Crónica

Beach House

Apolo

20/11/2015

Por -

El pasado viernes 20 de noviembre teníamos una cita imprescindible en la Sala Apolo, el primer concierto de los dos que Beach House iban a ofrecer en Barcelona. Con el sold-out colgado en la puerta del recinto, la sala se iba llenando poco a poco mientras el telonero Dustin Wong nos demostraba su talento con la guitarra, creando melodías infinitas a través de su loop station. A sabiendas de que la sala estaría a rebosar, nos colocamos en la parte superior para disfrutar de todo el escenario con vista panorámica, cosa que también debió pensar  Alex Scally, que se colocó a nuestro lado para disfrutar del músico asentado en Tokio. Muy buen comienzo de velada. 

Los de Baltimore salieron puntuales al escenario, teñido por la oscuridad y dejándonos ver tan solo la silueta do los artistas que empezaron la noche con el mismo tema que abre su ya penúltimo disco Depression Cherry. Victoria y Alex aparecieron acompañados por dos músicos más, Graham Hill a la batería y Skyler Skjelset de Fleet Foxes al bajo. Desde el principio Beach House nos adentraron en un pequeño viaje donde casi todos quedamos hipnotizados por sus melodías y su manera de moverse encima del escenario.

El dúo nos ofreció un magnífico setlist donde parecía que cada canción encajaba perfectamente con la anterior, cosa que no pasó varias semanas atrás cuando los vimos en el Pitchfork Music Festival de París, donde se les vio menos cómodos a pesar de interactuar mucho con el público. Allí Legrand parecía tener cierta dificultad para encontrar el tono correcto en las canciones nuevas, cosa que no pasó en Barcelona donde ella demostró tener un gran dominio sobre su voz.

IMG-20151125-WA0012

Para no romper con su música minimalista, los únicos efectos que acompañaron a  la banda en el escenario fueron unas estrellas colocadas detrás de ellos y algunas proyecciones que daban emoción y contundencia a sus canciones, aunque gran parte del concierto lo pasaron a oscuras dejándonos intuir solamente sus siluetas. Misticismo y magia por doquier.

Durante la hora y media de concierto repasaron temas de toda su carrera, centrándose quizás más (y como es normal) en sus dos nuevos trabajos Depression Cherry y Thank Your Lucky Stars, de los que sonaron 7 temas de los 16 que tocaron, entre ellos ‘Space Song’ y ‘PPP’ del primero y ‘All Your Yeahs’ y ‘Somewhere Tonight’ del segundo, del cual nos dijeron era la tercera o cuarta vez que tocaban en directo. Tampoco se olvidaron de su álbum debut regalándonos una magnífica ‘Master of None’.

A pesar de que la noche transcurría con la calma que las canciones de Beach House suelen transmitir, también hubo momentos más intensos donde Legrand se desmelenó y el público se contagió de su euforia  con temas como ‘Wishes’ o ’10 Mile Stereo’ de su celebrado Bloom. Nunca hubiera imaginado un público entregado cantando con la mano en alto “One in your life, It happens once and rarely twice, One in your life It happens once and rarely twice” como si estuviéramos celebrando un hit de lo más rockero, pero lo cierto es que fue un momento único.

Entre canción y canción Legrand tuvo tiempo para dedicarnos algunas palabras y agradecernos el seguir creyendo en la música a pesar de los problemas que hay en el mundo hoy en día. Muy motivados con el concierto y dando lo mejor de sí en cada tema, dieron por finalizada la primera parte del directo con ‘Sparks’ tema que ya celebramos como cualquier otro de sus anteriores discos. Volvieron poco tiempo después guiados por los aplausos del público para acabar con un bis inmejorable: ‘Myth’ e ‘Irene’ para terminar el que hasta ahora ha sido el mejor directo de Beach House de los que he podido disfrutar.

Elisabeth
Elisabeth

Licenciada en Humanidades y amante de todo lo que rodee el mundo audiovisual, en mi mochila siempre encontrarás una cámara, mi móvil, unos auriculares, una agenda y un boli. Lo que más me gusta es disfrutar de la música en directo y guardar las entradas de recuerdo. ¡Ah! Y los velociraptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *