Crónica

The Lumineers

Razzmatazz

10/07/2013

Por -

Si tuviera que describir todo el concierto en una palabra, ésta sería sin duda entregados. Tanto ellos como el público. Pero vamos a ver con más detalle el paso de The Lumineers por Razz el pasado 10 de julio del 2013, donde consiguieron realizar un concierto enorme, como si no vinieran a presentar su álbum debut.

Simone Felice

La tarde empezó en Razzmatazz con Simone Felice, poeta y escritor que forma parte de The Felice Brothers, y que venía a presentar por Barcelona tanto el disco homónimo como el EP New York Times. Simone vino acompañado de dos integrantes más, un bajo y un tercero que se encargaría de la mandolina.

Simone Felice

Aunque no era el plato fuerte de la noche, la gente se volcó con él, y éste en seguida notó el aprecio del público y poco después de empezar se sacó la camisa (quedándose en camiseta interior de tirantes, y consiguiendo los silbidos por parte del público) y se situó en la batería, sitio en el que estaba cómodo.

Lumineers

Una vez acabó Simone (y tras una breve colaboración con una parte de The Lumineers para su última canción) era hora del plato principal. El escenario estaba preparado, con una escenografía que es poco común para un grupo que vienen a presentar su álbum debut: había dos lámparas de lágrimas que colgaban del techo, había una especie de pianola, y dos balcones donde se situarían Jeremiah en la batería y Neyla con su chelo.

Lumineers

El grupo salió pasadas las 9:30h de la noche, y acompañados por 3 miembros más, empezaron su actuación con ‘Submarines’, una de las canciones más notables de disco. Y de esta manera, todos los que estábamos en el público, podríamos comprobar rápidamente una cosa: que el grupo venía a darlo todo.  Después de esta muestra de fuerza inicial, tocarían ‘Ain’t nobody’s problem’ y ‘Flowers In Your Head’, donde consiguieron mezclar la fuerza de su primera canción, con la sensibilidad y el buen gusto por el folk americano. Toda una delicia.

Una vez pasadas las tres primeras canciones del concierto, el grupo desenfundó su hit: ‘Ho Hey’. Pero ellos no empezaron a cantar hasta bien entrada la canción, ya que dejaron que toda la primera parte la cantara el público, los cuales disfrutaron dando ese gusto al grupo. El final acabó en un éxtasis entre el grupo y el público.

Lumineers

The Lumineers siguieron rodando como si llevaran muchos años haciendo esto,  versionando a grandes como Bob Dylan y su ‘Subterranean Homesick Blues’ o entregando sus corazones con la máxima delicadeza en ‘Slow It Down’. Llegado el ecuador del concierto, el grupo decidió que aunque estuvieran en el escenario, no era suficiente para llegar al público (aunque éstos hubieran discrepado). Así que toda la banda se bajaron del escenario, y se situaron en medio del público en una mini-tarima . Una vez subidos empezaron a pedir silencio a todos, y tenían un buen motivo: mostrar lo buenos que son, cantando sin micrófonos ‘Darlene’,  poniendo los pelos de punta a un servidor. Antes de volver al escenario decidieron tocar una última canción entre el público, ‘Elouise’,  esta vez con micrófonos y mostrando otra vez la suavidad de su folk.

Lumineers

De vuelta al escenario, era hora de sacar otra de sus bazas de su álbum debut, ‘Stubborn Love’, y acabar el concierto con ‘Flapper Girl’. Pero después de ese gran concierto, no se podían ir sin que la gente reclamara de nuevo su presencia en el escenario.

De esta manera, salieron para tocar su Encore, acompañados de Simone Felice. Así, The Lumineers tocaron una buena versión del ‘Sweet Virginia’ de sus satánicas majestades, y acabaron el concierto con ‘Big Parade’, otra de las grandes del disco.

En definitiva, cuando salí del concierto, me quedé con ganas de más y eso que ya habían tocado casi todo el disco. Este hecho solo pasa o bien porque el concierto es escaso, o porque lo hacen tan bien que no quieres que el concierto se acabe. The Lumineers consiguieron situarse en ese segundo puesto.

 

Michel
Michel
( mcx_sic )

Aunque estudié Ingeniería en Telecomunicaciones (especializado en imagen y sonido) últimamente trabajo como desarrollador creativo, intentando llevar a cabo proyectos donde se consiguen nuevas interacciones con la tecnología. No me imagino un mundo sin música.

  1. Jordi

    Un concierto que deja muy buen sabor de boca. Y no… Que el tiempo que hace que no voy a un concierto no engañe a los que lean este comentario. La palabra sin duda es esa: entregados. Una banda que venia 100% entregada y paso al 200% cuando descubrió que el público le correspondia. También destacar que la banda sonaba exactamente igual que en el disco y habia una conexion musical entre los componentes que si improvisaron algo durante el concierto no me sorprenderia. En general, perfecto. Perfecto the lumineers, perfecto el ambiente, perfecta la noche.

    PS: faltó añadir en la crónica un tema nuevo que tocaron wesley, neyla y una guitarra ( supongo que de el siguiente álbum). Muy bueno, melódico y la voz de la humilde neyla en solitario que desató la euforia en el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *