Crónica

Balmorhea

Bikini

11/10/2013

Por -

Unpictured pensaron la mejor manera de celebrar su segundo aniversario: un triple concierto con Berlinist, JBM y Balmorhea. A pesar de que como ya sabréis siento gran debilidad por Berlinist, y me hubiese encantado volver a disfrutar de su directo no pude verles debido al horario de mi trabajo. Llegué justamente cuando JBM estaba interpretando sus dos últimas canciones. Gran cantautor canadiense que con sólo dos temas ya me ganó, no es fácil llenar un escenario cuando tienes que estar encima de él solo, y sin embargo su gran voz lo hizo. Tocó la guitarra, la armónica y la batería y agradeció al público haber estado tan atento a sus canciones, parecía algo nervioso y contento de estar allí como ‘telonero’ de Balmorhea, a quienes está acompañando en su gira. Espero poder ver un concierto suyo entero, porque la verdad es que me quedé con ganas de más.

Pasadas las 21:30h, llegó el momento que muchos estaban esperando, Balmorhea por fin tocaban en Barcelona, puesto que nunca antes lo habían hecho. Ellos mismos se preguntaban cómo era posible que nunca hubiesen tocado en la capital catalana. Aunque ya habían estado en nuestro país, en 2010 por ejemplo.

balmorhea 1

La Sala Bikini estaba casi llena y el público enmudeció cuando las luces se apagaron y los de Austin aparecieron encima del escenario. Nunca les había visto en directo, y debo decir que considero que ver a Balmorhea en concierto debe ser una de esas experiencias que como mínimo debes vivir una vez en la vida. Sin artificios ni distracciones de ningún tipo a su concierto se va a disfrutar de la música y a vivirla de una manera totalmente diferente.

Los 6 miembros de la banda mostraron una unión y compenetración brutal, y a su vez creaban en uno esa especie de envidia sana que aparece cuando ves que cada componente toca más de dos y tres instrumentos, y además los tocan todos a la perfección. Formaron una mezcla perfecta de instrumentos, en el que se podía escuchar como cada nota partía de cada uno de ellos, diferenciándolos perfectamente y a la vez podías ver cómo éstos se unían para formar melodías tan emotivas como bellas. El violín, el chelo, el piano, los toques exactos de percusión hacen que estos muchachos nos deleiten gracias a su perfecta ejecución.

Balmorhea nos mostraron una fusión entre la música clásica, el folk y la música experimental, añadiendo en ciertos momentos toques de rock, debido a la introducción de guitarras en su último disco Stranger. Para mi hubo dos momentos clave en este concierto, cuando tocaron «Fake Fealty» y cuando tocaron «Settler», realmente consiguieron que se me pusieran los pelos de punta. La altísima calidad de este grupo hace que sepan transmitir sensaciones, es algo conmovedor y en algunas ocasiones incluso te transporta hacia otros paisajes.

balmorhea 4

Pasada una hora Rob Lowe, y los demás se fueron a descansar brevemente para volver y ofrecernos un bis como regalo, para que nos fuéramos a casa más felices que una perdiz. Este año están habiendo muchos conciertos, y muchos han sido muy buenos, pero en este caso, me atrevería a decir que este es el concierto más bello al que he asistido hasta el momento. Uno sabe que está ante un gran concierto cuando, a pesar de que los artistas no se están despidiendo, y no han tocado aún la última canción, los aplausos de los asistentes se alargan mucho más de lo habitual.

Han tardado mucho en pisar la ciudad condal, y desde luego espero que regresen pronto, invitando a todo aquel que se perdió su directo a verles, porque señores, disfruté de su música como nunca lo había hecho. Para aquellos que aún no les conozcan, os diré que en Mindies os daremos la oportunidad de hacerlo, ya que tuvimos la gran suerte de entrevistar a  Michael Muller antes del concierto, ¡así que estad atentos!

Sólo me queda decir, ¡Felicidades Unpictured!

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *