Crónica

Neuman

Razzmatazz

09/04/2016

Por -

Ayer tenía que haber sido una gran noche para Paco Román y los suyos. Se reiniciaba su gira tras el parón de varios meses debido al desgaste físico y personal que  al cantante de Neuman le llevó a poner en barbecho las siguientes citas que le quedaban y tomarse las cosas con calma por un tiempo. Entre tanto, apenas rumores de un nuevo trabajo que se editaría a lo largo de este año que, a finales de marzo, se materializó en “I love you”, poderoso trallazo power-pop que dejaba con ganas de dar continuidad al ya lejano “if” (Subterfurge, 2014). Había ganas de directo.

En principio el concierto estaba programado para la sala grande de Razzmatazz pero se optó por cambiarlo a última hora a su hermana pequeña, la 2, con una capacidad de unas 700 personas que en los minutos previos de empezar el show apenas llegaba a la mitad de su aforo.

Los murcianos se presentaron al escenario sobre las nueve y diez en formato trío, con ausencia de su bajo, según aseguraba Paco Román nada más tocar la tarima.

Abrieron con “Lovers”, y ya desde los primeros compases cobraba cada vez más sentido el uso del pretérito de la primera fase: la voz de Paco quedaba arrinconada entre los instrumentos, que, por otra parte sufrirían acoples y distorsión en buena parte del minutaje del concierto.

De todas formas, decidieron echar toda la carne en el asador y repasaron en apenas veinte minutos lo más granado –e inmediato- de su repertorio: “Tell me”,“Hell” y la efectiva “Bye fear/Hi love”, celebrada y coreada por el público.

Tras este festín de hits, y tras haber cambiado como cuatro veces de guitarra- vaya fondo de armario se gastan-, el líder de Neuman confesó estar especialmente nervioso hoy, y no paró de agradecer al público su reencuentro con los escenarios tras estar alejado por prescripción médica. Y mucha verdad había en lo que nos dijo, ya que si bien es cierto que Paco y los suyos le pusieron ganas, la verdad es que esa pasión no se tradujo en una gran noche. Se les notaban oxidados, algo dispersos, con continuos fallos técnicos y de sonido, con demasiadas alusiones a lo más manido del rock – esas codas guitarreras al final de muchas canciones terminaron cansando a lo largo de la noche-.

De cualquier manera, y una vez asimilado esos reproches, la velada sirvió para reencontrarse con temas de la talla de “ If”, “Kids”– con orquesta pregrabada-, la bonita “Ingrid”, o “The family plot”, que hacía tres años que no la tocaba y aseguraba que quizás sería la última.

Para los bises apostaron sobre seguro, con la celebrada “Turn it”“Battle starship”, a los lomos de la mítica guitarra Flying v, y rescatando “I love you” –primer adelanto de su nuevo trabajo que publicarán en breve-.

Una noche entrañable pero lejos de los mejores Neuman. Otra vez será.

Ruben
Ruben

Oriundo de La Línea pero barcelonés de adopción, melómano de pro, se debate entre su amor por la electrónica y el pop, asiduo a cualquier sarao música y a dejarse las yemas de los dedos en cubetas de segunda mano. Odia la palabra hipster y la gente que no calla en los conciertos.

  1. XandreRL

    ¿¿¿¿?????

    Yo no se a que concierto fuiste o.que conocimiento tienes de las canciones de Neuman. Pero Turn it no la repitieron (fue la.primera del bis) y I Love you.solo la tocaron para terminar el concierto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *