Crónica

Sara Zozaya

AMFest

04/12/2020

Por -

Cuando entrevistamos a Sara Zozaya para hablar sobre su último lanzamiento  ‘(I)’ -(Bat)- nos quedamos con la sensación de haber hablado con una artista que sabía lo que quería hacer y que cada proyecto con el que se involucra lo da todo. Por ejemplo, nos decía que con Merina Gris está experimentando nuevas maneras de usar la voz así como entonaciones para ir desarrollándose como una cantante que hay que seguir, y eso es algo que pudo verse en su concierto dentro del Festival AMFest de Barcelona que tuvo lugar en el Castillo de Montjuïc.

El concierto de Sara Zozaya tuvo lugar el pasado día 4 en la inauguración del Festival AMFest que tuvo que aplazarse por el coronavirus, pero que afortunadamente se pudo sacar adelante, disfrutando de tres días de música. El AMFest empezó con IOU3R, sirviendo para que el público pudiera entrar en calor en la fría noche que se vivió en Barcelona. Su actuación hizo que se notara un poco menos gracias a su performance a la que luego le seguiría uno de los conciertos más agradables que se pudieron ver en los tres días de festival, como es el caso de Sara Zozaya quien tocó temas pertenecientes a  “(I)” y “(III)”.

En estos trabajos la artista cuida al detalle las letras en la que ella hace un viaje introspectivo para luego transformar esos pensamientos en canciones. Con un miembro de su equipo puesto en la derecha del escenario sentado a una silla mientras el foco le iluminaba y el batería se acomodaba en su sitio, dio comienzo el concierto de la artista donostiarra en los teclados. Después de ver lo que era capaz de hacer con la voz y los teclados le seguiría una de las canciones a destacar de ‘(III)’ como ‘Take a Breathe’ a la vez que atrás de Sara su proyectaba el videoclip el que se aprecia a una chica sumergiéndose en el mar mientras nada por él para luego salir y seguir caminando por la montaña. Una combinación de elementos que en el directo añadía una fuerza extra, algo que fue correspondido con un fuerte aplauso por parte del público.

130008108-3617366694987862-3172204413837369782-o

A ‘Take a Breath’ le seguiría ‘Benetan’, de “(I)” compuesta junto a Benito Lertxundi, en la se habla “del peso que llevamos acumulando todos y que hay que saber saber mirarlo y ser conscientes de lo que llevamos”. En esta ocasión ella se haría con la guitarra que colgaba a su cuello para acompañar a la letra con su melodía. Además, hay que destacar que en la mayoría de canciones tocadas por ella y su grupo formado por Antón y Asier, sabían dejar un espacio en el que la voz de Sara Zozaya destacara por encima de los instrumentos y viceversa.

Si su concierto ya estaba siendo de alto nivel, le quedaría a la noche dos momentos muy especiales como fue la interpretación de ‘lili’ y ‘Rosas’. Por un lado, con ‘lili’ pudimos ver que la voz de Sara Zozaya puede explotar cuando ella quiera y dejar momentos en los que no hay palabras para describir las sensaciones cusadas. Y por otro lado sería con ‘Rosas’ en la que la donostiarra decía al público que se trataría de nuevo material que ha hecho, y que, mientras las interpretaba, se proyectaba la imagen de una rosa que se abría y cerraba constantemente.

El concierto de Sara Zozaya llegaría, a pesar de los presentes, a su fin con una nueva muestra de ella a los teclados, arrancando un fuerte aplauso de admiración por parte del público presente haciendo entender que hay veces en los que tenemos que reivindicar más a los músicos que tenemos y no mirar tanto hacia fuera.

Ramiro Cáceres

Humanista que habla sobre música cuando puede. Eminem y RHCP mis referentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *