Crónica

Joe Crepúsculo

Teatro Calderón

24/11/2020

Por -

La monotonía del martes 24 de noviembre, en el que ya se empezaban a acusar las bajas temperaturas de la capital, fue rota por la nueva apuesta de Joe Crepúsculo. Pasadas las 9 de la noche y en traje beige de raya diplomática, el catalán daba comienzo a la gira de presentación de Supercrepus II.

El teatro Calderón de Madrid, con casi todas las localidades disponibles agotadas, fue el escenario escogido para este esperado primer concierto. Primer concierto en teatro, primer concierto con banda al completo, primer concierto de su más reciente álbum. A telón abierto, el teclista y vocalista salió acompañado de Aaron Rux a la guitarra, Joshua Robert Taylor al bajo, Lete Moreno a la batería y Juan Torán también a la guitarra. Para muchos de los asistentes, este suponía su reencuentro con la escena musical en época de pandemias, y eso quedó patente desde el minuto uno del espectáculo. Ayudando a superar las dificultades propias del formato teatro, los bailes y las palmas dieron calor extra a temas como ‘Calaveras Negras’ o ‘Serenata’.

Si alguien puede componer las letras más románticas del mundo sin caer en lo cursi, ese es Joe Crepúsculo. ‘Luna Estúpida’ o ‘Todo Se Corrompe’ fueron el contrapunto perfecto a temas más bailables, integrándose perfectamente en un setlist de lo más variado y emocional. Desde el brillo country de ‘Te Brilla la Cara’ hasta la nueva instrumentalización de ‘Gabriela’, la banda al completo se desenvolvió con soltura tanto en los sonidos nuevos como en la reinterpretación de los más veteranos.

Los juegos de focos y luces acompañaron muy bien el ánimo del público, acogiendo temas como ‘Comiendo Shawarmas’ o la autodenominada balada heavy ‘Luces Misteriosas’.

El frontman de la recién formada banda, no dejó de bailar pegado a su ya mítico teclado en ‘Hoy no Sale el Sol’ o ‘A fuego’. Siguiendo el esquema de alternar canciones del nuevo disco con otras más antiguas, y temas más movidos con otros más reposados, llegó el turno de ‘Toda esta Energía’, para seguir avivando la velada con ‘Chococristos’. No faltaron menciones nostálgicas a los formatos de los últimos conciertos de febrero, antes de que sonase uno de los primeros singles del LP ‘Cuarentena sin Ti’, himno por excelencia durante los meses de marzo y abril.

Con el formato banda, canciones como ‘Rosas en el mar’ pierden algo de esa oscuridad a la que nos tiene acostumbrados Joe Crepúsculo, aunque esta fórmula funciona a la perfección con la cadencia de composiciones como ‘Pisciburguer’.

La noche iba llegando a su fin, reservándonos para este momento los temas más reconocibles que aún no habían sonado. Desde sus butacas, los asistentes no pararon de improvisar variados movimientos de brazos al ritmo de ‘Discoteca en Ruinas’ y ‘Lo Peor’, exprimiendo al máximo las ganas de volver a ver música en directo.

El círculo se cerró con la repetidísima y esperadísima ‘Mi fábrica de Baile’, guiño final que se agradeció como broche para una velada de esas que se echan ya cada vez más en falta.

Crónica: Lucía González Arboleya
Foto: Sharon López

Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *