Conociendo a

The Limboos

Por -

Rompiendo esquemas y contagiando positivismo, así es como se presentan The Limboos en su primer LP. Sonando clásicos pero muy actuales, la banda afincada en Madrid nos enseña perfectamente lo que es eso de revitalizar los clásicos y dotarlos de una mayor amplitud de sonidos. Y es que nada más escuchar las percusiones ciertamente tropicalistas y punteos de guitarras de ‘Big Chef’, el tema inicial del trabajo, a nuestra mente viene la imagen de un garito de una ciudad como Chicago, inundado de algo tan bailable como es el boogie-woogie. Un amplio abanico de combinaciones de elementos que por separado nos podría resultar confuso pero que puesto en los instrumentos de los Limboos nos descubren un particular nuevo mundo. Por ejemplo el tema homónimo del álbum nos sirve para ejemplificar perfectamente esto. R&B desafiante, percusión ligera, algo de Bossa Nova e incluso ritmos rockabilly. Una coctelera explosiva en la que todo está muy bien mezclado.

Si profundizamos en el trabajo, nos encontraremos con canciones tan contagiosas y desgarradoras como ‘What I’m Saying’. Ritmo peleón, voces que se quiebran y ganas de chasquear los dedos en cada estrofa. Algo que en un primer momento podrías considerar como demasiado pegajoso pero que no tardando te das cuenta de que entra de una forma muy ligera. Eliminando el más mínimo artificio y dejando todo en virtud de unos punteos de unos rasgueos de guitarra de enorme expresividad, ‘Nervous’ aparece como un tema sin contemplaciones pero efectivo. El toque de teclados psicodélicos es la confirmación que el grupo se ha tomado muy en serio el más mínimo detalle en la producción del trabajo.

Saltando hacia el lado más exótico en el sentido más amplio de la palabra, aparece ‘Brownie’, un tema que con las condiciones adecuadas en directo, se puede convertir en un auténtico frenesí de bailes arriesgados y sudor. Algo similar ocurre con ‘Jambalaya Walk’, lo único que en este caso suena todo con un mayor concepto de fusión latina. Comprobando como el grupo abarca todo lo inabarcable, nos vamos a algo de raíz aún más americana como es ‘Call me a Tramp’. Algo así como el revelador blues de la noche plasmado en algo adaptado a nuestros tiempos. Lo dicho, todo un acierto. Seguramente The Limboos no hayan inventado los componentes de su música por separado, pero han tenido la gran visión de juntar influencias llenas de calidad, manipular sus entresijos tales como ritmos y estructuras para conseguir un resultado apasionante. Muy atentos porque seguro que darán mucho juego.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *