Conociendo a

Maston

Por -

Hace unos días a través de un tweet de Guillermo Farré (alias Wild Honey) descubrí a este interesante grupo con base en Los Ángeles, California. La banda formada por Frank Maston, Tabor Allen, Ryan Beal, Miles Wintner y Miles Marsico cita numerosas y variadas influencias a la hora de componer su música. Entre ellas, nos encontramos a genios del cine como Ennio Morricone, clásicos como David Lynch y su mítica serie Twin Peaks, grupos contemporáneos como Animal Collective o artistas de culto como Van Dyke Parks. Ahora os preguntaréis, ¿y cómo suenan? Lo cierto es que la música de Maston encajaría perfectamente en los filmes surrealistas franceses de principios del siglo XX como Jean Cocteau o Fernand Léger.

Escuchando Voyages, su primer EP que data del año pasado, nos encontramos un ambiente telúrico muy bien sostenido por teclados propios del pop barroco de los años 60, algo similar a lo que en la actualidad está desarrollando nuestro querido Jacco Gardner. Pero Maston van aún más allá de la recreación de ambientes, ya que con temas como ‘Young Hearts’ se adentran en el pop psicodélico made in California. Resulta asombroso comprobar lo bien que alternan el sonido de las trompetas con las melodías agudas y profundas de los teclados. Es curioso como en la costa californiana la psicodelia de grupos como los propios Maston o Foxygen explora a fondo la música pop en todas sus facetas.

La otra gran grabación que nos encontramos de Maston lleva por título Shadows y consiste en una ampliación de su anterior EP. Editado por el sello Trouble in Mind que da cobijo a otros interesantes grupos como Mikal Cronin, Ty Segall, Fuzz o curiosamente Jacco Gardner, Maston componen nuevas canciones dotadas quizás de una mayor estructura y calidad en el sonido. Así aparecen preciosos temas como ‘Looks’, una canción de esas que te imaginas sonando en un viejo tocadiscos en casa de tu abuela. Un toque melancólico que te hace añorar algo que no sabes lo que es.  En cambio otras composiciones como ‘Flutter’, compondrían la escena perfecta de un corto de Richard Balducci. Un trabajo sorprendente, repleto de buen gusto y muchos guiños al cine en el que se aprecia el enorme abanico de posibilidades de la música de Maston. Altamente recomendado.

 

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *