Crónica

Matthew Caws

Teatro Cervantes

17/10/2013

Por -

Noche cálida y otoñal de jueves en Valladolid, nos dirigimos al teatro Cervantes, allí nos espera Matthew Caws, una figura destacada del panorama rockero independiente americano gracias a su banda Nada Surf. Momentos antes de empezar el concierto, Matthew se acerca uno por uno preguntándonos en un correcto castellano si estábamos cómodos. De paso, echa un viaje al camerino y ofrece a todo el mundo cervezas e incluso copas de vino (Ribera de Duero, pura calidad). Es un preludio de lo que vendrá luego: un concierto de comunión total entre el público y el artista.

A pesar de girar en formato exclusivamente acústico, Matthew no precisó de nada más que su guitarra y iPod para hacer que nos cayésemos rendidos a los temas clásicos de Nada Surf, los nuevos de Minor Alps (su proyecto con Julianna Hatfield) y un buen puñado de versiones con sabor nostálgico. Así supo provocarnos más de una sonrisa e impulsos nerviosos transformados en palmas en varios temas.

Otorgando el mayor peso a su repertorio de Nada Surf con temas tan emotivos e insignes como los iniciales ‘Weightless’, ‘Whose Authority’ o ‘Happy Kid’ se metió al público en el bolsillo. Tanto los fans más acérrimos de la banda americana como el público más joven. La afable personalidad de Matthew se manifiesta en cada tema e introducción. Así nos avisó de que este 2013 era el primer año de descanso en los 20 de carrera de Nada Surf.

WP_000186

El concierto estuvo repleto de momentos muy interesantes en los que nos contó varias anécdotas como por ejemplo la creación de un nuevo tema compuesto por él mismo junto a Michael Lerner de Telekinesis en su apartamento neoyorquino. Tampoco dudó en manifestar su opinión acerca de las extrañas obras de arte presentes en las rotondas de nuestro país, hecho que se recoge en la magnífica ‘Waiting for Something’.

Matthew sabe imprimir su sello personal en todos los temas ajenos que interpreta. Gran muestra de ello fueron los dos covers más destacados de la noche. El primero de ellos ‘Enjoy the Silence’ de Depeche Mode donde demostró que los sintetizadores siempre se pueden obviar en beneficio de las guitarras. El otro destacado tuvo una gran respuesta en el público ya que Matthew se atrevió a interpretar en castellano el emblemático ‘Evolución’ de Mercromina.

Uno de los principales motivos de esta gira acústica era la presentación de los temas de Minor Alps. Cayeron varios en los que además de rasgar su guitarra con buen pulso, incorporó las bases pregrabadas de su iPod.  Melodías como la de ‘Buried Plans’ encajaban perfectamente en la intimidad del acogedor teatro que a esas alturas del concierto estaba perfectamente iluminado por petición expresa de Matthew. Afirmando que le gustan las preguntas pero no las respuestas, el americano hizo un breve impás donde nos recomendó estirar las piernas.

Nadie deseaba que la velada terminase, pero como todas las cosas buenas, siempre llega el fin. La recta final estuvo cargada por ese espíritu de rock melódico que tan bien caracteriza a Nada Surf. Con el público enfervorizado coreando ‘Always Love’ y los”fuck it” de ‘Blankest Year’ la velada toco a su fin. Como había demostrado de principio a fin, Matthew esperó al final del concierto para intercambiar unas palabras con cualquier asistente que lo desease. A nosotros nos contó alguna que otra anécdota que no debe de ser incluida en la crónica y nos avisó que pronto volverá con su banda por estos territorios. Contentos por haber tenido a un músico de este calibre tan cerca, abandonamos el teatro pensando en los afortunados que habíamos sido por compartir opiniones y acercarnos a ese mundo tan cotidianamente extraordinario en el que discurre la música de Matthew Caws.

Os recordamos que podéis leer nuestra entrevista a Matthew Caws un día antes de este evento en el siguiente enlace.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *