Crónica

Traumahelikopter

Black Pearl

26/05/2014

Por -

Un lunes a las 10 en Valladolid de la noche no es el ambiente más propicio para un concierto en el que sabes que va a haber buenas dosis de punk. A pesar de ello, a nuestros protagonistas les importaba muy poco la situación espacio temporal, ya que el ADN de sus canciones siempre está ahí al igual que sus ganas de demostrarnos su valía. De este modo, el trío de Groningen nos ofreció un concierto de esos que pasan como una descarga que te atraviesa tu cuerpo entero y te deja como nuevo. Sabíamos que sus temas tenían un carácter garagero a medio camino entre Mikal Cronin y The Men, destapándose en directo hacia un lado aún más incisivo y asfixiante.

La velada estuvo marcada por los temas cortos de estribillos a la deriva que dejaban su melodía en nuestra cabeza por unos minutos. Este fue el caso de la inicial ‘Alone’, un tema con matices power pop que desemboca en la más frenética de las distorsiones. El joven vocalista Mark Lada no dudaba en lanzarse al suelo para poder apretar con más rabia las cuerdas de su guitarra o dejarse la garganta en cada tema. Ofreciéndonos sus múltiples facetas, tampoco faltaron en temas como ‘Always Being Followed’ esos ritmos exultantes que tanto nos recuerdan a los Cloud Nothings. También hubo hueco para melodías más pop, más soleadas y de esas que siempre asociaremos a los Beach Boys. Un claro ejemplo nos lo dejó ‘I don’t Wanna Spend the Rest of my time with you’, donde los punteos de Daan van Dalen nos fascinaron entre bastante y mucho.

Un concierto breve pero certero, donde no dudaron en enseñarnos parte de sus influencias versionando a Jesus and Mary Chain y Los Ramones. A parte de ello, nos demostraron como han sabido coger lo mejor de estos ídolos para volcarlo en sus temas. En ‘Infected’ pudimos comprobar las bases ramonianas mientras que en ‘Wolf’ el ambiente atmosférico de Jim Reid y cía invade el tema. Una velada muy disfrutable que nos dejó constancia del talento que tienen estos chavales para que cada melodía suene revitalizante. Y es que grupos como ellos, en directos tan atípicos por estos lugares, son los que se recuerdan de una forma más especial con el paso del tiempo.

Crónica de Noé Rodríguez Rivas
Fotografía a cargo de Miriam Arranz (www.valladolidwebmusical.org)
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *