Crónica

Arenal Sound 2013

Viernes

02/08/2013

Por -

La jornada del viernes se iniciaba con el regreso de unos grandes como son Chucho. La banda liderada por Fernando Alfaro nos demostró que han vuelto con muchas ganas, dispuestos a demostrar que son una de las grandes bandas independientes nacionales. En Burriana recorrieron gran parte de su discografía gracias a temas tan desgarradores como ‘Motor de Perro Negro’, la irónica ‘Cirujano Patafísico’ o el himno por excelencia ‘Magic’. Un concierto en el que la media de edad fue superior a otros y donde los jóvenes presentes comprendimos la importancia de Chucho en la música de este país.

chucho elenanorabioso

Después de Chucho llegaba la música del zaragozano Bigott, uno de los músicos más carismáticos que tenemos por aquí. Rechazando en todo momento la terrible máquina de humo, Bigott en formato trío hizo gala de sus composiciones breves y desenfadadas de sus cuatro trabajos con especial atención a Blue Jeans. La forma de interpretar sus temas engancha rápidamente, sin buscar la cohesión entre canciones o la perfecta técnica vocal, Borja Laudo disfruta encima del escenario y nos hace disfrutar a todos. Melodías tan brillantes como la de ‘Trees Gone Motion‘ o ‘Le Petiet Martin’ entran a la perfección. Otras como ‘The Reno Poem’ nos ponen reflexivos y por supuesto las ganas de fiesta y los sombreros al aire aparecen con el consagrado hit ‘Cannibal Dinner’. Sin lugar a dudas Bigott es nuestro personaje favorito del apartado musical español.

bigott.foto ron legendario

Uno de los platos fuertes del día, por no decir el más esperado era el concierto de Manel. Una banda que ya está marcando época gracias a sus emotivas canciones que encierran historias tanto cotidianas como extraordinarias. La propuesta de los catalanes en directo es muy próxima a la empleada en su último trabajo. Con sus cuatro miembros sobre el escenario, tres de ellos a la guitarra y uno a la batería, Manel nos ganaron desde el inicio de ‘Vés bruixot!’. Resulta difícil creer como una propuesta tan sobria y sencilla es capaz de calar tan hondo, pero es que sus melodías y letras están trabajadas desde la experiencia del día a día, logrando integrarse en lo más profundo de cada uno. En formato festivalero rescataron el clásico de Pulp ‘Common Peolple’ convertido al catalán de manera extraordinario en ‘La Gent Normal’. Incidiendo sobre su último trabajo provocaron que el público viviese intensamente temas como ‘Mort d’un Heroi Romantic’ o desatasen la locura con el nuevo ritmo acelerado de ‘Benvolgut’. Terminaron por todo lo alto como no puede ser de otra forma que con ‘Teresa Rampell’, en un estallido de intensa felicidad que alguno de nosotros no volvimos a vivir en el festival. Cumpliendo las expectativas con creces, Manel emocionaron.

manel. levante marcantil valenciano

Con la alegría en el cuerpo, decidimos pasar de la propuesta de pop electrónico y machacón de The Whip para sumergirnos en la música brumosa de Havalina. En un escenario Coca Cola más apagado que de costumbre, asistimos a todo un ejercicio de rock cortante, con una banda de letras afilas. Manuel Cabezalí se maneja a la perfección en estos ambientes, demostrando que lo suyo no son solo salas de pequeño aforo. Sonando como un trueno, electrificados y con dosis justas de rabia, los madrileños hicieron de su concierto toda una experiencia. Temas como ‘Objetos personales’ o ‘Incursiones’ fueron como flechas que apuntaban al cielo oscuro de Burriana. Lograron el momento y el lugar adecuado para transmitir todo lo que llevan dentro.

Estando tan cómodos en el escenario de la playa, nos dimos una vuelta por el concierto de Is Tropical, observando que el escenario Desperados se les quedaba muy grande a sus tres miembros. Lo cierto es que actitud no les faltó para sacar adelante el concierto, a base de ritmos potentes y más teclados que guitarras. Sin duda el mejor momento fue la llegada de su gran hit ‘Dancing Anymore’ donde subieron a una improvisada y excelente bailarina al escenario. De regreso al escenario Coca Cola, nos encontramos con los chicos Sonrisa de Julia completamente enchufados, con el propósito de resarcirse del concierto del año anterior marcado por los problemas técnicos. Tal era el grado de motivación de su vocalista Marcos Cao, que se atrevió con el ‘Hallelujah’ del imponente Leonard Cohen, aunque eso ya son palabras mayores. Terminaron dándolo todo con su ya clásico ‘Muévelo’.

the kooks. levante diario mercantil

Algo muy distinto vivimos en The Kooks un grupo que realmente provocó el fenómeno fan. Evocando todas las posturas y héroes posibles del rock (sin ir más lejos Luke Pritchard lucía una camiseta de Bob Dylan), los británicos supieron revitalizar la música de sus ídolos a base de estribillos perfectamente cantables y una especie de mesas ideales para exibirse. Repasando los tres discos de su carrera (dentro de poco prometen nuevo material) consiguieron no aburrir por momentos al público no fan. Sonando muy correctos pero bastante faltos de volumen, los de Brighton no se cansaron en ningún momento de jalear al público. Pudiéndose permitir soltar grandes hits al principio del concierto como ‘Ooh La’ o ‘She Moves in Her Own Way’, interpretaron ‘Womp Womp’ un nuevo tema que fue estrenado en primicia en el Arenal Sound. Con un sonido más bailable que lo que nos tienen acostumbrados, nos dejaron alguna pista de lo que puede ser su próximo trabajo. El concierto que muchos esperaban y que otros vivieron como uno más.

Para rematar la noche teníamos ganas de electrónica así que nos decidimos por disfrutar de The Suicide of Western Culture y Totally Enormous Extinct Dinosaurs, dos propuesta cuanto menos distintas. Mientras que los catalanes apostaron por la apoteosis y la épica de sus sintetizadores, el joven Orlando Higginbottom hizo gala de su electrónica fina y elegante, controlada a la perfección en todo momento. El público realmente disfruto de ambos conciertos, resultando todo un éxito su programación a esas horas. Tras bailotear y disfrutar alguno de los grandes éxitos de TEED como ‘Garden’ decidimos que lo mejor era guardar algo de fuerzas para el resto de los días.

Fotografías tomadas de Ron Legendario, @elenanorabioso, Levante-EMV
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *