Conociendo a

Sundown Wolves

Por -

Sundown Wolves los conocí una noche por Malasaña después de un concierto. Puede sonar al principio de una serie sobre jóvenes y desgracias varias en un mundo ampliamente mayor al que se puede combatir con el sentimiento de inconformismo. No obstante, si existiera esta serie, os aseguro que este grupo pondría la banda sonora de los mejores momentos. Ahora, muchos y muchas pensaréis que esto lo digo por quedar bien con este grupo de cuatro chicos de Aranjuez que comenzaron su andadura hace seis año en un “sótano” de la ciudad madrileña. Sin embargo, os aseguro que no tenía ni idea de lo que hacían cuando los conocí.

Sudown Wolves me cogió por sorpresa pero no me defraudaron. La voz de Guille, cofundador de la banda junto a Pablo Martínez (guitarra),  es un desgarro de energía en cada letra de las canciones que componen su primer EP, Neon Ocean, grabado con Antonio Trapote (Ambre) en Folie Records en 2016 y con el que dieron el salto a varias salas de Madrid. Una especie de llamada de atención a la generación que nos compone; con sus momentos gloriosos, sus momentos de mierda y sus momentos de nostalgia. Y es que, Neon Ocean, en palabras de la propia banda, está lleno de “sonidos cargados de reverb, de energía de mil colores, de luz, de amor, de vida y fugacidad del momento”.

Una de las canciones que destacaría es la que lo inaugura el EP: ‘R-E-S-P-O-N-S-I-B-L-E’. Tema sobre la inconformidad de la edad o de las situaciones que van sucediendo cuando vas entrando en la etapa de madurez (o a la que te intentan relacionar): “They make me feel old / You remind me I’m Young” o el estribillo con ese “Oh when you are 22 / Everything’s your fault / I gotta be / responsible”.

Si bien, escuchar a Sundown Wolves es encontrarse con la influencia de los textos de la generación beat y los sonidos del movimiento hippie. Es por eso que esa influencia del aura que tuvo el Woodstock y su sonido de aquel agosto de 1969 se vea reflejado en todas las canciones, pero sin resultar un sonido monótono. En New Ocean se encuentran las influencias de las bandas con las que el grupo comenzó realizando versiones: Arctic Monkeys, The View o  The Kooks (‘Slip Away’ me recuerda a los primeros discos de esta última banda), hasta llegar a otros grupos como Mac DeMarco (‘Pills’ tendría un toque del canadiense), Fidlar o The Gowlers.

Eso sí, sin olvidar la personalidad que los madrileños ponen en cada una de las canciones con sus punteos, las psicodelias y los silencios realizados justo en el tiempo preciso para que te suelten la frase “lapidaria” del tema.

Hace unas semanas, sacaron un nuevo single al que han titulado ‘Golden State of Mind’ grabado por David Baldo en los Estudios Manuela y  con el que se notan sonidos nuevos como la incorporación de coros y nuevas líneas de voz. Un trabajo realizado con la incorporación de Pablo Carretero (batería) y Javier Martínez (bajo), y que han elaborado (me consta) con mucho mimo: cuidando meticulosamente el sonido de la guitarras y con un trabajo previo a la grabación de las demos.

‘Golden State of mine’ sigue la línea argumental de la persistencia por conseguir aquello que a cada persona le hace feliz, la lucha por cambiar el mundo y transmitir amor: “It is the Love that’s guiding us”, como dicen en su último single. Tres cosas por las que se mueven estos cuatro chicos y que defienden en cada una de sus canciones. “Now is the time to shine/ So there’s no place where we do wanna hide / Sundown wolves howling again”. Un single que solo ha encendido la mecha de lo que Sundown Wolves va a poder enseñarnos próximamente.

“El sentimiento de Golden State of Mind se relaciona con la luz de cada uno. Se trata de encontrar la paz, la armonía e intentar cambiar el mundo con tus propias armas y con mucho amor. En el video tratamos de ilustrar la letra de la canción con las imágenes, y además crear metáforas con las que potenciar el mensaje. De esta manera, pedimos a la gente que se uniese con nosotros para aullar y gritar y liberarse de muchas de las ataduras que consideramos tiene el sistema actual en el que vivimos, ataduras que no nos dejan vivir una vida plena en libertad.”

Reseña realizada por Ruth Labbé.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *