Crónica

Niño y Pistola

Black Pearl

04/04/2014

Por -

Había muchas ganas de comprobar como sonaba en directo el interesante último trabajo de Niño y Pistola. Dentro de su extensa gira que poco a poco va tocando su fin, los gallegos llegaron a Valladolid varios años después de su última visita para ofrecernos todas las virtudes de su música y directo. Nos esperábamos un concierto repleto de guitarras cálidas junto con esos teclados muy hammond a las que nos tienen acostumbrados y así fue. De este modo consiguieron que rápidamente todos los asistentes nos sintiésemos muy cómodos con el paisaje de bosques americanos frondosos planteado.

El inicio del concierto no pudo de llegar de mejor forma que con ‘She Was So’ de su penúltimo trabajo. Clara declaración de intenciones con un tema a medio camino entre las clásicas melodías de los Jayhawks y la parte más vivaz de Fairport Convention. Un buen preámbulo para introducirnos en la historia que iba a ser la protagonista de la noche, y es que este último trabajo There’s a Man with a Gun over There, encierra una verdadera novela de intriga y coraje. Este sentimiento es el que rápidamente nos transmitieron los gallegos, interpretando del tirón la segunda parte del citado trabajo.

e4

Durante esta concatenación de buenos temas, pasaron por nosotros muchas etapas de la vida de Tom. Desde la melancolía y recuerdo que provoca ‘Back in The Years’ hasta la inquietud y el titubeo de ‘Follow de White Stones’. Una banda que interpretaba los temas centrándose muy bien en los pequeños matices de teclados o percusión para posteriormente dar rienda suelta a su faceta más guitarrera. Un buen ejemplo de ello fue uno de los grandes momentos de la noche acontecido con ‘We’ve had Enough’, un tema que realmente recorre toda tu mente y te transmite la intensidad con la que los músicos lo están interpretando.

Dejando margen a otras composiciones más desenfadadas como ‘Cath the Sun’, que desbordó la imaginación en forma de bailes creativos en algún sector del público, la parte más tormentosa de la historia de Tom se cernió sobre nosotros. Desde su día a día desempeñando su trabajo en temas como el desolador ‘I Used to Drive a Truck’, hasta desenlaces ya anunciados en forma de canción como es el caso de ‘And The Rain Started’. Cambios que en principio podrían parecer bruscos pero que sin embargo la banda los desenvolvió con la total naturalidad que requiere la historia.

e1

Entre tanto buen tema actual que suena a verdadero clásico, llegó el fin del concierto con ‘Looking for The Sun’. Niño y Pistola habían demostrado que las historias pueden cobrar incluso más vida mediante la música que por ejemplo el cine o la literatura, aunque esta reflexión quizás es algo más personal. Lo que está claro es que su directo nos demostró que no tenemos que viajar al otro lado del Atlántico ni esperar a una gran gira internacional para poder disfrutar un gran concierto de música americana, sentida y sin artificios.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *