Crónica

Bill Callahan

Teatro Nuevo Apolo

02/02/2014

Por -

Con casi de 25 años de carrera a sus espaldas, Bill Callahan sigue demostrando que aún le queda mucha tela por cortar. Su último álbum, Dream River (2013, Drag City), ha acabado apareciendo en la mayoría de listas de mejores LPs de 2013. Desde que dejó atrás el pseudónimo Smog en favor de su nombre real, Callahan se ha reinventado y ha conseguido aún más adeptos, que se suman a los que ya conquistó en la década de los 90; lo cual explica la diversidad de los asistentes, bien divididos entre jóvenes y cuarentones, alguno de ellos con el hijo a cuestas.

Circuit Des Yeux, también conocida como Haley Fohr, abrió el concierto con puntualidad. Estuvo prácticamente sola ante al peligro; únicamente contaba con su guitarra acústica y un buen número de pedales que modificaban el sonido de su instrumento, convirtiéndolo en una guitarra eléctrica cuando convenía. En otras ocasiones, Haley dejaba su voz desnuda junto a los sencillos arpegios de guitarra y llenaba el teatro con ese sonido grave y profundo que salía de su garganta. Sus mejores momentos llegaron cuando se puso más PJ Harvey, entre largos aullidos y la distorsión de su guitarra. Aunque ella estuvo bien, su actuación fue entorpecida por la continua llegada de gente al teatro y la mala educación de algunos de los asistentes, que puede que desconozcan que no es obligatorio ir a ver al telonero.

DSC00043c

Callahan no tardó en subirse al escenario. Muy reservado, él y su grupo comenzaron tocando el tema que abre Dream River, ‘The Sing’, cargada con ese humor ácido tan característico de su carrera: The only words I said today are «beer» and «thank you» / Beer, thank you. Siguió con ‘Javelin Unlanding’ y ‘Small Plane’, que estuvieron muy favorecidas por el fantástico sonido del teatro, prácticamente perfecto durante toda la actuación. Al igual que su capacidad como compositor, su voz tampoco nota el paso de los años.

DSC00051c

Se olvidó de Dream River durante un buen tiempo para recopilar temas de otros trabajos. Sonaron tres canciones de Apocalypse (2011, Drag City), entre ellas la divertidísima ‘America!’, en la que Callahan vuelve a hacer gala de su sentido del humor. También estuvieron ‘Drover’ y la eterna ‘One Fine Morning’, cuya duración no desentonó con la del resto de los temas, estirados e improvisados por minutos. Lo que en unos temas eran majestuosos cierres se convertían en tediosos instantes en otros, hasta que el guitarrista de la banda de Callahan arrancaba con un solo o el batería, que se pasó casi todo el concierto tocando con sus propias manos, llenaba los huecos con sus estremecedores fills. El ambiente intimista favorecía la improvisación del grupo, que se gustaba y tocaba como si estuviesen en un ensayo.

Tanto ‘Spring’ como ‘Winter Road’, con la que cerró, resultaron aún más enormes que en la versión del álbum. Fue precisamente esta última, que también funciona como cierre en Dream River, la canción en la que la voz grave y adulta de Callahan resultó más poderosa. Apoyada en una línea de bajo tranquilita y una percusión suave, su voz se deslizaba sobre la melodía marcada por la guitarra. Sin duda, el mejor momento de un concierto que casi llegó a las dos horas, algo de agradecer.

DSC00058c

No faltó un clásico en su repertorio como ‘Please Send Me Someone To Love’, versión de Percy Mayfield en la que Callahan se emocionaba mientras cantaba. Por supuesto, no fue muy fiel a la original, sino que se alargó hasta el punto en el que cada integrante del grupo realizó un solo. Y hablando de clásicos, también estuvieron en el setlist la aclamadísima ‘Too Many Birds’ y ‘Dress Sexy At My Funeral’, uno de los temas más conocidos de Smog, que levantó aplausos desde que sonaron los primeros acordes. Esta vez, Callahan acabó pronto con la canción y se despidió del público como vino: tímido y con pocas palabras, pero teniendo la seguridad de que estaba haciendo las cosas bien. Una seguridad que viene de más de media vida dedicada a la música. Y lo que le queda.

Setlist:

1. The Sing
2. Javelin Unlanding
3. Small Plane
4. Too Many Birds
5. America!
6. One Fine Morning
7. Ride My Arrow
8. Drover
9. Seagull
10. Spring
11. Please Send Me Someone to Love
12. Dress Sexy At My Funeral
13. Winter Road

(Fotos realizadas por Noé Rodríguez y pertenecientes al concierto de Bill Callahan en Valladolid).
Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *