Crónica

Japandroids · Retirada!

La [2] de Apolo

11/07/2018

Por -

Japandroids regresaron a Barcelona, consiguiéndonos no dejarnos indiferentes para nada. Nos situamos en la sala [2] de Apolo (Barcelona), donde compartieron escenario con la banda local Retirada! Después de sacar su tercer disco Near to the Wild Heart of Life, han llegado más fuertes que nunca y esto nos lo demostraron de primera mano a todos los asistentes del concierto el pasado miércoles.

Abriendo el concierto pudimos disfrutar de Retirada! y su indie post-rock. El dueto barcelonés preparó el terreno con sus canciones repletas de sentimiento y melancolía entre las que podemos destacar las de su último trabajo Victoria/Derrota, a las que el público reaccionó con mucha aceptación.

Una vez finalizado su show se empezó a crear expectación entre los asistentes, ansiosos por la descarga de energía del concierto que se acercaba. En cuanto los canadienses salieron a escena, el público enloqueció empezando así el show por todo lo alto y con el movimiento que el tempo, distorsión rota a lo más punk y ritmo contundente de Japandroids merecía.

Durante todo el concierto hicieron diversos speechs que hacían una bonita conexión con el público. De hecho, nos sorprendió porque eran muy cercanos y se fijaban en los pequeños detalles que marcan la diferencia. Como por ejemplo, en un momento dado se dirigió a una chica que le dijo que su tatuaje le gustaba mucho y le recordaba al que tenía uno de sus técnicos, de forma que le hizo salir al escenario para enseñárselo.

También llamó nuestra atención que Brian King (cantante y guitarrista) cambiaba constantemente de guitarra, probablemente por la afinación distinta de cada canción, dando así el sonido adecuado y ahorrando, como es lógico, el tiempo de espera que supondría re-afinar continuamente la guitarra.

Hacia el final del concierto, cuando la gente ya estaba motivada con la música de los cabezas de cartel, una persona subió al escenario un par de veces haciendo así un stage diving y enloqueciendo más el público que bailando entre pogos y saltos se pasaban por encima de sus cabezas al asistente que salto.

Después, dieron las gracias por la asistencia y pasaron a hacer un bis donde terminaron interpretando una de sus canciones más populares y que hizo terminar a todo el público enloquecido. Esta canción es ‘The House that Heaven Built’ que destaca por su rápido y melódico riff de guitarra y una potente batería con mucho groove, complementado a la perfección la rasgada pero muy melódica y cargada de sentimiento voz de Brian King que juntamente con los épicos coros del batería David Prowse hacen de esta canción un himno que hizo cantar y bailar al público de principio a fin.

Finalmente, los técnicos y los músicos repartieron algunos setlists y algunas púas entre los asistentes que estaban por las primeras filas, dándoles así un bonito recuerdo de su show. Después de esta actuación, los canadienses encararán la recta final de su gira europea, haciéndonos sentir una vez más el carácter incombustible que encierran.

Judit Trota
Judit Trota

Fotógrafa y estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. En el Mad Cool preferí ver a Cage The Elephant que a Green Day.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *