Crónica

Neuman

Porta Caeli

06/03/2015

Por -

Sin lugar a dudas Neuman es el grupo nacional que más ha subido de público a lo largo de estos últimos 6 meses. No es para menos. Ken Stringfellow encendió la mecha hace un par de años en el EP conjunto que editó con los murcianos, para por fin deprenderse de la absorbente oscuridad de sus primeros trabajos y salir totalmente a flote en If. La mayor producción del disco, en directo se transforma en un arsenal de guitarras interminable, donde Paco Neuman da rienda suelta al lado más crudo y ruidoso de las canciones. Momentos en los que quizás temíamos por el rumbo del directo en cuanto a exceso de intensidad pero que sin embargo nos acabaron encajando a la perfección en el conjunto del concierto.

La noche comenzó con los locales My Friendly Ghost superando con creces anteriores directos que hemos visto de la banda, como el ofrecido en el Primavera Touring Party. Con Sama a la guitarra y voz y el incansable Ángel Román a la batería, sus canciones sonaron con más fuerza que nunca, venciendo el gran inconveniente de tener un público bastante ruidoso. Dejándonos esperados momentos como el sucedido con ‘La Isla’, el grupo demostró que lo suyo son los ambientes folk más relajados sin perder de vista los momentos de coqueteos con el rock norteamericano más intrínseco. Desconocemos cuáles son sus planes de futuro, pero sí siguen logrando afianzar los directos de este modo, su cobertura y discografía seguro que siguen creciendo.

DSC00500

Tras una espera bastante pronunciada, Neuman por fin salían al escenario con los acordes de ‘You Fill My Heart’, serenando al público y dando buena muestra de cómo en una misma canción pueden pasar de la relajación de Midlake al salto épico que contienen la mayoría de sus últimas canciones. Coros medidos y la sensación de controlar a la perfección los matices que querían imprimir a sus canciones, al menos durante el primer tramo del concierto. Un buen comienzo para empezar a desplegar por fin la enorme sonoridad de su juego de guitarras donde seguramente había hasta 8 diferentes. ‘Turn It’ mostró el lado pop y más coreable del grupo para de nuevo dejarse llevar hacia el coraje que transmite tanto al grupo como al público ‘Oh No’. Un sonido que cada vez crecía más y que al final acabaría jugando en su contra. Sin embargo, con canciones como ‘Crab Kiss’, el grupo se daba un respiro a la intensidad que ellos mismos se marcaron para mostrarse mucho más radiantes encima del escenario.

Llegados a este momento, se produjo una pequeña desconexión, ya que el grupo abandonó el escenario dejando a Paco solo con su acústica al frente de ‘If’. Un momento en el que sentimos más las conversaciones del público que la propia música, algo que no sabemos si influyó o no en el hecho de que este segundo tramo del concierto todo tomase la sensación de convertirse en más caótico. Llegaron nuevas canciones como fue el caso de ‘Summer Love’. La vertiente más americana del grupo escondida entre riffs sureños para dar paso a uno de los momentos más álgidos del concierto. Esto es lo que ocurrió con las primeras notas de ‘Hell’ y la extraña euforia compartida por todos, desembocando en otro himno como ‘By Fear/Hi Love’.

DSC00534

Parecía que no se podía alcanzar más euforia, sin embargo el grupo decidió tirar de más canciones luminosas como ‘Tell You’ o la nueva ‘Trapped’. Unos Neuman volcados a esas alturas del concierto en distorsionar sus guitarras para rematar mucho más profundos con ‘Battle Starship’. Un concierto que nos dejó un sabor agridulce. No sabemos muy bien si fue por el entorno o nuestras altas expectativas puestas en su directo que sin lugar a dudas se siguen manteniendo para ocasiones venideras. Lo importante es ver que la propuesta de Neuman por fin ha calado hondo en muchos corazones.


Crónica: Noé Rodríguez Rivas
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *