Crónica

Sidonie

Porta Caeli

23/05/2013

Por -

La pasada noche de jueves, Sidonie llegaron a la sala Porta Caeli con la excusa de presentarnos los temas de su último trabajo El Fluido García, sin embargo, la velada se convirtió en un extenso repaso a la discografía de los catalanes. De este modo, Marc, Axel, Jesús y un escudero de lujo como es David T. Ginzo hicieron disfrutar a sus seguidores a base de sus mejores temas.

Abriendo Marc en solitario con un retraso de casi una hora, los tímidos silbidos ante la tardanza pronto se transformaron en aplausos. Empezando en formato acústico, Marc nos desgranó ‘Giraluna’ y ‘Nuestra baile del viernes’ para dar paso al resto de la banda y así dar rienda suelta al lado más rockero de su música. Sidonie son conscientes de lo larga que está siendo la gira del Fluido García por ello tienen muy claro lo de renovarse o morir. De este modo, ofrecen una revisión de sus canciones, jugando con su intensidad e incorporando nuevos arreglos. Resulta curioso ver como enlazan ‘Sylvia’ y ‘La sombra’, fundiéndose prácticamente en un solo tema o como la voz de David T. Ginzo el estribillo de ‘Un día más en la vida’ queda perfecta. Detalles como estos son los que convierten cada concierto de Sidonie en algo especial, haciendo gala al formato directo.

HPIM5056 - copia

A medida que avanza la noche, también hay tiempo para bastantes de los temas del Fluido García. Mención especial merece ‘A mil años luz’, un tema que recoge el lado más psicodélico posible de Sidonie reflejándolo incluso en la letra de la canción. Llegado un cierto punto de la velada, los problemas técnicos hacen acto de presencia, impidiendo que el concierto fuese todo lo fluido que hubiésemos deseado. Sin embargo, Sidonie sacan el bolo adelante soltándonos temas redondos como ‘Fascinado’ o el incesante ‘En el Bosque’. Otro de los puntos a destacar del concierto fue el protagonismo de las versiones, no versiones cualquiera de esas que suenan igual al tema original, sino versiones trabajadas a conciencia. Marc nos sorprendió a todos atreviéndose con el gran Serrat y su tema en catalán ‘Una guitarra’. Una versión más enérgica que la original, pero no por ello menos acertada. A parte de este momento tan especial, también hubo un recuerdo para el reciente fallecido Ray Manzarek de The Doors. Los chicos de Sidonie nos hablaron de la influencia del músico en la primera etapa de la banda, dedicándole ‘Sidonie Goes to Varanasi’ donde Jesús se hizo con las riendas del sitar.

Tras el buen espectáculo que nos estaban brindado, Sidonie regresaron con ganas de más y desataron la locura de la sala con temas tan emblemáticos como ‘La costa Azul’,’El Incendio’ o ‘Sidonie goes to moog’. A pesar de ello, la banda aún no se sentía conforme consigo mismo debido al retraso y a los problemas técnicos. Por ello, nos brindaron el momento más mágico de la noche, desenchufando sus guitarras y situándose entre el público para interpretar ‘All I have to do is dream’, tema original de los Everly Brothers. Una de esas canciones que irremediablemente te hace sonreír y pensar en cosas positivas entre toda la que está cayendo. Se nota que Sidonie tienen muy buen gusto para escoger las versiones y no solo para escogerlas, sino para ponerles la dosis exacta de emoción y el sello inconfundible marca de la casa. El broche perfecto para recordar aún más si cabe la velada.

HPIM5059 - copia

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *