Crónica

Los Punsetes

La [2] de Apolo

19/10/2019

Por -

Los Punsetes regresaban el sábado a la ciudad condal para presentar su reciente trabajo, Aniquilación (Mushorrom Pillow, 2019), que ha contado con las sabias manos de Paco Loco y que se suma a una triada de trabajos que los ha posicionado en lo más celebrado del panorama indie español.

Así, con la lección bien aprendida, los madrileños se subieron al escenario de la sala 2 de Apolo con un aforo importante pero no rebosante que asistía minutos antes al petardeo-revisionista de Stephen.

Sin mediar palabra y sin presentaciones que valieran, arrancaron con uno de sus últimos temas, ‘Dinero2’ con las guitarras –y el sonido en general- tapando la voz de Ariadna que a duras penas se le entendía algo.

Precisamente, Ariadna, con su carisma –o no- habitual, aparecía en el escenario llevando un vestido estampado de loros y flores y coronando su cabeza con una jaula y un loro dentro. Hemos puesto en entredicho su capacidad de seducción sobre el escenario porque ese particular hieratismo escénico a modo de Kore griega más que sumar, resta puntos a su directo; aunque también he de decir que para quien escribe estas palabras es su primera incursión en su directo.

De esta manera, y sin pausa alguna, intercalaron viejos y nuevos temas de su repertorio: ‘Seres humanos’, ‘Vas hablando mal de mí’, ‘Mabuse’ o ‘Un corte limpio’, todos ellos ejecutados con su habitual urgencia punk –dos minutos de voltaje y listo- y con sus deslenguadas letras convertidas en pequeños himnos. Unas letras que, válgame la insistencia, quedaron algo deslucidas por el sonido que en ocasiones saturaban las guitarras de Jorge García y Manuel Sánchez, aunque ni por esas evitó que la gente celebrara el estribillo de ‘Viva’ u ‘Opinión de mierda’, quizás sus temas más coreados de la noche.

Tras una pequeña pausa en la que Ariadna Panigua aprovechó para cambiarse de ropa, el quinteto se reservaba todavía un buen ramillete de composiciones –la mayoría de su último trabajo y de ¡Viva! (Mushroom Pillow, 2017)- entre las que sobresalieron ‘Estrella distante’, ‘La gran bestia’, ‘Tu puto grupo’ o la esperadísima ‘Tus amigos’ con la que cerraron el concierto.

No vamos a negar las bondades de los madrileños en el estudio, pero su traslación al directo nos hizo asirnos al elepé, con un show al que le faltó cierta desfibrilación y nos resultó irónico que un grupo con ese encanto tan punkie siga sin perder la vergüenza en el escenario.

 

Ruben
Ruben

Oriundo de La Línea pero barcelonés de adopción, melómano de pro, se debate entre su amor por la electrónica y el pop, asiduo a cualquier sarao música y a dejarse las yemas de los dedos en cubetas de segunda mano. Odia la palabra hipster y la gente que no calla en los conciertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *