Conociendo a

Ghost Number & His Tipsy Gypsies

Por -

La banda vasca Ghost Number & His Tipsy Gypsies ya cuenta con su primer LP publicado. Formados en 2014, la formación se ha mostrado incansable por adentrarse de lleno en los sonidos western donde el folk más árido tiene su mayor protagonismo. Este es el camino que los ha llevado hasta From Dawn to Dust, su primer LP que ha sido editado el pasado mes de marzo por Gran Sol. En él nos vamos a encontrar con unas canciones transfronterizas, forjadas bajo la sensación de un sol intenso y los recuerdos más aferrados a los clásicos del blues filtrados bajo el exotismo que llega a extenderse incluso a la música jazz. Por todo ello, su primera gran referencia nos remite a otra época, aunque tenemos que tener bien presente su capacidad de experimentación con todos los elementos de la canción americana más primigenia incluidos en ella. Un trabajo donde la sorpresa surge en cada canción, en cada instrumento distintivo que nos encontramos y en el espíritu por conducirlo todo hacia el centro de Arizona.

El cóctel medido y cálido que nos encontramos en este trabajo, se desarrolla de una forma muy cinematográfica, conduciéndonos hacia tierras westerns con todo tipo de detalles.  Por ello temas como ‘My First Happy Song’ reflejan el lado emocionante y por descubrir de la vida en las zonas cálidas de Norteamérica, mientras que ‘Desert Siren’s Song’ se adentra de lleno en la formas de vida más tabernarias. Ese carácter a ratos chulesco, pero siempre llevado de una forma muy emotiva, es lo que configura a la perfección los ambientes que se desarrollan a lo largo del disco, pivotando de una forma muy precisa sobre la raíz de la canción americana. Con risas y lágrimas, como todo en la vida, Ghost Number & His Tipsy Gypsies logran un primer trabajo de un nivel más que destacado y muy único en su especie. Aprovechando lo reciente de su publicación, entrevistamos al grupo para conocer más en profundidad su propuesta.

A lo largo de vuestro primer LP nos encontramos con una curiosa mezcla de estilos que van desde la canción americana hasta los sonidos propios de la Europa más oriental. ¿Sientes que desde la formación de la banda vuestro abanico sonoro ha ido creciendo considerablemente?

La verdad es que todas esas influencias están ahí desde el principio. Más bien creo que con el tiempo van conquistando su propio espacio de forma natural.

La banda está integrada por un generoso número de personas. A la hora de crear las canciones, ¿aportáis ideas en conjunto o está función está más bien reservada a pocas personas?

Hasta ahora, normalmente suelo hacer yo la canción con sus arreglos, letra y demás. Algunas veces hablamos de qué función o qué “feeling” debería tener tal o cual instrumento y vamos viendo cómo evoluciona tal o cual arreglo hasta encontrar el que mejor funcione.

Dentro del panorama nacional, creo que sois un grupo que tiene un estilo muy poco explotado en nuestro país. ¿Tenéis la sensación de poder estar abriendo camino en un apartado estilístico más o menos novedoso por estos lugares?

Estar abriendo camino quizás sean palabras mayores. Creo que nosotros aportamos nuestro granito de arena al igual que muchos otros así que, respondiendo estrictamente a tu pregunta, diría que no. Diría que ahora mismo, hay unos cuántos grupos interesantes por la península revisando cada uno a su manera la música roots/swing/country/latin y cada uno de ellos tiene su punto distintivo y peculiar. El nuestro quizás sea que, desde una perspectiva bastante actual, mezclamos muchas influencias aparentemente inconexas y lejanas entre sí dándole un denominador común marca de la casa. Es muy curioso porque muchas veces nos ha pasado que, al terminar un concierto, nos viene la gente diciendo que se lo ha pasado muy bien, pero que se esperaba “otra cosa”. Dentro de esa “otra cosa” están los que esperan un concierto puramente swing, los que esperan un concierto puramente country, rockabilly o los que esperan algo cercano a música de cámara (true story) y al final, ni ellos ni nosotros sabríamos muy bien cómo etiquetarnos. Simplemente caemos un poco en el tópico de hacer lo que nos gusta y divierte, intentando con ello hacer disfrutar también a quienes nos ven tocar.

Imagino que el peso de los clásicos del western y del blues habrá sido uno de los puntos de partida de este proyecto. ¿Os gusta mucho revisar los clásicos de estos géneros?

Sí, sin duda son grandes influencias aunque quizás el swing y el calypso en sus vertientes más oscuritas y el western swing hayan tenido mucho más peso. Si con revisar te refieres a hacer versiones, hasta el momento nunca hemos profundizado mucho por ahí aunque alguna haremos pronto y casualidad ninguna del mundo del blues o el western.

Me gusta mucho el apartado cercano al calypso que aparece de forma más clara en canciones como ‘Proud of My Sins’. ¿El contacto con la tradición musical latinoamericana es otro elemento que consideras imprescindible dentro del disco?

Muchas gracias. Sí, sin duda. El son cubano de los años 20 y 30, el calypso pre 50s y bueno, muchos otros géneros de música latina son muy muy importantes para nosotros. Como bien dices, se ve mejor reflejado en “Proud of my sins» y quizás algo también en “Alone” y, aunque a primera escucha del disco en general no parezca una influencia predominante, lo es. También creo que se va vislumbrando aún más en las nuevas canciones que estamos cocinando.

Las canciones del disco parece que guardan cierta relación unas con otras, adoptando en su conjunto una forma similar a la de una aventura cinematográfica. ¿En algún momento planteasteis el trabajo de esta forma?

Vaya, me alegra mucho que así lo veas porque efectivamente, es una de las intenciones desde el principio del proyecto. Lo decimos poco porque son cosas que se irán viendo mejor a medida que vayamos publicando más cosas y todavía no se entiende muy bien, pero estas canciones son como si fueran las canciones populares de un lugar concreto de una historia ficticia en la que basamos todos los temas. A veces las canciones tratan directamente de esta historia, a veces son temas del día a día de la gente de allí. O sea, lo que os comentaba, son como sus canciones populares.

También tengo la sensación que las historias que envuelven las canciones están más bien localizadas en un tiempo y lugar precisos, muy relacionadas con todo lo western. ¿El inventario propio de este tipo de cine y literatura se ha colado de una forma muy clara en los temas?

Pues vuelves a dar en el clavo y de verdad, me alegra mucho que lo notes porque todavía esa sensación se la damos de una forma muy velada al proyecto para que las canciones cobren su peso también de forma independiente. Como comentaba un poco más arriba, los temas son como una especie de canciones populares de un lugar de una historia de ficción en la que se basa todo el proyecto pero, sobre todo en una etapa más inicial, no queríamos que diera la impresión de algo conceptual que únicamente tiene valor en su conjunto, sino darle a cada canción, cada disco, cada “parte” también su valor y su peso individuales dentro de esa unión y coherencia.

El disco parece que alcanza sus máximos de identidad en como ‘Alone’. ¿Para ti esta canción tiene un papel muy destacado en el trabajo?

No diría destacado aunque quizás sí necesario. Sí que es verdad que, la temática (en apariencia una mezcla entre sencilla y críptica) es algo que me toca muy directamente y no precisamente en algo agradable. Cosa que supongo, hizo que al final quedase un poso algo más dramático/desgarrado que en el resto de las canciones del disco.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *