Crónica

Arenal Sound 2015

Domingo

02/08/2015

Por -

Llegaba nuestra despedida del Arenal Sound con una jornada que se veía muy comprimida por un cambio de horarios. Debido a que Nervo no habían podido actuar el viernes por la tormenta pero sí el domingo. Esto ocasionó que gran parte de los conciertos se retrasaran más de media hora, produciéndose de este modo una dolorosa solapación inicialmente no prevista entre Nacho Vegas y La Bien Querida. Sin embargo los grandes damnificados de la jornada fueron Neuman, quienes tuvieron que salir al escenario Negrita a eso de las seis de la tarde.

Neuman ofrecieron su impecable directo en un recinto totalmente desangelado en el que el único movimiento que se producía era el del público que abandonaba el Pool Stage. Paco no dudó en esconder su malestar debido a un cambio de horario realizado con muy poco margen, tanto para el público como para los artistas. Sin embargo, no se dejaron llevar por la desidia, haciendo brillar temas como ‘You Fill My Heart’ o la siempre muy animada ‘Turn It’. Los murcianos se merecieron mucho más reconocimiento, a pesar de ello nos quedamos con muy buen sabor de boca.

Por su parte, Niños Mutantes también tuvieron que hacer frente a un reducido público, que en esta ocasión destacaba aún menos ya que su actuación se produjo en el escenario principal. Entre alusiones a Mika y un calor realmente intenso, los granadinos ofrecieron no se dejaron ninguna de sus canciones emblema en el tintero, interpretando ‘Te Favorece Tanto Estar Callada’, ‘Hermana Mía’ o ‘Hundir la Flota’ para alegría de sus seguidores.

Algo muy diferente vivimos con Nacho Vegas. El asturiano vive uno de sus mejores momentos más dulces en cuanto a directo potente y compenetrado con los músicos que lo acompañan. Encontrando el equilibrio perfecto entre las canciones de su último trabajo Resituación y su repertorio más clásico, nos impactó sobremanera con temas a los que nos tiene menos acostumbrados en directo como ‘Perdimos el Control’ o ‘Nuevos Planes, Idénticas Estrategias’. A esas horas el público seguramente fuese el más rocambolesco que el asturiano se haya encontrado nunca con un montón de gente en bikini o bañador y caras de circunstancias. Los que lo vivimos intensamente solo podemos estarle más que agradecido por canciones como ‘La Gran Broma Final’ con la que cerró su directo.

Después de Nacho Vegas nos adentramos en uno de esos conciertos en los que no sabíamos muy bien que es lo que podíamos esperar. Tom Odell salía al escenario para aferrarse a su piano y prácticamente no levantarse en toda la actuación. Las fans enfervorizadas a lo largo de toda la actuación, no dejaron de vitorear al joven británico sobre todo en canciones como su gran éxito ‘Another Love’ o ‘Friday Night’. Dos coristas y una banda muy engranda hicieron que su propuesta reluciese aún más.

Luis_Crown_Photography-1902

Más energía y guitarras es lo que presentaron We Are Scientists en un directo muy propicio para el formato festivalero. Se quitaron a las primeras de cambio de encima ‘Nobody move, nobody get hurts’ para que la gente no tuviese que ponerse pesada con eso de pedir el gran hit. A partir de ahí, no dudaron en mezclar las canciones de su reciente nuevo trabajo TV en Français, Sous la Mer como ‘Make It Easy’ o ‘Sprinkles’, dando buena muestra de cómo agitar masas y hacerse los graciosos chapurreando español. No será recordado como uno de los grandes conciertos del festival pero nos hicieron pasar un rato más que entretenido.

No podemos decir lo mismo de Nervo, un dúo de hermanas que se dedicaron a pinchar temas discotequeros que lo mismo han sonado hace 5 años como lo están haciendo ahora en las radiofórmulas más bailables. No entendemos muy bien que hacían programadas a esas horas, más aun desplazando a Everything Everything a altas horas de la madrugada, hecho que impidió que los pudiésemos ver debido al cansancio acumulado.

Nuestro gran y último concierto del festival sería Mika. Cierto es que sus últimos trabajos pecan de recursos muy vistos y falta de gancho (sobre todo melódico), pero su directo es otra cosa. Nuestro protagonista comenzó la noche con un “buenas noches Valencia” y una breve intro al piano para arrancar con ímpetu ‘Relax, Take It Easy’. Un escenario decorado en un formato de pequeña y colorida ciudad que aportaba ese toque de dibujos animados que tanto aparecía en su aclamado debut Life in Cartoon Motion. Un músico que no paró quieto en ningún momento de la actuación, animando a un público al que no hacía falta mayor excitación externa. La falta de pegada de las canciones de su último trabajo como ‘Talk About You’ fue suplida con un mayor énfasis de la banda, destacando la percusionista que además hizo unos coros impecables. Un concierto repleto de su característico falsete que no decaía en ningún momento, a pesar de la agitación del músico como fue el caso de ‘Grace Kelly’ con un Mika revolviéndose por la tapa del piano. La mejor forma posible de cerrar nuestro paso por el festival.

Luis_Crown_Photography-0675

Fotografías: Luis Crown

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *