Crónica

Colour Haze

Razz 3

03/10/2013

Por -

Vestido con mi camiseta psicodélica por excelencia (una roja y verde que yo mismo tinté) me planté en Razzmatazz 3 esperando encontrarme un ambiente parecido. Por el contrario, al llegar allí me fijé en que era todo pelo y cuero. Muy setentero todo. Muy hip.

Ignorando este hecho, nos pusimos todos a tantear el ambiente con My Sleeping Karma. ¿Y cuál era el ambiente? Calor. CALOR. MUCHO CALOR. Querido Razz, encended el aire, por favor.

Aaanyways, ¡estuvieron geniales! Con unos visuales flipantes combinados con una actitud excelente y una conexión con la audiencia que muchos desearían tener, My Sleeping Karma abrieron la noche, tocando por primera vez en Barcelona, de la mejor manera posible. Un vuelo sensacional.

Entonces llegó el turno de Colour Haze, ¡eso eso! Inico ÉPICO con ‘Transformation’, de su álbum She Said (2012). Que pena que no lleven proyecciones paranoicas. De lo poco que nos faltó en un concierto completísimo.

Si a la habilidad en la guitarra de Stefan Koglek no se la puede llamar virtuosismo no sé cómo nombrarla. Es sobrenatural. Es colosal. Es divina. Está hecha con el sudor de los dioses.

Y es que tuvimos de todo: solos kilométricos muy old-school, escenografía hippie al máximo y teletransportación a los setenta, donde tríos de psych-rock lo daban todo y más en el escenario, pero no en cuanto a espectáculo, sino a música, ¡que es lo importante! Outros eternas, riffs inquebrantables y una técnica en las batacas ¡singularísima!

Espectacular noche que recordaremos durante mucho tiempo.

Post a cargo de Toni Enguix Segura
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *