Crónica

The Drums

Razz 2

23/11/2014

Por -

Pese a que no era la primera vez que The Drums aterrizaban en un escenario barcelonés, para mí fue la primera oportunidad que tenía para verles en directo. Había esperado mucho para poder disfrutar de un concierto de los neoyorquinos, a pesar de que lo único que había escuchado hasta el momento habían sido malas críticas. Que son fríos en directo, que no conectan con el público, que su sonido no es para nada el esperado… Pero parece ser que escogí el mejor concierto ofrecido por estos muchachos en tierras catalanas.

En principio venían a presentar su nuevo trabajo Encyclopedia, aunque la verdad es que tan sólo 6 de las canciones que formaban su setlist salían de su último álbum. The Drums, formado ahora únicamente por Johnny Pierce y Jacob Graham tenían un claro objetivo: gustar y contentar al público.

The_Drums_3

 Llegamos poco antes de su actuación mientras Barbott aún estaban encima del escenario. La verdad es que nos gustó mucho la actuación de los teloneros, que derrochó energía y ofreció buenos temas que engancharon al público. La poca gente presenciando su concierto nos dejaba ver el por qué del cambio de sala, y es que en principio éste debía celebrarse en la sala grande de Razzmatazz. Poco a poco Razz 2 se fue llenando (aunque no demasiado), y cuando Pierce salió al escenario todos los fans de primera fila lo celebraron como nunca. Salieron acompañados por un batería, un guitarra y un bajo y empezaron su actuación con ‘Bell Laboratories’ que mezclado con el humo del escenario sirvió a la perfección para introducirnos en su atmósfera.

Aunque Pierce no habló demasiado con el público, exceptuando pocas ocasiones, su actitud se mostraba cercana y abierta, y parecía que estuviéramos en un íntimo concierto que desde el principio sorprendió muy gratamente.

Siguieron con más temas de su nuevo álbum como ‘Let Me’, ‘Kiss Me Again’ y ‘I Can’t Pretend’ para poco después empezar ya con algunos de los hits de sus anteriores discos, cosa que gran parte de los asistentes agradeció y coreó como nunca. Algunas de las más celebradas fueron ‘Best Friend’ donde Pierce nos dijo que iba sobre su fallecido mejor amigo o ‘Money’ y su: “I want to buy you something but I don’t have any money, No, I don’t have any money”.

Desde este punto el concierto solo fue in crescendo. La mayoría de nosotros manteníamos los ojos abiertos hipnotizados por los bailes y los líos de cables de Pierce, mientras enmudecíamos ante los movimientos de Graham, que no sabría cómo describir. Eran entre robóticos e hieráticos pero al fin y al cabo entrañables. Parecía que ellos dos estaban en su mundo, tocando sus temas, pero de algún modo habían conseguido trasladarnos con ellos a su extraña galaxia.

The_drums_razz

‘Book of Revelations’, ‘Face of God’ o ‘How It Ended’ fueron de los últimos temas que nos ofrecieron antes de desaparecer brevemente para volver con un magnífico bis formado por tres temas de su primer disco. ‘Forever And Ever Amon’ gustó mucho en directo, aunque sin embargo lo que muchos esperaban era lo que estaba a punto de llegar, el gran tema de The Drums; ‘Let’s Go Surfing’. La verdad es que no me imaginé la ilusión que me haría escuchar esta canción en directo hasta que estuve allí. Todo el público enloqueció y bailó mientras cantaba “Oh mamma, I wanna go surfing. Oh mamma, I don’t care about nothing” atraídos por ese ritmo tan surfero como sesentero. Decidieron terminar on ‘Down By The Water’ llena de emoción y tan épica como puede llegar a ser.

Un concierto que nos hizo irnos a todos con muy buen sabor de boca, sabiendo que tanto los asistentes como los miembros de la banda habían disfrutado. The Drums no habían venido a presentar su último disco, sino a hacernos ver que aún tienen mucho por ofrecer.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *