Crónica

Big Thief

La [2] de Apolo

20/02/2020

Por -

Febrero en la ciudad es un mes en el que parece que nunca pasa nada. Es un mes para estar un poco casero, un poco de bajona, un poco de quiero regodearme en mi tristeza pero en plan bonito. Pero por suerte los pasados 19 y 20 de febrero Big Thief giró por salas españolas para demostrarnos que se puede estar tristemente intenso pero haciendo cosas como por ejemplo ir a sus conciertos.

Después de su paso por la sala Joy Eslava de Madrid, Big Thief aterrizó este jueves en Barcelona para tocar en la 2 de Apolo. El concierto estaba sold out desde hacía un mes más o menos, lo que anunciaba que no iba a caber ni un alfiler en esa sala. Y aun que la 2 no sea la sala más majestuosa de Barcelona, los de Adrianne Lenker lograron dar un concierto precioso, intimista y desgarrador a partes iguales e hicieron de esa sala el mejor lugar en el que estar de toda Barcelona.

La noche empezó de la mano del cuarteto francés Pays P y su post rock hablado. La sala no tardó en llenarse a más de 20 minutos del concierto de Big Thief ya no te podías prácticamente ni mover. El público no era nada sorprendente, por lo general muchos señores blancos con barba de +35 (siendo optimista). La gente estaba nerviosa o por lo menos dispuesta a sentir mucho y que le dieran una paliza emocional.

Se hace el silencio. Sale la banda y empiezan a tocar ‘Solo’. Tienen toda nuestra atención. Acaba y nos deshacemos en ovaciones. El segundo un tema nuevo dulce y frágil llamado ‘Two Rivers’. Podrían haber seguido toda la noche haciendo temas nuevos y me hubiera parecido bien. Si eran de ese nivel, no necesitábamos más. Es bonito cuando una banda confía suficiente en su material y en su público como para testear nuevas canciones en directo y sobre todo al inicio de un concierto. Le siguió ‘Contact’ y, de un modo más alegre pero igual de potente, ‘Forgotten Eyes’. Y estando al casi al principio del concierto llegó la que es posiblemente la mejor canción que se ha publicado en 2019: ‘Not’. Si habéis tenido la oportunidad de verla en directo o habéis visto las treintamil versiones que hay en Youtube ya os podéis imaginar que en el momento que su voz se quiebra con una dureza absoluta al decir not to die, not dying, te rompe. Es cruda y te revuelve por dentro. Ella acabó el instrumental de rodillas pero los que estábamos a sus pies éramos nosotros. Casi sin darnos tiempo de recuperar el aliento tocaron ‘Mary’ como si de una dulce nana se tratara. Tanto te desgarran como te abrazan en este concierto.

Siguieron explorando su último álbum Two Hands tocando con la tensión emocional justa ‘Those Girls’ y ‘Shoulders’ entre otras. No sin intercalar ‘Shark Smile’ entre estas, que fue la canción que más hizo bailar al público, si entendemos bailar por mover de manera entusiasta la cabeza. Llegó ‘Paul’, uno de los pocos momentos en el que el silencio del público se rompió y nuestras voces acompañaron a las suyas porque hay canciones que es inevitable sentir y querer cantar. Le acompañó otro acierto asegurado. ‘Masterpiece’ fue gigantesca, una de las pocas canciones en la que los late millenials sacaron los móviles para grabar. En general fue un concierto en el que se grabó poco por lo maravilloso que era.

Después de tres intentos fallidos de tocar ‘Cattails’ se desestimó y le dieron a un tema nuevo. Nos encandiló a todos cuando ella confesó que seguramente todos estos nuevos temas sufrirían cambios pero que es lo que los hacía reales.

El concierto cerró con canciones como ‘Terminal Paradies’ y ‘Mythological Beauty’ con los que demostraron que logran que cualquier tema mejore en directo ya sea por la química que tienen como grupo o por la sinceridad que hay en la voz de Lenker.

En resumidas cuentas fue un concierto de una banda que se toma en serio, pero no de una manera pretenciosa, sino porque en el escenario dejan toda su verdad con un directo que tintan tanto de aires folk como de emociones y tensiones post-punk. Demostraron que no solo han sacado dos de los mejores álbumes de 2019 sino que tienen material para seguir haciéndolo muchos años más.

Crónica a cargo de Eva Sebastián
Fotografías a cargo de Judit Trota

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *