Crónica

La Bien Querida

Porta Caeli

12/12/2015

Por -

La Bien Querida llegaba a Valladolid en un formato pseudo acústico, acompañada por David Rodríguez, con el propósito de repasar sus cuatro LPs cargados de canciones que giran en torno a un núcleo amoroso y todo lo que ello conlleva. Merece la pena hacer hincapié en lo de pseudo acústico ya que Ana y David estuvieron muy bien secundados por unas cuantas bases pregrabadas que aportaron aún más brillo a la propuesta. En un entorno cercano y un público animoso que se sabía muy bien al dedillo las letras, la velada sirvió para darnos cuenta una vez más del interesante y variado cancionero que ha ido acumulando la artista a lo largo de estos años.

A lo largo del directo cayeron temas de toda su discografía, desde sus orígenes con Romancero y su proximidad a la canción popular hasta la influencia total del kraut y la electrónica presentes en su más reciente trabajo Premeditación, Nocturnidad y Alevosía. De esto modo, la artista supo contentar a todo el personal, quién no dudó en pedirle canciones menos habituales de su trayectoria. Arrancando el directo con ‘Piensa como Yo’, nos pudimos hacer una buena idea de cómo se iba desarrollar el directo. Canciones que no perdían prácticamente ningún matiz respecto a su versión de estudio, mostrándonos recursos como los coros de David para enriquecer aún más la propuesta. Gracias a todo esto, temas como ‘El Origen del Mundo’, adquirió el tono descriptivo perfecto.

DSC01879

A pesar de los buenos recursos ya mencionados, seguramente las partes más disfrutables del directo fueron en las que salieron a relucir canciones temas como ‘Queridos Tamarindos’, ‘Corpus Christi’ o ‘Bendita’, es decir, temas de sus dos primeros trabajos. En ellos, es cuando se mostró en su máximo esplendor el contenido amoroso y algo amargo de su música, llevado siempre a lo natural y brillantemente lírico. Fue entonces el momento en el que las melodías contagiaron definitivamente al público quién no se cortó ni un pelo en comenzar a cantar las letras en alto. Un muy buen ambiente donde el protagonismo se centró exclusivamente en el escenario, algo que no suele ocurrir mucho por estos lares.

El tramo final del concierto llegó cargado de algunos de los temas más celebrados de su discografía como ‘De Momento Abril’ o un ‘9.6’ despojado totalmente de su carácter electrónico y festivo. Sin embargo se llevó la palma ‘Poderes Extraños’, canción donde La Bien Querida hizo constancia de su buena voz. Tras una breve despedida del escenario, nuestros protagonistas regresaron con una sorpresa como fue la interpretación de ‘La Veleta’, canción perteneciente a Los Planetas dentro de Una Ópera Egicia. Sin embargo la traca final llegó con ‘A veces Ni eso’, aplicándose los asistentes muy bien aquello de hacer eses de amor con las caderas.

DSC01894

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *