Conociendo a

The Elwins

Por -

Nacho Ruiz hila fino, eso de siempre. A diario castigo a mis oídos con alguna de sus mastodónticas playlists, siempre colmadas de bandas difíciles de rastrear pero de enorme potencial. La de hoy sale de allí y, por supuesto, no es menos que las demás. Al contrario.

The Elwins es un cuarteto oriundo de Ontario que se mueve muy bien por los derroteros del indie rock. No inventan la rueda: su segundo álbum (estrenado a principios de año) convoca melodías de un gancho incuestionable, guitarras, coros y teclados muy cercanos a grupos como Tokyo Police Club (si me dicen que son sus ahijados, me lo creo).

La recomendación, pues, para por el mentado Play for Keeps (2015), álbum que sucede a su debut y que se consume en un santiamén. Yo he caído con ‘So Down Low’, imparable, un dardo envenenado de estribillo rompesuelas. Pero hay más: coros dignos de los mejores Wombats, (a día de hoy, ya mejor hablar de Circa Waves) que alcanzan su cenit melódico en temas como ‘You Have Me’, guitarras que lucen en primer plano en ‘Off the Wall’, recordando a los Strokes de “Comedown Machine”, y otro buen puñado de buenas canciones.

La referencia, más allá de su austero primer larga duración, pasa por su predilección por arrimarse a la vistosidad pop, haciendo siempre un uso prudente de los teclados. Llevan siete años tocando y girando juntos por el país de la hoja de arce y ahora he leído por ahí que ya asoman la cabeza por Asia y Europa. Algo bien estarán haciendo. Si este álbum hubiese visto la luz en 2007, otro gallo cantaría. Pero lo dicho, van por buen camino.

Màrius
Màrius

Comunicador audiovisual y marketing digital. Mis referencias musicales van de Jeff Buckley a Albert Pla. Todo en esta vida es compatible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *