Conociendo a

Marlaena Moore

Por -

Marlaena Moore es una artista de Edmonton que comenzó su andadura en 2012 dejándonos con unas canciones que poco a poco han ido evolucionando desde la canción americana más preciosista hasta una concepción más cercana al pop barroco dotado de gran entrega.  A lo largo de todo este camino, en el que cuenta con tres LPs publicados hasta la fecha, ha sabido secuenciar muy bien todas las etapas relacionadas con dotar a sus canciones de una mayor ornamentación, logrando que cada uno de sus discos emerjan como auténticas joyas con las que explicar toda la confusión la rodea.

El peso del folk más dinámico y evolutivo siempre ha estado bastante presente en sus composiciones, encontrando en su amplio rango vocal otra gran arma a la hora de canalizar aquellos momentos de ruptura emocional con los que el oyente a bien seguro es capaz de conectar a la primera.

Publicando en 2014 su LP debut Begginer, comenzó a mostrarnos todos los entresijos de unos temas que partían de situaciones identificables y que acababan en el epicentro de una tormenta de anhelos de todo tipo. Haciendo alusión al título del trabajo, nos mostraba todos aquellos principios de relaciones de todo tipo, pero al mismo tiempo intentando comprender mejor su papel dentro de las grandes cuestiones que entraña el mundo.

Encontrando en su banda el perfecto apoyo para que en todo momento estos temas no cayesen en un apartado excesivamente lánguido, la fuerza exhibida en canciones como ‘The Waiting Song’ impresiona a la primera, sentando las bases de lo que posteriormente será una de las señas de identidad de sus temas. Toda una demostración de cómo ir a por todas y dejar a un lado la timidez en sus composiciones.

Tuvieron que pasar un par de años hasta que nos encontramos con su segundo LP Gaze. Por el camino la artista presentó su debut abriendo par artistas como Angel Olsen o Chad VanGaalen, logrando de este modo pequeños hitos personales. Esta segunda referencia sorprendió en un principio porque su cara más acústica había sido relegada a un segundo plano en beneficio en una capa más cercana a un rock melódico donde en cualquier momento era capaz de mostrar los dientes.

Esta evolución lejos de sonar forzosa, nos dejaba con algunas de las mejores canciones de su carrera como es el caso de una ‘Magic Knife’ donde es capaz de desatar todo tipo de tormentos desde el sigilo más absoluto.  Así es como logró una visión de su música más completa, donde la vulnerabilidad exhibida en su primer trabajo quedaba más de lado pero sacaba a relucir una cara más relacionada con encontrar la fortaleza personal, algo que sobre todo se exhibe en el plano lírico.

Llegando al final de la línea temporal que nos acerca hasta el presente, hace escasos días vio la luz su nuevo trabajo Pay Attention, Be Amazed! su referencia más equilibrada en la que refleja cómo esta nueva etapa está dotada en un mayor preciosismo en todos sus arreglos. Dejándose llevar por una instrumentación sobria, pero capaz de sacarle el máximo partido posible a través de un control envidiable de la intensidad que transmite, la canadiense refuerza sus temas a través de momentos más arrebatadores que nunca como es el caso de la inicial ‘I Miss You’.

Logrando que la repetición de ciertas estrofas la lleve más lejos que nunca, la sensación que desprenden estos temas es la de encararlos desde una mayor confianza por alcanzar un estruendo bajo control, recuperando al mismo tiempo un formato de canción más despojado como es el caso de ‘Love As Is’. La confirmación total de que Marlaena Moore ha dado el salto definitivo y es cuestión de tiempo que su repercusión sea la que se merece.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *