Crónica

Terrier · The Memories

Wurlitzer Ballroom

24/04/2015

Por -

Noche de melodías pop de las que llenan el alma y que a la postre acabó transformándose en algo más loco, desenfrenado y altamente disfrutable. The Memories demostraron que en su corazón está Daniel Johnston pero también mucha actitud punk que transformó el final de su concierto en algo sudoroso y muy memorable. Un público dispuesto al pogo y entregado a cada uno de los temas de la banda, sabiendo muy bien cuál es su contenido y dejándose llevar por ese espíritu romanticón en el que lo que más importa es una sonrisa. De este modo la sala se convirtió a la mínima en una marea donde la cerveza volaba por los aires y los movimientos de rodillas eran constantes.

Terrier fueron los encargados de abrir la noche de la mejor forma posible. Parece que con el paso del tiempo sus canciones se hacen más y más disfrutables. Sonando enérgicos y directos al grano, hicieron que el escaso público en comparación con el que luego llenaría la sala, se dejase llevar por la furia de canciones como ‘Fuera de Aquí’. Gancho power pop con una ejecución algo gamberra y letras que son para cantarlas con el puño en alto. Tampoco faltaron hits ocultos como puede ser el caso de ‘Vedette’, que también posee otro estribillo bien coreable. Momentos de mayor oscuridad llegaron con ‘El Bosque del Monte Fuji’ y ese toque psych que tan bien les queda. El concierto iba finalizando pero todavía quedaba lo inquietante de ‘Benirdorm’ o ‘Por el Amor de una Mujer’ de Julio Iglesias en clave de una versión de The Memories que no es otra que el ‘True Love Will Find You in the End’ de Daniel Johnston.

DSC00918

Unos minutos después, The Memories hacían acto de presencia con una auténtica colonia de fans aguardando en las primeras filas. Comenzaron potentes, sin reservarse ninguno de sus hits más destacados (importante mencionar lo de más destacados porque todo son hits), arrancando con ‘I Wanna Be that Guy’. Los primeros coros se desataron e incluso se dieron suelta los gritos de histeria, creando un verdadero fenómeno pop con todo el merecimiento. No fue para menos cuando prosiguieron con ‘Touched by an Angel’, tema que quizás contenga el mejor riff de guitarra de estos últimos 5 años. Canciones plácidas, diseñadas para llenar espacios vitales y que al mismo tiempo generaban una gran euforia, algo que se desataría aún más cuando llegasen de verdad las canciones para formar pogos.

memories

El grupo en todo momento fue muy consciente de la alteración de su público, por lo que no dudaron en soltarnos eso de que “esta banda está hecha para vosotros”, una bonita forma de agradecimiento a toda nuestra energía descontrolada. Más momentos de brillantes motivos de guitarra que provocaron los saltos del personal, llegaron con ‘I’m so High’ y esos coros nunca mejor dicho surfistas. En la línea de este flujo Lo-Fi tampoco se olvidaron de ‘Higher’, representando ahora sí la máxima del patetismo amoroso y dibujándonos una sonrisa tonta en la cara del mismo modo que ‘Dad’s not Home’ sacaba de nosotros nuestra mayor picardía. Acabando la fase totalmente melodiosasa y pop, tampoco faltó ‘Im not Going to Work Tomorrow’ para sentir más que nunca la calidez de sus guitarras.

Habíamos prometido al principio de estas líneas acción de la dura y ahora llega. Una vez interpretada ‘You Need a Big Man’, empezó lo que podíamos calificar como un concierto punk sin sonar realmente punk. Los miembros del grupo se quedaron en calzoncillos, Rikky se lanzó al público y comenzó a reinar un maravilloso caos donde vimos a los Terrier en el medio. Minutos para dejarse llevar por el ambiente y consumar así una noche que será difícil de olvidar, dejándonos como imagen a un Rikky exhausto cantar el eso de “I can’t help falling in love with you”. A nosotros no nos hizo falta, nuestro amor por The Memories ya sabíamos que era incondicional.

DSC00947

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *