Crónica

Casero · Ganges · Morreo

Café La Palma

14/02/2020

Por -

Un Café La Palma medio vacío recibía el pasado 14 de febrero a Ganges, nombre artístico de la santanderina Teresa Gutiérrez. Vino a presentarnos su último trabajo, el primero desde que la banda se convirtió en un proyecto en solitario. Abrió con ‘Hotel’, también la primera del elepé, Boy Love Amor. Ella misma declaró en una entrevista que la suya no es música movida, que tienes que ir preparado para abrirte a los sonidos, y quedó claro desde el primer momento. Es cercana al aún escaso público, pero no conecta con él, probablemente porque su propuesta es demasiado compleja para abrir la noche y sin calentamiento previo.

Hizo un breve recorrido por su disco, en el que destacaron la colaboración de Casero en ‘Taipéi’ y la versión en acústico de ‘Andrómeda’, quizá el momento que más caló entre los que allí nos reunimos. Con ‘Te quiero, No me quiero’ se despidió y su dream-glitch pop abrió paso a la que quizá era la actuación más esperada de la noche: Morreo.

Morreo, un grupo procedente del sur de la península y que se formó hace menos de un año en la capital, nos trajo su música altamente bailable, en contraste con sus letras a ratos muy oscuras. Sombría y luminosa a la vez, la propuesta de este dúo está cargada de sintetizadores y ritmos para gastar zapatillas en la pista de baile.

La sala ya sí estaba llena para cuando Germán y Joseca se subieron al escenario. Sin más que una breve e innecesaria presentación, dieron comienzo a su espectáculo de reminiscencia ochentera con dos temas inéditos, y tanto les bastó para que pendiéramos de sus labios. Entre unos deseos de matar a instagramers por la Gran Vía y una versión de la inmortal María Jiménez, pasando por un tema dedicado a la ídola María Teresa Campos, Germán y Joseca nos arrancaron sonrisas, risas y bailes. No faltó ‘Cluedo’, de las más deseadas y coreadas por el público y se despidieron con ‘Formol’, indudablemente su canción más controvertida y también la más aclamada por el público. Ofrecieron un buen espectáculo, aunque, visto en perspectiva, algo falto de gas como toda la velada.

La noche se acercaba a su fin y era el turno de Casero, una joven artista que de momento tan solo tiene tres temas publicados en este nuevo proyecto. Como era de esperar, su actuación también fue breve y contó con un importante número de canciones inéditas. Arrancó precisamente con algunas de ellas, tituladas ‘Frutos secos’ e ‘Islas’. Su nombre artístico es un ‘juego’, ya que es su apellido real y, a la vez, una declaración de su arte. Y es que Gabriela está muy lejos de las producciones hipercuidadas y así también se notó en su directo, en el que no faltaron pequeñas imperfecciones que, no obstante, le dieron al espectáculo un tono primoroso y cercano.

La madrileña le pidió a Teresa, Ganges, el favor de vuelta y esta se regresó al escenario para cantar ‘Cuanto más’, un tema dulce y duro, que habla de amor y decepción, y el resultado fue sorprendentemente precioso. No faltó el corte que Casero acababa de publicar con Cariño, ‘Los planes contigo’, tan solo un día antes. Hizo una breve pausa para contarnos que hubo una época en la que le daba verdadera ansiedad irse a dormir con los calcetines puestos, porque estaba segura de que se moriría, y nos cautivó con esa entrañable e íntima anécdota. Ya no hubo más tiempo para más que un último tema, ‘Tú primavera y yo verano’ y con él se despidió de una noche en la que el amor fue el protagonista, pero faltó el cariño.

Crónica a cargo de Rob Simeoni

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *