Crónica

Cigarettes After Sex

Apolo

11/11/2019

Por -

El  pasado  11  de  noviembre  los  estadounidenses  Cigarretes  after  Sex  visitaron  la  sala Apolo  de Barcelona para presentar su nuevo álbum Cry. El grupo tenía programada, además, otra fecha en la misma sala el martes 12, y ambas colgaron el cartel de sold out semanas antes de que llegara el día del concierto. Esto no es sorprendente viniendo de un grupo que acumula millones y millones de plays en Youtube y Spotify y que se ha labrado un gran público a través de internet. Este éxito se plasmó también en la diversidad de perfiles de gente que se presentaron, muy puntuales, a la hora de la apertura de puertas de  la 1 de Apolo. La expectación por ver al grupo era, sin duda, palpable.

El concierto no contó con teloneros, sino que empezó con una “pre-show movie”, como se anunciaba en la programación. La película consistió en unas de imágenes en loop de lluvia cayendo sobre el mar, en blanco y negro, y con un piano sonando de fondo. Tras unos minutos empezaron a aparecer frases de las canciones del grupo: “you only fuck for love” fue la primera, y una chica del público afirmó con humor que se sentía retratada por la frase. A medida que avanzaba el vídeo, entre el público algunos miraban concentrados a la pantalla, intentando sintonizar con lo que el grupo quería transmitir; otros murmuraban impacientes y eran mandados a callar por los que tenían alrededor. Poco a poco iban apareciendo más frases y la música iba tornándose más atmosférica, como preparando el terreno para la entrada del grupo.

Una vez acabada la película, el grupo por fin entró en el escenario: todos de negro, con seriedad y sin mediar palabra empezaron enseguida con la primera canción de la noche, ‘Hentai’. La letra explícita de la canción y su ritmo pausado fue una buena presentación de lo que iba a ser el concierto: un chico que nos encontramos en la primera fila afirmaba que la música del grupo estaba hecha para “follar, drogarse y estar triste”. Tras la popular canción ‘Crush’ de 2018, que fue recibida con energía por el público, el cantante Greg Gonzalez presentó al grupo y agradeció a la gente su asistencia. Siguieron enseguida con ‘Falling in Love’, del último trabajo.

Las canciones se iban sucediendo y ‘Nothing’s gonna hurt you baby’ y ‘Sweet’ fueron de las más bien recibidas de la noche. Las imágenes que se proyectaban detrás del grupo de cielos, flores y actrices francesas acompañaban al sonido, y es que Cigarretes After Sex cuidan y tiene muy en cuenta su parte visual, tomándola como un camino más para entrar en su música: prueba de ello es también cómo pidieron a los fotógrafos del evento que dispararan en blanco y negro.

Entre el público observamos un gran número de parejas y es que la música de los tejanos crea la atmósfera ideal para el amor: la voz de Greg Gonzalez, casi un susurro, combinada con los ritmos lentos, las letras azucaradas y explícitas y la postura casi estática de los integrantes de la banda sugerían una  intimidad  que  de  primeras  parecía  chocar  con  el  espacio  en  el  que  estábamos,  con  la  sala abarrotada de gente y el alto volumen de los altavoces. Aun así, parecía que la gente encontraba su propio espacio entre la muchedumbre: se balanceaban y se abrazaban o se quedaban quietos, con los ojos cerrados y concentrados en la escucha.

Llegábamos ya al final del concierto, y el grupo salió para hacer un bis donde interpretaron las canciones ‘Keep on loving you’, una cover del tema de los 80 de la banda de rock REO Speedwagon, y ‘Dreaming of You’, una canción de su primer EP. Con la repetición de dreaming, dreaming, dreaming of you y las luces de discoteca, que se encendieron en medio de la canción por alegría del público, se puso el broche final al evento, donde pudimos escuchar piezas de su último trabajo pero también muchas canciones  antiguas, lo que hizo del concierto un recorrido completo por toda la trayectoria del grupo.

Crónica a cargo de Etna Ripoll

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *