Conociendo a

Vaiapraia e as Rainhas do Baile

Por -

Siempre hay proyectos musicales de esos en los que se nota el afán por divertirse por parte de sus componentes pero sin tomarse en ningún momento a broma las canciones que facturan. De hecho, esto siempre debería ser así, más en un género casi siempre tan desenfrenado como es el garage. Precisamente esta es la sensación que nos desprenden Vaiapraia e as Rainhas do Baile, la formación de Setúbal integrada por Rodrigo Vaiapraia, Frankie Wolf y Helena Fagundes, confirmando de este modo un trío de lo más DIY, explosivo y cargado de un histrionismo que en directo se acrecienta aún más. Destacando en todo momento por dar rienda suelta a un espíritu punk muy bien manifestado en cada acelerón de guitarra o mismamente en las desinhibidas consignas que Rodrigo encierra en sus temas como pueden ser las lanzadas hacia lo volátil y superfluo del amor en la era de las aplicaciones de ligoteo. A través de encontrar la ironía en las relaciones tóxicas y guiadas por las apariencias, el grupo demuestra su ingenio, logrando lo que en un primer momento nos parece una historia en tono jocoso una buena reflexión sobre los comportamientos humanos.

Asociados a Maternidade, la comunidad lisboeta de artistas donde figuran gente como Luís Severo o Filipe Sambado, Vaiapraia y sus reinas son una de esas bandas que llaman la atención desde el primer momento en base a lo bien que combinan el apartado melódico con el aparente caos al que acaban sometiendo sus canciones. De este caos es de donde al final acaba surgiendo la euforia y esa pérdida de vergüenza a la hora de cantar sobre sentimientos de lo más pasionales. Buena muestra de ello es el atrevimiento de ‘Amor Duro’ y su correspondiente videoclip, dejando de lado la hipocresía en cuanto a lo exclusivo y especial que finge ser la gente. De hecho este parece ser uno de los grandes propósitos que subyacen en la lírica del grupo, ya que su LP debut 1755 también se mueve en la banalidad encerrada en los humanos, describiendo esos anhelos que todos perseguimos que se resumen básicamente a vivir del cuento. Así es como el conjunto portugués se adentra en los bajos fondos de la sociedad y lanza con dardo a todos aquellos que pretenden dar lecciones.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *