mano, decidimos acercarnos hacia el escenario para ver qué tal sonaba este  cuarteto. Venían a presentarnos su nuevo disco La Fi del Món cargado de canciones muy interesantes  que nos recuerdan al rock catalán mezclado con algo de blues. A pesar de la energía de los miembros de la banda, el concierto se nos hizo algo monótono, sin grandes picos o momentos memorables.

mine

Poco a poco nos posicionamos más cerca del escenario, en esta ocasión para deleitarnos con The Free Fall Band, banda que ya hemos visto en directo (a penas una semana antes pudimos verles en el mismo escenario en el concierto de Rodríguez) y que nos encanta como suenan encima del escenario. Esta joven apuesta transmite cierta magia en sus conciertos, sus ganas, su energía, su alegría se contagia al público haciendo que quieras o no pases un buen rato. Su primer álbum se llama Elephants Never Forget y nos trae un gran número de temas más que buenos con letras de lo más trabajadas e interesantes. Con este pop-folk que te envuelve, gracias también a la voz y actitud enérgica del vocalista, nos dejaron con ganas de más y nos dejaron ver otra vez, que tenemos que seguir de cerca esta banda que promete traernos buena música.

the free fall band

La noche oscurecía y el público se apretujaba para dar calor a la banda que estaba por llegar, Dorian. Esta banda catalana tiene muchos fans, de aquellos que se saben de pe a pa su discografía y eso se hizo evidente para aquellos que escogimos la segunda fila como posición para disfrutar de su concierto. Los barceloneses entraron con fuerza encima del escenario, y nos ofrecieron un concierto con un setlist de lo más variado y acertado; desde sus más nuevas canciones de su último trabajo La Velocidad del Vacío hasta sus viejos hits. El escenario contaba con unos triángulos blancos (que me recordaron el paso de Beach House por el Fly Me To the Moon, puesto que la escenografía era parecida), y vestidos con un negro impecable. La banda se veía contenta de estar allí, y Marc no dejó de animar a su público. Hubo una buena mezcla entre aquellas canciones con ritmos más electrónicos y acelerados con aquellas melodías más suaves y calmadas. La gente celebró por igual temas como ‘El Temblor’, tan suave y agresiva a la vez así como canciones más dinámicas  como «Arde Sobre Mojado» del tercer disco de Dorian. Sin embargo hay algo especial, algo que une a la masa cuando suena ‘A Cualquier Otra Parte’, tiene ese toque especial que la transforma en el himno de una generación, y todos al unísono cantamos invitados por Marc «Ver que ya no piensas en mi, que ya no crees en la gente, que tomas pastillas rosas…«. Así pues, tal y como el nombre del festival indica, la banda se aproximó hacia un público que le respondía con fervor, y que agradecía poder escuchar en directo temas como ‘La Tormenta de Arena’ o ‘Paraísos Artificiales’. Gran concierto el de Dorian.

dorian

Yo que creía que Dorian tenían demasiadas groupies, me doy cuenta de cuán equivocada estaba, Dorian tiene fans, lo de Manel son las verdaderas groupies, colocadas en primera fila, algunas con la cara pintada, se sientan y mientras esperan a la banda liderada por Guillem van cantando sus temas impacientes por ver a los catalanes en directo. Miedo me da estar allí, no soy muy fan de las groupies que cantan más fuerte que el grupo en cuestión, sí, en algunos momentos las quise matar… Entraron Manel en escena fuertes con ‘Ves Bruixot!’ de su último disco. Debo reconocer, y aunque me gane más de un enemigo, que a pesar de que Manel me gustan no me apasionan, pero todo eso cambia cuando los ves en directo. Como un cuentacuentos, Guillem te traslada por diversas historias contadas a través de las canciones de Manel, que tienen letras tan particulares, y en algunos casos tan épicas. Entre tema y tema, el vocalista tiene tiempo para contarnos anécdotas, muchas de ellas inteligibles, o no se oían bien o yo estaba medio sorda… Con un público tan entregado era difícil diferenciar un tema cualquiera de un hit, todos se las sabían todas, y la armonía que se respiraba era inigualable. Vienen a presentarnos su último trabajo está claro, suena ‘Ai Yoko’,’ Ja Era Fort’, ‘Banda de Rock’, ‘Mort d’un Heroi Romàntic’ y la esperadísima ‘Teresa Rampell’…pero también ‘Ai Dolors’, ‘Benvolgut’, ‘Boomerang’, o ‘La Gent Normal’ (un magnífico cover en catalán del gran tema de Pulp ‘Common People’). Como todos nos imaginábamos el concierto pondría punto y final con el gran himno veraniego catalán ‘Al Mar!’. En definitiva, un concierto que nos dejó a todos con muy buen sabor de boca, cargado de energía, de entretenimiento, de emoción y una vez más de acercar el público a la banda posicionada encima del escenario (incluso se nos pidió bailar con movimientos estrambóticos simulando el videoclip de ‘Teresa Rampell’). Genial fin de festival.

manelResumiendo, fue una velada donde pudimos disfrutar del verano barcelonés con tranquilidad y acompañados de buena música, olvidando las grandes masas y solapaciones de festivales más grandes, para crear un ambiente más íntimo rodeados de grandes artistas que ofrecieron lo mejor de sí mismos.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *