Conociendo a

Jockstrap

Por -

Jockstrap son un dúo londinense formado por Georgia Ellery y Taylor Skye, dos jóvenes que apenas superan la veintena pero que ya han logrado centrar los focos en ellos en base a una propuesta de lo más curiosa. Conociéndose en la Guildhall School of Music and Drama de Londres, Ellery y Taylor encajaron rápidamente a las mil maravillas para dar vida a un proyecto pop que se difumina hacia direcciones bien diferentes. Sin ir más lejos en su EP debut, Love is the Key to the City, contaron con la propia orquesta de la ya mencionada escuela donde se conocieron, teniendo a su disposición hasta 21 músicos. El resultado no puede ser de lo más fascinante, ya que logran coordinar de buena forma un gran número de sonidos con los que aportar aires barrocos a unas canciones pop donde los destellos apuntan a direcciones sintéticas bien diferentes. Así es como a lo largo de estos temas aparecen guiños al PC Music, del mismo modo que un extraordinario juego de bases rítmicas ejecutadas con buen gusto y que marcan unos tempos cercanos hacia el R&B más expansivo. De este modo, la combinación entre sonidos barrocos y la necesidad de mover sus canciones a través del dinamismo constante, provoca que estemos ante una de las bandas que más moldes han logrado romper últimamente en el panorama británico.

Seguramente para entender de lleno la propuesta de Jockstrap, la canción que mejor ilustra todos los giros que podemos esperar en su EP es ‘Joy’. Escogida como uno de los primeros singles, en ella podemos encontrar lo más parecido a una elegante apertura que se acerca a esos momentos de lirismo y expresión exacerbada de Julia Holter, desembocando de forma brusca en unas bases rítmicas edulcoradas donde exprimen al máximo las voces moduladas a como bien hacen en el J pop. Así es como en apenas 3 minutos parecen transformarse en una banda bien diferente. Sin perder la perspectiva del conjunto de temas, más detalles interesantes llegan a la hora de entrelazar la parte más oscura de su música, aquella donde los detalles parecen rozar la superficie de la música industrial. Encontrando siempre como combinar los arreglos de cuerda junto con esos momentos donde la tensión se disuelve a la perfección en los ambientes R&B, son capaces de replegarse al máximo en temas como ‘Charlotte’, sin renunciar en su recta final a enrevesar su propuesta ofreciéndonos pequeña pinceladas electrónicas. Por todo ello, aunque las ideas de Jockstrap parezcan de lo más alocadas, al final las piezas del puzzle acaban encajando.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *