Conociendo a

LaBaq

Por -

LaBaq es una artista brasileña que desde los inicios de su carrera musical nunca se ha conformado con alcanzar un sonido concreto ni definido, sino intentar siempre ir más allá a la hora de configurar su espectro estilístico. Creciendo en Sao Paulo, su universo musical resulta de lo más fascinante, dejándose llevar tanto por los clásicos brasileños como Chico Buarque pero también por la corriente de avant pop propia de artistas como Jenny Hval o Yves Tumor, evidenciando un recorrido de lo más versátil e integrador. No en vano su primer trabajo • V O A • contenía la precisa combinación de los ritmos tropicalistas más rebajados, intuyéndose como el salto hacia un apartado más sintético estaba cerca. Jugando con las texturas de los temas a través de precisos y persistentes punteos como los reflejados en ‘Bocas’, LaBaq consiguió explorar los límites de la canción tradicional de autor de su país, siendo conscientes de que en el trasfondo de los temas tenían lugar multitud de particularidades. Desde las suaves capas atmosféricas que aparecían y desaparecían sin prácticamente darnos cuenta, hasta el influjo de percusiones de lo más difuminadas, muy propias del synth pop más etéreo.

Sin embargo todo ha cambiado con la publicación de Lux, su nueva referencia editada este mismo año a través de Raso Estudio en nuestro país. En esta ocasión podemos percibir un mayor halo de oscuridad en todos los elementos de sus composiciones, evidenciando los terribles tiempos políticos que corren en su país de la mano de Bolsonaro. En esta nueva referencia las voces parecen lanzarse a la mitad de la noche, donde el eco ni siquiera tiene lugar, aumentando de esta forma el efecto místico de sus composiciones. También llama la atención el énfasis mostrado en que los temas no se muevan de una forma continua, sino más bien a través de un apartado de mayores interrupciones muy relacionado con una forma de crear electrónica partiendo de sonidos más orgánicos. Tan solo nos basta con escuchar temas como ‘Fucking Frágil’ para ser conscientes de ello y entender esta interesante etapa en la que se adentra la artista. Del mismo modo, los destellos propios del R&B más candente hacen acto de presencia en ‘Vento’, sacando a la luz nuevas influencias que hasta el momento habían pasado desapercibidas en sus composiciones. En definitiva, el punto medio entre naturalidad y densidad para confeccionar un trabajo de esos que cautiva a la primera.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *