Crónica

The Kooks

Razzmatazz

01/05/2014

Por -

El pasado 1 de mayo nos dirigimos hacia la sala Razzmatazz para presenciar el directo de The Kooks dentro de la Experiencia SOS 4.8. A pesar de que abrían puertas a las 19:30h, la cola a las 18h ya asustaba, y a las 19h rodeaba medio Razzmatazz. Una vez dentro, se podía ver como la sala se iba llenando, llenando y llenando hasta no dejar apenas un rincón vacío.

A las 20:30h aparecían encima del escenario los teloneros, en esta ocasión El Último Vecino. Aunque normalmente EUV sea únicamente Gerard Alegre, para su directo contó con la compañía de otros músicos. En junio de 2013 se publicó su primer álbum homónimo, cargado de melodías synthpop que fácilmente te transportan a los 80. Y no fue difícil realizar este viaje en el tiempo; los atuendos de la banda, los movimientos de su frontman (que recordaban a la movida madrileña) así como sus temas, con claras influencias como The Cure, The Smiths e incluso Joy Division nos hicieron disfrutar de un concierto original y bailable. Sonaron canciones de este primer disco ‘Qué Más Da’, ‘Los Nuevos Vecinos’, ‘Antes Siempre Esperabas’… con frases repetitivas y coros fáciles de recordar, que te invitaban a cantar con ellos aunque nunca antes hubieras escuchado ninguno de sus temas. Un gran acierto traer a estos muchachos para empezar más que bien la noche. Por si os quedastéis con ganas de más, debéis saber que también tocarán en el Primavera Sound 2014.

El ultimo vecino 2

A las 21:30h The Kooks se subieron al escenario, decorado de manera sencilla pero efectiva: 3 bloques con 4 televisores de tubo que contenían imágenes ya grabadas, y también imágenes del concierto, ya que había distintas cámaras enfocando a los integrantes de la banda. Luke Pitchard llegó cargado de energía y el público enloqueció cuando sonaron los primeros acordes de ‘Ooh La’ de su primer disco Inside In/Inside Out, del que sorprendentemente tocaron más canciones; ‘See the World’, ‘Sofa Song’, ‘Time Awaits’ y algunas más.  El concierto empezó con algunos problemillas técnicos, que duraron un buen rato, sin embargo esto sÓlo afectó a parte del sonido pero no hizo que los británicos dejaran de actuar en ningún momento. Los de Pitchard venían a presentar su nuevo disco Listen y a pesar de lo difícil que es presentar en directo un álbum que aún no ha salido a la venta, a estos muchachos les salió más que bien. Se podía observar un gran número de fans entre el público que coreaba por igual los anteriores temas y los nuevos; ‘Around Town’, ‘Bad Habit’, ‘Down’ o ‘West Side’.

A parte del nuevo disco, The Kooks también traían por primera vez a su nuevo batería, Alexis Nuñez, que se ha incorporado a la banda este mismo año y que demostró estar a la altura del grupo. El concierto seguía y los temas de Konk también aparecían y todos podíamos corear ‘See the Sun’, ‘Sway’, ‘Shine’ o ‘Tick of Time’, sin embargo, y si no recuerdo mal, de su tercer disco tan sólo sonó ‘Junk of the Heart’… ¿No estarán demasiado orgullosos de este álbum? En fin, sea como sea, el público se entregó al 100%, y Pitchard también, se movía de un lado para otro, enloqueciendo a las primeras filas cada vez que se acercaba.

the kooks 2

 Luke aprovechó tres canciones para dejar a un lado su guitarra y ofrecernos algunos bailes y tocar las maracas. Llevábamos ya más de hora y pico de concierto y las piernas empezaban a flojearnos de tanto saltar, y The Kooks (que parecía que llevaran tocando tan sólo 10 minutos) decidieron darnos un respiro y se retiraron para volver poco después con dos canciones. La primera fue ‘Forgive & Forget’ y la segunda una de las más esperadas de la noche ‘Naive’, que acabó de dejar afónicos del todo a sus asistentes cantando: ‘I know that she knows that I’m not fond of asking, True or false it may be, She’s still out to get me‘.

Y así, después de poco más de hora y media el concierto finalizó. Un gran concierto que seguro no defraudó a los grandes fans y a los que no lo son tanto.

Fotografías por Elisabeth Gallego
Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *