Crónica

Arenal Sound 2013

Domingo

04/08/2013

Por -

Apurando al máximo el festival, nos quedaba la interesante última jornada que iniciamos con La Bien Querida. La transformación de Ana Fernández-Villaverde ha sido total, desde su música hasta el vestuario. Acompañada por el inseparable David Rodríguez a la guitarra y Frank Rudow a la batería, La Bien Querida demostró el lado más electrónico de su último trabajo Ceremonia. Las canciones de no solo este último trabajo sino de anteriores se cubrieron de un ruidismo y bases electrónicas que impresionaron al público. En esta nueva gira, se nota un gran trabajo para adaptar canciones como ‘De momento Abril’ donde el incesante ritmo de la guitarra acústica se transforma en un vendaval de sintetizadores. Compenetrada con el público en todo momento, nos llegó a preguntar qué tal era nuestra vida en el camping. Un nuevo cambio de estilo bastante acertado.

WP_000062

El segundo concierto del día lo protagonizaba una de las bandas más atrevidas del panorama nacional como son los Punsetes. Con Ariadna ataviada con un pomposo y verdes vestido, inmóvil en todo momento (al final nos dio las gracias por asistir), el resto de la banda derrochó la energía que guardó la cantante. Y es que las letras de los Punsetes están destinadas a ser coreadas por las multitudes, algo que ocurrió. ‘Cervatillos’, ‘Los Tecnócratas’, ‘Accidentes’ o ‘Un corte limpio’ cayeron a lo largo del concierto para terminar por todo lo alto con ‘Tus Amigos’. Un directo imprescindible en el festival que fue redondeado con proyecciones retro por las pantallas.

El concierto destacado nacional del día fue el de Dorian que continúan presentando por toda la geografía La Velocidad del vacío. En el Arenal pudimos observar la nueva puesta en escena festivalera, donde aparecen unos triángulos de tela. Ofreciendo un concierto cargado de hits a plena luz del sol, comprobamos como las canciones del nuevo trabajo funcionan igual de bien en directo que las anteriores. Momentos épicos como la percusión de ‘Horas Bajas’ garantizaron un concierto redondo, donde las masas aprecian más las letras de la banda que el gran trabajo que por ejemplo, protagoniza Belly a los teclados. Se despidieron con ‘Los Amigos que Perdí’, un himno totalmente generacional que representa para muchos todo lo frenético que guarda la etapa adolescente.

dorian festinfo.es

Una vez finalizados Dorian, hicieron acto de presencia Bonaparte con su juego de disfraces y su música vitalista. La verdad es que en una primera instancia, nos parecieron algo frescos y sobre todo divertidos, sin embargo al observar que a la tercera canción el apartado musical decaía y el visual se repetía, comprobamos que no eran para tanto. La buena impresión inicial quedó en eso, en una impresión.

Algo muy diferente vivimos con Maccabees, un concierto cargado de calidad en el que no necesitamos recurrir a ningún otro apartado externo para hacer la crónica. Seguramente Maccabees junto a Editors eran las dos propuestas musicalmente más degustables del festival y así ocurrió. Con un inicio semejante al de su último disco, arrancaron un concierto que se caracterizó por el control de la intensidad en todo momento. Los ritmos ligeros mezclados con guitarrazos de temas como ‘The Wall of Arms’ sonaron perfectos, conduciendo el concierto hacia el momento álgido de la noche que llegó de la mano de canciones como ‘Go’ o ‘Heave’ donde aparecieron esas atmósferas tan características de la banda. Directo de calidad, situado en la hora perfecta.

El panorama giró hacia la fiesta total con Hidrogenesse, el grupo de Carlos Ballesteros y Genís Segarra. Los suyo fue una celebración del orgullo friki-electrónico, repleto de nombres importantes como el Principe Carlos o Billy Mackenzie. Tampoco faltaron los bailes de medusa y los atuendos más tropicales reencarnados en fieros animales. Sacando el máximo provecho a los sintetizadores y demás cacharros presentes sobre las mesas situadas encima del escenario, el dúo no hizo movernos de manera extraña y analizar el arte moderno gracias a canciones como ‘El artista’.

fratellis web arenal

Unos de los más esperados de la noche eran The Fratellis. Teníamos ganas de ver que había sido de ellos y si estaban en plena forma. Los cierto es que han vuelto igual que se fueron, con ganas de pelea. Con un concierto lleno de sus mejores temas, rememoramos recuerdos de años anteriores. No faltaron ‘Flathead’, ‘Henrietta’, ‘Chelsea Dagger’ o ‘A Heady Tale’. A Jon Fratelli se le notaba con ganas de recuperar el tiempo perdido a juzgar por la vitalidad y entrega con el público. El concierto no solo sirvió para rememorar viejos tiempos sino que nos anticiparon temas nuevos como ‘She’s Not Gone Yet (But She’s Leaving)’ o ‘Seven Nights, Seven Days’ que no desentonan con su material anterior. Aunque nunca se llegaron a separar oficialmente, diremos que ‘el comeback’ de los Fratellis fue muy disfrutable.

El casi fin de la noche y del festival lo pusimos con unos mexicanos muy dicharacheros como son Austin TV. Aunque su música es instrumental, sus miembros no pararon de hablar con el público. Una propuesta diferente, que sinceramente encajó a la perfección a altas horas de la noche. Terminaron por todo lo alto con el ‘Around The World’ de Duft Punk demostrando que la madrugada no es solo para la electrónica.

kakk

El festival lo acabamos de la mejor forma posible y es que Kakkmaddafakka se salieron, ofreciendo un concierto inmaculado. Hipermotivados en todo momento, los noruegos no pararon de ofrecernos sus mayores hits como ‘Touching’ ‘Is She’ o ‘Retless’ para asegurarnos la fiesta, a la par que nos presentaron las canciones de su novísimo trabajo Six Months is a long time. Estos nuevos temas resultan algo más reposados que en anteriores ocasiones, sin embargo acoplados al directo son sinónimos de fiesta. Violonchelos, guitarras sin clavijero, los Kakkmaddachoir… un montón de elementos que hacen el concierto más disfrutable.

Con la crónica del domingo cerramos el festival, un festival que a pesar de sus dimensiones mastodónticas acaba siendo otro evento disfrutable como el que más. Con precios muy baratos que a bien seguro no se repiten en otro festi, el Arenal combina muchos atractivos para su asistencia. Estos días la org   anización pone a disposición de los asistentes un buzón de sugerencias para seguir mejorando, hecho que es de agradecer.

Fotografías tomadas de festinfo.es, web del festival y Noé Rodríguez.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *