Crónica

Eagulls

El Sol

10/04/2014

Por -

Durante los últimos meses, un joven grupo de Leeds ha estado agitando la escena musical británica. Son Eagulls, un auténtico terremoto post-punk cuyo directo les llevó a ganarse la admiración de la crítica en 2013. Con su disco de debut ya publicado, Eagulls vinieron a defenderlo en la pequeña y apropiada sala El Sol de Madrid. Si ya en el disco daba la impresión de que sus temas ganarían mucho en directo, anoche quedó confirmado. Eagulls ganan en las distancias cortas.

A Ohios les fue encomendada la difícil misión de calentar motores para un grupo tan enérgico y directo como Eagulls. Conocí a este grupo español gracias a una entrada publicada hace un par de meses por mi compañero Noé. Debo confesar que sus pistas de estudio no me convencieron, pero anoche cumplieron a la perfección con una corta actuación en la que hicieron claro su amor por Superchunk y Sebadoh. Mucha distorsión, mucho ruido y pocas voces, que siempre se encontraban tapadas ante la inmensidad de su muro de sonido. Muro en el que destacaban unas líneas de bajo que —lejos de quedarse ancladas en los acordes— tomaban vida propia y mejoraban sustancialmente los temas. Habrá que seguirles la pista.

Eagulls salieron al escenario algo tímidos, como si la cosa no fuese con ellos. George Mitchell se presentó con un sencillo “We’re Eagulls, from the UK” y la maquinaria se puso en marcha. En un principio, dejaron que la propia potencia de sus canciones sacasen adelante el concierto, algo factible con temas como ‘Nerve Endings’. Público y grupo se observaban asustados como esos dos equipos de fútbol que tienen miedo a llevar la iniciativa. El primer ataque vino del cantante George Mitchell, que comentó sarcásticamente que se podía bailar durante el concierto. A partir de ese momento, la actuación de los ingleses se convirtió en una auténtica locura. Es esa misma locura de la que Eagulls hacen gala en su disco de debut, que contiene un buen número de cañonazos para el directo.

Aunque es posible que su LP resulte algo repetitivo, la versión en directo de Eagulls es verdaderamente aplastante. George Mitchell ha nacido con ese carisma de los grandes frontmen que le lleva a poder liderar una actuación y subyugar a decenas de personas sin decir más que tres frases genéricas. Canciones como ‘Hollow Visions’ y ‘Footsteps’ se ganaron al público. También tiraron de material de su último EP, del que recuperaron un par de temas.

Con un pogo detrás de otro (en los que descubrimos que los chicos de Ohios son igual de activos como público que como artista), los de Leeds fueron despachando todo su debut con una velocidad pasmosa. El éxtasis llegó con ‘Possessed’, que es —sin duda alguna— su tema más reconocible. Empujones, saltos y los cinco miembros del grupo pasándoselo como si estuviesen dentro del mismo pogo. Tras insistirles durante un par de minutos, conseguimos un escueto bus de una canción. La actuación, cuyo único punto flojo fue su cortísima duración, se podría resumir en un puñado de chavales empujándose, agarrándose y cantándose. Y es que el punk era esto.

Eagulls no tratan de engañar a nadie ni pretenden reinventar la rueda. No serán el grupo más original del momento ni encajarán con la actual escena inglesa, pero tampoco parece importarles, como pudimos descubrir en la entrevista que les hicimos hace unas semanas. Los de Mitchell van a lo suyo y tienen todas las papeletas para hacer carrera como outsiders. Imprescindible directo.

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *